Europa propone, los griegos se oponen

Miles de ciudadanos salieron a las calles a protestar en contra de más medidas de austeridad; los países la eurozona no logran ponerse de acuerdo sobre el segundo rescate al país;
Grecia  (Foto: AP)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los griegos salieron a las calles este miércoles a protestar contra una nueva ola de medidas de austeridad después de que los ministros de Finanzas de la zona euro no lograran ponerse de acuerdo sobre la manera en que los privados contribuirán al segundo rescate del país. Mientras los trabajadores helenos se plegaban a un paro nacional, miles de manifestantes -algunos gritando "¡Ladrones, traidores! ¿Dónde se fue el dinero?"- se acercaban al Parlamento para tratar de evitar que los legisladores aprueben más alzas de impuestos, recortes de gastos y privatizaciones.

Alrededor de 1,500 policías cercaron el centro de Atenas e instalaron barreras de metal de dos metros para proteger a los parlamentarios, apoyados por carros lanzaagua.

El primer ministro socialista, George Papandreou, debe llevar adelante un programa quinquenal de reducción de déficit y privatizaciones para seguir recibiendo ayuda de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

De este modo, evitaría la cesación de pagos luego de que Grecia quedara corto con su primer plan de rescate de 110,000 millones de euros (158,100 millones de dólares).

En Bruselas, los ministros de Finanzas de la zona euro debatieron hasta altas horas de la noche sobre la manera en que los tenedores privados de bonos compartirán el costo de un segundo rescate en dos años, sin generar una conmoción mayor en los mercados financieros.

Las autoridades apuntan a firmar un acuerdo en una cumbre de la Unión Europea el 23 y 24 de junio, y se reunirán de nuevo el domingo en la tarde en Luxemburgo.

Sin embargo, el aparente estancamiento del martes y el que no haya habido una conferencia de prensa, provocó que el costo de asegurar la deuda griega contra la moratoria o CDS se disparara a máximos históricos.

En medio de los riesgos de contagio de la crisis griega, las acciones en los principales bancos franceses se hundieron luego de que la agencia Moody's dijera que podría degradarlos debido a su exposición a la endeudada economía helena.

Las acciones bancarias griegas se desplomaban 7% por la incertidumbre política.

El Gobierno francés intentó desviar la presión del mercado al resaltar que los bancos alemanes estaban más expuestos.

"Los bancos franceses están expuestos a Grecia (...) (pero) menos expuestos que el sector bancario alemán, por ejemplo", dijo el secretario de Estado para Asuntos Europeos, Laurent Wauquiez.

Opciones de riesgo

Sin embargo, las cifras del Banco de Pagos Internacionales demostraron que Francia tiene la exposición neta general más alta a Grecia con 65,000 millones de dólares, comparada con los 40,000 millones de Alemania y 41,000 millones de Estados Unidos.

Un documento de trabajo filtrado de la Comisión Europea sobre las opciones para la participación del sector privado, publicado por el Financial Times, mostró la dificultad que enfrentan los ministros de la zona euro para evitar un estrago en el mercado.

Una reprogramación voluntaria de los bonos por vencer, apoyada por Francia y el Banco Central Europeo, tiene el riesgo de causar una rebaja de calificación a Grecia y generar un contagio más amplio, pero sería imposible cuantificar la contribución del sector privado con antelación.

Eso implica que los prestamistas oficiales tendrían que ofrecer más de los 120,000 millones de euros requeridos de financiamiento, de los cuales 30,000 millones se espera que vengan por las privatizaciones.

Sin embargo, las agencias calificadoras han advertido que podrían definir incluso un canje de deuda claramente voluntario como un "default selectivo", dado lo difícil de creer que un inversor racional siga expuesto a Grecia sin coacción.

Un canje de bonos que otorgue siete años más de plazo, apoyado por Alemania y Holanda, recaudaría la mayoría del dinero pero acarrearía un riesgo más alto de contagio ya que los inversionistas en otros bonos soberanos tomarían acciones preventivas para evitar medidas similares en otro lado, dijo el diario.

Una opción media de un refinanciamiento voluntario con algunos incentivos positivos limitados podría generar una participación más amplia y haría posible estimar la contribución del sector privado con antelación, pero elevaría el riesgo de una rebaja de calificación de Grecia y de contagio.

El panorama para Europa aún es difícil

El Banco Central Europeo advirtió este miércoles que el panorama del sistema financiero del Viejo Continente sigue siendo "extremadamente difícil" debido a la crisis de la deuda griega y de otros países.

El BCE insistió que la mayor preocupación es la relación entre los gobiernos en apuros y la estabilidad de los bancos.

La entidad advirtió que una reestructuración de las finanzas griegas tendría "implicaciones muy peligrosas" para los bancos helenos, pese a que se encuentran en una posición relativamente mejor que hace seis meses.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El banco central insistió que autorizar una reducción de la deuda soberana griega y sus intereses - llamada reestructuración soberana - podría eliminar las reservas de los bancos griegos invertidas en bonos gubernamentales.

 

Ahora ve
Científicos hallan en Portugal un raro tiburón calificado como ‘fósil viviente’
No te pierdas
×