Los ‘baches’ en la reforma a Wall Street

A un año de aprobar reformas, es incierto si el Gobierno de EU financiará más rescates bancarios; los 35 bancos más grandes de EU entregarán sus planes anuales de capital a la Fed para revisarlos.
obama firma  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Jennifer Liberto
WASHINGTON -

A un año de que el Congreso legislara los cambios más significativos en la regulación financiera desde la década de los 30, Wall Street aún está esperando el impacto completo. Los legisladores aprobaron estrechamente las reformas en la ley Dodd-Frank para fortalecer la protección al consumidor, controlar los productos financieros complejos y evitar más rescates bancarios. 

Un año después hay un nuevo proceso que podría prevenir que las compañías fracasen y así evitar un rescate, y se está creando una nueva Oficina de Protección Financiera al Consumidor para regular tarjetas de crédito e hipotecas, entre otros productos financieros.

Pero nadie sabe si el Gobierno federal realmente permitirá a las compañías caer. Nadie sabe qué tan efectiva será la nueva oficina para el consumidor, sobre todo sin un director del Senado confirmado. 

Hay otras grandes interrogantes: los reguladores aún tienen que detallar nuevas reglas en torno a derivados, agencias de calificación de crédito y compañías financieras no bancarias que tuvieron un papel en la crisis financiera que descontroló a la economía estadounidense. 

Incluso si los reguladores generan reglas nuevas, los republicanos en el Congreso han eludido el financiamiento de dichas agencias calificadoras, que no han logrado consolidar equipos de responsabilidad para perseguir a quienes rompan la ley.

Pero aunque el Congreso ha sido lento, algunos salvavidas importantes están por entrar en vigor. Vartias compañías financieras no están esperando a que arranquen las nuevas reglas para cambiar su forma de hacer negocios

Por ejemplo, las medidas drásticas hacia los bancos que realizan apuestas especulativas con su propio dinero hicieron que Goldman Sachs, Morgan Stanley y JPMorgan Chase planearan cerrar o reducir su departamento de comercio de productos de marca. 

"Creo que ha habido más progreso del que la gente cree", dijo el ex asistente secretario del Departamento del Tesoro, Michael Barr, profesor de la Universidad de Michigan que ayudó a dar forma a las reformas. "Creo que el sistema financiero es mucho más resistente en comparación con un par de años atrás". 

Algunas de las disposiciones Dodd-Frank que ya entraron en vigor son:

Demasiado grandes para caer: La Corporación Federal de Seguros de Depósito (FDIC, por sus siglas en inglés) ahora tiene un mecanismo que atiende a las compañías financieras grandes que están fracasando y amenazan al sistema financiero, un esfuerzo para poner fin al concepto de ‘demasiado grandes para caer'. 

Pero la pregunta es si el Gobierno federal realmente apagará la luz para las compañías cuyo fracaso pudiera, una vez más, amenazar a una economía que ya es débil. 

"Es una de esas cosas que los críticos de la ley no creerán realmente hasta que alguien caiga y el Gobierno no intervenga", dijo un oficial del Departamento del Tesoro en un comunicado de prensa, la semana pasada. 

Amortiguadores extra para los bancos grandes: Esta semana, un panel global de reguladores informó que 28 bancos globales son tan grandes e importantes, que su fracaso podría amenazar a la economía. Estos bancos globales tendrán que crear ‘testamentos en vida' y contar con colchones de capital extra gruesos para que les ayuden a lidiar con otra crisis financiera. 

A principios de este año, la Reserva Federal implementó nuevas reglas que harían que los 35 bancos más grandes de Estados Unidos entreguen sus planes de capital anuales para revisión. 

Seguro de Depósitos: La FDIC también elevó permanentemente la cantidad protegida en una cuenta bancaria individual, de 100,000 a 250,000 dólares, consolidando un cambio que comenzó durante la crisis financiera. 

Opinión sobre los pagos: Los accionistas han tenido votos no vinculantes sobre los pagos ejecutivos y los paquetes generosos para los ejecutivos.

Oficina de Protección Financiera para el Consumidor: La nueva agencia independiente será inaugurada este jueves, y tendrá poder sobre la regulación de hipotecas y tarjetas de crédito. La agencia podrá crear políticas sobre los bancos más grandes para asegurar que cumplan con las reglas del consumidor. 

Pero hasta que haya un director en vigor, la oficina no tendrá los poderes críticos para prevenir la próxima crisis financiera. Esto incluye la regulación de compañías no bancarias que originaron cientos de millones de dólares durante la crisis de hipotecas con las familias que no podían costearlas. 

La oficina tampoco puede juzgar algún producto financiero como abusivo. 

Calificaciones de crédito: Todos los consumidores pudieron obtener un informe crediticio gratuito al año por parte de las agencias calificadoras de crédito. Pero ahora, a los consumidores que se les negó crédito o se les ofreció crédito bajo términos poco favorables podrán obtener una copia de su calificación crediticia real. 

Recorte a las cuotas: El primero de octubre, las cuotas que los grandes bancos cobran a las tiendas cuando los clientes pagan con tarjetas de crédito serán recortadas a alrededor de 21 centavos, cerca de la mitad de la cuota por uso de la tarjeta actual, de 44 centavos. 

Lo que queda 

Aún hay muchas reglas que deben ser consideradas. 

Derivados: Los reguladores retrasaron, hasta finales del año, las medidas sobre los 600 billones de dólares en productos financieros complejos que representan una amenaza para el sistema financiero. Los reguladores tendrán que tomar decisiones importantes, como descifrar qué swaps necesitarán ser ‘aclarados' o fijados, y descubrir quién necesita ofrecer garantías a la hora de hacer apuestas. 

También están decidiendo las exenciones para los negocios como aerolíneas y granjas, que usan swaps para reducir el riesgo de un aumento masivo en los precios de recursos como el combustible. 

Restricción al comercio especulativo por parte de los bancos: Los reguladores tienen hasta el 2012 para diseñar una nueva regla que prohíba a los bancos tener grandes participaciones en fondos de cobertura y especular con su propio dinero. La regla, que lleva su nombre gracias al expresidente de la Reserva Federal, Paul Volcker, da a los reguladores libertad de acción para decidir lo que consideran comercio de propiedad o comercio por la propia cuenta de los bancos.

Agencias calificadoras de crédito: Las nuevas leyes dejaron a la Comisión de Valores y Mercados (SEC, por sus siglas en inglés) a cargo de la limitación hacia las agencias calificadoras, cuyo consentimiento hacia los valores respaldados por hipotecas ayudó a estimular la crisis. Los reguladores aún están trabajando en las reglas que podrían obligar a estas agencias a decir más a los reguladores sobre cómo llegaron a la conclusión de tales calificaciones

Con todo en juego: Los reguladores están considerando eximir a los bancos de un requisito con el que tienen, al menos, 5% de los valores ligados a las hipotecas, pero sólo cuando las hipotecas son consideradas seguras porque los compradores dieron un adelanto del 20%. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Acceso por poderes: La provisión que habría permitido a los inversionistas nominar con mayor facilidad a sus propios candidatos en las juntas de las compañías públicas fue retrasada, pues está siendo discutida en la corte. Se espera que se tome una decisión pronto.

 

Ahora ve
John McEnroe se lanzó contra Serena Williams y ella le respondió
No te pierdas
ç
×