Moody’s sacó ‘sonrisas’ republicanas

Los republicanos obsequiaron, indirectamente, una atemorizante advertencia al Gobierno de EU; el líder del partido en el Senado dijo que con Obama de presidente será imposible algún progreso.
republicanos  (Foto: Photos to go)
Colin Barr

La agencia Moody's someterá a revisión la calificación crediticia triple A de Estados Unidos, debido a un "pequeño pero creciente riesgo de un impago breve." La decisión de Moody's se da luego de que fracasaran las negociaciones entre la Casa Blanca y los republicanos del Congreso para elevar el techo de la deuda estadounidense. Mitch McConnell, líder republicano del Senado, dijo que mientras Barack Obama estuviera en la presidencia cualquier progreso sería imposible. Otra republicana, Michele Bachmann, indicó que lo que el país verdaderamente necesita no es aumentar su límite de deuda, sino un presidente con una "columna vertebral de titanio," lo que sea que eso signifique.

Al parecer, los republicanos están divorciados de la realidad. Esa ausencia de diálogo sugiere que los que esperamos un avance en el abultado presupuesto del país y en la raquítica recaudación fiscal pecamos de optimismo.

Moody's, por su parte, no ve un panorama alentador. La agencia dijo que la revisión a la baja de la calificación fue motivada por "la posibilidad de que el límite de deuda no sea elevado a tiempo para evitar el incumplimiento de pago de intereses o capital sobre bonos y notas en circulación." Moody's también dijo que la probabilidad de un incumplimiento en el pago de intereses es "bajo, pero ya no mínimo."

El Departamento del Tesoro advirtió que al Gobierno se le agotará el dinero el 2 de agosto si no se eleva el techo de endeudamiento, establecido legalmente en 14.29 billones de dólares. Ello podría ocasionar que EU incumpliera sus obligaciones, una situación que toda persona razonable considera desastrosa, pues agrava el riesgo de que los fondos huyan del dólar y se encarezcan de forma permanente los costos de endeudamiento para el país.

Pero los miembros del ‘Tea Party,' que no suelen ser personas razonables, son actualmente una fuerza de peso en el debate que se realiza en Washington, y hay muchas razones para creer que muchos de ellos querrán ver cómo revienta el Gobierno, pues será un espectáculo memorable.

"La revisión de Moody's es un recordatorio oportuno de lo urgente que es que el Congreso reaccione con prontitud para evitar que el país incumpla con sus obligaciones y se acuerde un paquete para reducir el déficit," señaló el Tesoro. Por desgracia, creemos que esa advertencia caerá en oídos sordos.

Ahora ve
Toto Riina, un sanguinario padrino de la Cosa Nostra, muere a los 87 años
No te pierdas
×