Obama presiona por acuerdo económico

El presidente de EU apela a la ciudadanía para influir en una amplia reducción del déficit; insiste en su programa sabatino en que los estadounidenses más ricos deben ‘pagar su parte justa’.
Obama de pie  (Foto: CNN)
WASHINGTON (AP) -

El Congreso trabaja en dos vías y contra reloj para elevar el tope de deuda del país, al tiempo que el presidente Barack Obama apela a la ciudadanía con la esperanza de influir en un acuerdo de reducción del déficit. "Tenemos que pedirle a todos que desempeñen su parte, porque todos somos parte del mismo país", dijo Obama este sábado al presionar por un paquete de recortes al gasto y aumentos a impuestos, propuestas que se ha topado con una fuerte resistencia de los republicanos.

"Todos estamos juntos en esto", agregó en su discurso semanal de radio e Internet.

Obama insistió en que los estadounidenses más ricos deben "pagar su parte justa".

"La verdad es, que no se puede resolver nuestro déficit sin reducir el gasto, pero tampoco se puede resolver sin pedir a los estadounidenses más ricos que paguen su parte justa, o sin resolver los vacíos legales que dan a los intereses especiales y a grandes corporaciones grandes ventajas fiscales que los estadounidenses de clase media no tienen", dijo.  El presidente recordó los acuerdos de presupuesto negociados por el presidente Ronald Reagan y el presidente de la Cámara baja, el demócrata Tip O'Neill, así como por Bill Clinton y el republicano Newt Gingrich.

"Ustedes nos enviaron a Washington para hacer las cosas difíciles y las cosas correctas. No sólo para algunos de nosotros, sino para todos", agregó.

Obama habló mientras se aproxima el crítico plazo del 2 de agosto y parecen cada vez menos las probabilidades de que se logre un acuerdo para reducir el déficit, como él desea, en cuatro billones de dólares. Incluso parece difícil que se logre un recorte de 2 billones de dólares mientras el Congreso trata de tomar el control del debate.

En la Cámara de Representantes, los republicanos se alistaban para votar la próxima semana sobre si permitirán que aumente el tope del endeudamiento soberano hasta 2012, siempre y cuando el Congreso apruebe una enmienda constitucional de presupuesto equilibrado, algo muy poco probable.

En el Senado, líderes republicanos y demócratas negociaban un plan bipartidista que permita a Obama aumentar el límite de la deuda sin una votación previa de los legisladores. Las conversaciones se centraban en cómo abordar en el plan la reducción a largo plazo del déficit, con la esperanza de satisfacer a los republicanos de la Cámara baja.

En el discurso semanal sabatino de los republicanos, el senador Orrin Hatch abogó por la aprobación de una enmienda de presupuesto equilibrado. Culpó a los demócratas por no aceptar recortes presupuestarios suficientes y declaró que "la solución a la crisis del gasto no es el aumento de impuestos".

Una enmienda que requiera un presupuesto equilibrado, dijo, "nos pondría en camino hacia la salud fiscal y le evitaría a esta Casa Blanca o a futuros gobiernos obligar al pueblo estadounidense a endeudarse más".

La noche del jueves Obama dio a los legisladores entre 24 a 36 horas para que regresaran ante él con evidencias de que el plan avanza. El mandatario los convocaría a nuevas negociaciones este sábado o domingo de ser necesario.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Con información de Reuters

 

Ahora ve
El dramático video de un oso polar delgado que lucha por avanzar lejos del hielo
No te pierdas
×