Obama busca salvar acuerdo por deuda

El presidente de EU convocó a legisladores a una reunión este sábado en la Casa Blanca; ‘Nos hemos quedado sin tiempo’, dijo luego de que el republicano Boehner dejara las negociaciones.
Obama 23 RE  (Foto: CNN)
WASHINGTON (CNN) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, convocó a legisladores de alto rango a una reunión este sábado para intentar evitar el fracaso de un acuerdo sobre el límite de endeudamiento del Gobierno, cuyo colapso acercaría a la mayor economía mundial a una catastrófica moratoria. Mientras se aproxima el 2 de agosto, fecha en la que el Tesoro se quedará sin dinero para pagar el total de sus cuentas, Obama dijo que es probable que se haya cerrado la ventana para un "gran acuerdo" de reducción del gasto y aumento de impuestos a cambio de que el Congreso eleve el límite de deuda de 14.3 billones de dólares.

Las agencias de calificación de crédito también quieren que se controle el gasto para que Estados Unidos mantenga su preciado índice AAA que convierte a los bonos del Tesoro del país en un fundamento sólido para los inversionistas globales y reduce los costos del préstamo para los gobiernos estatales, empresas, propietarios de hogares y consumidores.

"Nos hemos quedado sin tiempo", dijo el viernes Obama después de que John Boehner, el republicano de mayor rango en el Congreso, salió de las negociaciones sobre un paquete de reducción del déficit por un valor superior a 3 billones de dólares durante 10 años.

Los mercados financieros están cada vez más preocupados y las empresas y bancos estadounidenses elaboran planes de contingencia ante la posibilidad de una moratoria de deuda que elevaría las tasas de interés, hunda el dólar e impacte a las economías de todo el mundo.

Obama, un demócrata, llamó a Boehner y a otros líderes del Congreso para una reunión a las 11:00 de la mañana (1500 GMT) en la Casa Blanca sobre cómo elevar el límite de deuda antes del 2 de agosto.

"Ellos van a tener que explicarme cómo es que vamos a evitar la moratoria", declaró Obama.

Boehner, presidente de la Cámara de Representantes, dijo que asistiría. El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, el líder demócrata del Senado, Harry Reid, y Nancy Pelosi, la demócrata de mayor rango de la Cámara, también fueron convocados.

Boehner se dijo bastante seguro de que el límite de deuda se elevaría la próxima semana, pero deberá superar la resistencia de los conservadores del Tea Party dentro de su propio partido y podría toparse con problemas por haber dicho que existía la voluntad de ceder respecto al aumento de impuestos en negociaciones a puerta cerrada en la Casa Blanca.

"Altamente perjudicial"

Tanto republicanos como demócratas se molestaron por las concesiones que un gran acuerdo exigiría antes de las elecciones presidenciales y legislativas de noviembre de 2012, mientras cada bando acusa al otro de no hacer lo suficiente y exigir demasiado.

Boehner manifestó que las negociaciones fracasaron debido a que la Casa Blanca insistió en elevar los impuestos a la vez que se rehusó a actuar con seriedad en el recorte de gastos y reformas a los programas de jubilación y salud pública.

Los demócratas dicen que vacíos en la ley y los recortes tributarios de la era Bush para los ricos deben terminarse como parte de una reforma fiscal en Estados Unidos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Un gran obstáculo es cuántos ingresos se recaudarían a través de una reforma tributaria, de la que Obama espera unos 1.2 billones de dólares en 10 años y Boehner ofrece unos 800,000 millones de dólares.

"Si no se revierte en los próximos días a través de negociaciones de crisis, este fracaso será altamente perjudicial para la ya frágil salud tanto de la economía estadounidense como global", dijo Mohamed El-Erian, cojefe de inversiones de Pimco, el mayor administrador de fondos de bonos del mundo.

Ahora ve
Barack Obama regresa a la arena política para apoyar a los demócratas
No te pierdas
×