Deuda de EU cancela descanso del Senado

Los legisladores suspendieron sus vacaciones de la próxima semana y se reunirán desde el martes; el poco tiempo que queda para impedir que el Gobierno caiga en moratoria de pagos obligó la medida.
capitolio  (Foto: Photos to go)
WASHINGTON (AP) -

El Senado abandonó sus planes de descansar la próxima semana al acortarse el tiempo para que los legisladores alcancen una solución negociada con el fin de impedir que el Gobierno entre en moratoria de pagos. En un desafío al presidente Barack Obama, el republicano de mayor rango en la cámara alta lo invitó a concurrir al Capitolio para analizar el estancamiento con los legisladores del partido opositor.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, anunció el jueves el cambio de programa, un día después que Obama instó a los legisladores a actuar rápido para extender la capacidad del Gobierno de tomar dinero prestado. El Senado había previsto tomarse una semana de descanso, pero en cambio se reunirá a partir del martes.

"Lo haremos porque tenemos trabajo que hacer", afirmó Reid.

La Cámara de Representantes ya había programado trabajar la semana próxima.

Minutos después el líder de la minoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell, invitó a Obama a reunirse con los senadores de ese partido "en cualquier momento esta tarde" en el Capitolio.

Desestimó las demandas del mandatario de incluir aumentos de impuestos como parte de un paquete para reducir costos, reiterando lo que los líderes republicanos han insistido, que el Congreso carece de los votos para aprobar una medida que contenga aumentos fiscales.

Al reunirse Obama con los republicanos, "de ese modo podrá oír directamente de los senadores republicanos por qué lo que él propone no será aprobado", dijo, "para que finalmente podamos empezar a hablar sobre lo que es posible".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En una conferencia de prensa el miércoles, Obama insistió en que el tiempo se agota y exhortó a los legisladores a concretar un acuerdo para reducir los déficit y elevar el tope de la deuda nacional antes del 2 de agosto, con el fin de evitar una paralización del Gobierno.

Pero ni Obama ni el Congreso dividido facilitan una solución. La Casa Blanca ha identificado al menos 1.3 billónes de dólares en cortes de gastos a lo largo de diez años y propone hasta 400,000 millones de dólares en nuevos impuestos. Los republicanos quieren más reducciones de gastos y ningún aumento fiscal.

Ahora ve
Sierra Leona vende ‘el diamante de la paz’ en 6.5 millones de dólares
No te pierdas
×