Europa apunta a nueva alza de tasas

El BCE sugirió que subirá las tasas de interés cuando la inflación se ubique por encima de la meta; los precios al consumidor en la eurozona se sostuvieron en 2.7% durante junio.
euro  (Foto: Photos to Go)
BRUSELAS (CNN) -

El Banco Central Europeo volvió a sugerir que subirá las tasas de interés la próxima semana, en momentos en que la inflación marcha por encima de la meta de la institución, según confirmaron datos oficiales divulgados el jueves. La oficina de estadísticas de la Unión Europea dijo que los precios al consumidor en los 17 países que utilizan el euro aumentaron 2.7% en junio frente al mismo mes del año anterior, la misma tasa que en mayo. Los economistas sondeados por Reuters esperaban una cifra del 2.8%

El BCE busca mantener la inflación por debajo pero cerca del 2% y en abril elevó su tasa de interés en 25 puntos básicos hasta el 1.25% para reducir el crecimiento de los precios.

"Es de suma importancia que la actual alza en la inflación no dé lugar a un aumento generalizado de las presiones inflacionarias", indicó el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, a la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo poco antes de que las cifras de inflación fueran divulgadas.

"La actual política monetaria es expansiva y (...) como dije, estamos en un estado de fuerte vigilancia", declaró.

La frase "fuerte vigilancia" suele ser utilizada para indicar un alza de tasa en la próxima reunión del banco, como ocurrió antes de la medida de abril. El BCE se reunirá para fijar las tasa de interés el próximo jueves.

En respuesta, el euro tocó un nuevo máximo de tres semanas contra el dólar. También se mantuvo apoyado debido a que Grecia se acercó a asegurar la ayuda internacional tras votar a favor de medidas de austeridad.

"Hay indicios de que las presiones de precios en la zona euro comienzan a ceder, aunque gran parte de ello dependerá de la evolución del precio del petróleo", señaló Howard Archer, economista de IHS Global Insight.

"El desacelerado crecimiento de la zona euro tras el alza del primer trimestre y el aún relativamente alto desempleo podrían frenar las presiones inflacionarias subyacentes", agregó.

El analista también hizo notar que los sondeos de confianza empresarial y del consumidor de la zona euro para junio arrojaron que las expectativas inflacionarias de los consumidores bajaron por segundo mes consecutivo.

Otros datos europeos del jueves entregaron una imagen confusa.

El crecimiento de la liquidez en la zona euro se aceleró en mayo, mientras que la expansión de los préstamos al sector privado en la zona euro aumentó.

El desempleo en Alemania, la mayor economía de Europa, cayó menos de lo esperado y las ventas minoristas bajaron a su mayor ritmo en cuatro años durante mayo, aunque economistas señalaron que un brote de E.coli que llevó a una caída de las ventas de alimentos era el factor principal.

Que Trichet utilizara la frase "fuerte vigilancia" para indicar una alza de tasas acalló las especulaciones del mercado de que el banco podría demorar otro aumento en los costos de los préstamos a causa de la crisis de deuda en Grecia y la amenaza de contagio hacia otros miembros de la alianza.

No obstante, economistas indicaron que los problemas de Grecia y su posible impacto en la zona euro todavía podían retrasar la próxima subida de la tasa de interés.

"La desaceleración del crecimiento en la zona euro, las evidencias de que las presiones inflacionarias subyacentes siguen moderadas y las graves preocupaciones por la situación griega sugieren que el BCE podría abstenerse de actuar por algún tiempo tras el alza de tasa de interés indicada para julio", determinó Archer.

Ahora ve
Relámpago cayó en la punta del One World Trade Center de Nueva York
No te pierdas
×