Edomex: beneficios que no llegan a todos

Recibe el mayor presupuesto en México, pero es de los estados menos competitivos, según el IMCO; no hay una evaluación oportuna de los programas a los que se asignan recursos, dicen especialistas.
carreteras  (Foto: CNN)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Por ser el más poblado y el segundo que mayor aporta a la economía nacional, el Estado de México ejerce el mayor gasto de todas las entidades del país. Para 2011, el presupuesto es de poco más de 148,343 millones de pesos, 1.8 veces mayor a los recursos destinados a la Secretaría de Desarrollo Social.

La cantidad equivale a que diariamente la entidad esté en posibilidades de gastar poco más de 400 millones de pesos para cumplir con los compromisos contraídos en seguridad, infraestructura y bienestar social, entre otros. Sin embargo, "el que sea la entidad con mayor presupuesto no necesariamente se traduce en una mayor competitividad, ni llega a permear a toda la población", asegura José Luis de la Cruz.

El director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tec de Monterrey, Campus Estado de México, puntualiza que el impacto que un gasto de esa magnitud tiene en el desarrollo económico y social es limitado.

En este estado de contrastes, el próximo 3 de julio se llevará a cabo uno de los procesos electorales más importantes de 2011, que será un termómetro de las votaciones por la presidencia de México en 2012.

Quienes buscarán la gubernatura -Alejandro Encinas, por el PRD; Eruviel  Ávila, por el PRI, y Felipe Bravo Mena, por el PAN- tienen el reto de transparentar la ejecución de los recursos y mejorar el nivel de vida de la población, dice Raymundo Antonio Pineda, director de la Carrera en Ciencia Política del Tec de Monterrey Campus Estado de México.

Si bien la entidad no es de las más pobres, 36.3% de su población es vulnerable por carencias sociales; 43.7% se encuentra en situación de pobreza multidimensional; además, el ingreso de un 47.7% de los mexiquenses es inferior a la línea de bienestar, de acuerdo con estimaciones del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

"No existe una evaluación oportuna de los programas a los que son asignados estos recursos y es por ello que vemos que ese enorme presupuesto no tiene una trascendencia muy grande para eliminar las diferencias que existen en la entidad y cerrar las brechas entre los municipios pobres y los ricos", resalta el catedrático del Tec.

De acuerdo con el índice de Competitividad Estatal 2010 que elabora  del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) el Estado de México se ubica en la posición 28, dentro de los cinco menos competitivos, solo por arriba de Tabasco, Chiapas, Guerrero y Oaxaca.

La inversión en el Estado de México por persona económicamente activa (PEA) creció 17.3% de 2006 a 2008. A pesar de que el aumento fue mayor que el presentado en promedio por las 32 entidades (16.6%), existe una brecha de 1,655 dólares entre el trabajador mexiquense y el trabajador mexicano promedio. La entidad es la sexta con menor inversión por trabajador, con 3,344 dólares/PEA, indican las cifras del IMCO.

Asimismo, el estado es el segundo con mayor índice de corrupción, la segunda entidad con mayor deuda directa y mayor riesgo de la deuda, destaca el IMCO.

De hecho, Raymundo Antonio Pineda, destaca que uno de los retos y desafíos que presenta es el manejo de su deuda, que llega a casi 4% con relación al PIB estatal.

En el primer trimestre de 2011,el estado de México se ubicó dentro de las 10 entidades con mayor tasa de desempleo, con 6.2% de la PEA, de acuerdo con información del Instsituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI)

"Si bien la inversión extranjera directa en esta entidad es importante con relación a la que obtuvo en 2004, 14.2% del total, hoy ha disminuido y es de 5.2% aproximadamente. Los desafíos que presenta el próximo Gobierno en la entidad son importantes y muy variados".

El IMCO lo ubica en su medición como el tercer estado con menor mercado hipotecario. También es la tercera entidad con menor disponibilidad de capital, mayor costo en sus inmuebles y el tercer estado con menos líneas telefónicas fijas y penetración de telefonía móvil.

De la Cruz agrega que la situación del Estado de México no es muy diferente a la que se vive a nivel federal. Su enorme presupuesto no necesariamente acaba por resolver los desequilibrios económicos que vive la entidad.

"La apuesta del sexenio de Enrique Peña Nieto ha sido desarrollar la infraestructura, sobre todo carretera, y no está mal, sino que es insuficiente para cubrir los rezagos que tiene la entidad. Para el siguiente sexenio tendrían que tomarse otras opciones que permitan aumentar tanto la competitividad y productividad de la entidad como para reducir las elevadas brechas sociales que existen en el estado".

En el Presupuesto de Egresos 2011, aprobado por la Cámara de Diputados el 15 de noviembre de 2010, la entidad fue la que mayores recursos recibió para ampliaciones en infraestructura carretera, ferroviaria y otros, con más de 2,500 millones de pesos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Se optó por esta línea de inversión pública (carreteras) para tratar de impulsar al estado, lo cual tendría un impacto positivo, agrega De la Cruz. No obstante, "cuando ya se tiene una economía relativamente madura en algunos sectores, que durante muchos años han estado funcionando, operando y han crecido, se llega a tener límites que no son superados con este tipo de infraestructura".

Es decir, mucha de la parte carretera que es utilizada por las industrias que están basadas en el Estado de México ya estaba funcionando. Los nuevos desarrollos, si bien permiten tener algunas mejoras, no necesariamente implican un gran aumento en su productividad.

Ahora ve
Catrinas se apoderan del centro de la Ciudad de México
No te pierdas
×