Nueva York, ¿impulsada sólo por el sol?

El uso de energía solar en esa ciudad eliminaría la necesidad de nuevos y costosos transformadores; detrás de los subsidios energéticos, la ciudad quiere impulsar el creciente mercado tecnológico.
solar  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Steve Hargreaves
NUEVA YORK -

Cerca del 80% del millón de techos en la ciudad de Nueva York son apropiados para energía solar.

Si cada uno de esos techos tuviera paneles solares, cuando el sol brilla, la ciudad más brillante del mundo podría recibir su electricidad del sol

Nueva York tiene mucho camino por recorrer antes de poder hacer realidad esta utopía solar; actualmente, la ciudad sólo recibe una pequeña fracción de su energía a partir del sol. Hasta que haya una buena forma de almacenar la energía generada durante el día y liberarla durante la noche, muy probablemente lo solar seguirá representando una parte modesta de la mezcla energética general de esta ciudad.

Pero incluso una pequeña cantidad de energía solar podría ayudar a la ciudad de gran manera. Podría reducir la presión general en la red de energía eléctrica, eliminando así la necesidad de crear nuevos transformadores de alto costo o de colocar cableado de transmisión subterráneo. 

Durante los días de calor, cuando el aire acondicionado está encendido todo el tiempo, podría reducir las posibilidades de que haya un apagón, y así se eliminaría la opción de encender generadores más viejos y contaminantes. 

"Algunas personas están esperando a ver lo que hará el Gobierno federal o estatal", dijo en una conferencia reciente de energía solar David Bragdon, jefe de la oficina de sustentabilidad del alcalde Michael Bloomberg. "Pero aquí están ocurriendo cosas importantes".  

Entre ellas, se creó un nuevo mapa hiper preciso de la ciudad, diseñado para calcular el potencial solar edificio por edificio. También se creó un plan para colocar granjas solares sobre vertederos de residuos viejos. Hay nuevos incentivos financieros que se suman a los subsidios federales, estatales y locales. Además, se están precisando los procesos para el aprovechamiento de energía solar, eliminando la burocracia. 

Estas medidas, en combinación con un mandato que exige que 30% de la energía del estado provenga de fuentes renovables para el 2015, son los impulsores de la energía solar. 

Además de reducir la demanda actual de la red de energía, la idea detrás de los subsidios solares y las regulaciones es impulsar un mercado creciente y estable de la tecnología. De esta forma, el sector privado dedicará tiempo y recursos a la investigación solar, y quizás un día podría satisfacer una gran porción de las necesidades energéticas de Nueva York. 

Por ahora, la energía solar aún es una parte minúscula del consumo general de energía de la ciudad: seis megavatios de un apetito eléctrico que puede llegar a 13,000 megavatios. Pero se ha duplicado en el último año, y se espera que crezca cinco veces más para el 2015, según Tria Case, directora de sustentabilidad en la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY, por sus siglas en inglés). 

CUNY, junto con un puñado de otras organizaciones, ha estado a la vanguardia del esfuerzo por llevar más energía solar a la ciudad. En el 2007, Case recibió un subsidio de parte del Departamento de Energía Federal (DOE, por sus siglas en inglés), que nombró a Nueva York una de las 25 ciudades solares de Estados Unidos que servirían como terreno de prueba para este tipo de energía. 

El subsidio, de cerca de 200,000 dólares, fue usado para crear un puesto de 'ombudsman solar', alguien que coordine entre agencias gubernamentales, organizaciones sin fines de lucro, compañías privadas y la compañía de servicios públicos local, Consolidated Edison, las cuales trabajan en energía solar.

El mes pasado, CUNY lanzó algo aún más impresionante, al menos a simple vista. Con rayos láser montados en aeronaves, la universidad empleó dinero del DOE y de la ciudad para crear un mapa de 15,000 millones de puntos de información que indiquen con precisión cuánta energía solar puede obtenerse en cualquier techo de la ciudad, cuánto costaría, cuáles son los incentivos y cuánto tiempo tomaría para que el dueño de la vivienda recupere su inversión.  

Hay otros mapas de este tipo, pero ninguno con tal detalle. Este mapa solar puede ubicar objetos hasta del tamaño de una taza de café, así como factores externos como sombras de árboles o de otros edificios, restricciones del código de bomberos o salidas de emergencia, para así ofrecer las lecturas más precisas de cuánta energía solar puede generar un edificio. 

"Ahora Nueva York tiene la vista más granular que ha tenido la ciudad", dice Case. "La gente quiere comprender qué es posible, y realmente es una herramienta poderosa". 

Para la gente como Jesse Cutaia, el mapa solar podría traducirse en más negocios. Cutaia es un gestor de proyectos en Solar Energy Systems, una compañía neoyorquina que diseña y crea instalaciones solares. "Es una herramienta muy útil para que el dueño de un edificio evalúe su propio techo; es un gran recurso que ayudará a promover lo solar en Nueva York", dijo. 

La semana pasada, Cutaia habló con CNNMoney en el techo de un estudio cinematográfico en la sección Greenpoint de Brooklyn.

El estudio -Broadway Stages- ha combinado varios incentivos del Gobierno federal, la ciudad, y la Autoridad de Investigación y Desarrollo del Estado de Nueva York para colocar equipo de energía solar con un valor de 2 millones de dólares en tres edificios de su propiedad en la zona. 

Los paneles generan 35% de la energía en los estudios, que actualmente sirven como set para programas de televisión como The Good Wife, Royal Pains y Blue Bloods. Después de que se reciban todos los subsidios, Cutaia afirma que el sistema se pagará a sí mismo en ahorros energéticos en sólo cuatro años.

"Con el dinero disponible hoy en día, sobre todo en Nueva York, las cifras hablan por sí mismas", dice Cutaia.

El dinero es sustancial. Al usar el mapa solar para definir las cifras de un techo residencial en Brooklyn, los incentivos en un sistema de 60,000 dólares sumaron hasta 40,000 dólares. 

Pronto habrá incluso más dinero disponible. Como parte del esfuerzo solar, la ciudad diseñó recientemente tres secciones de 'zonas con energía solar' que podrían obtener un crédito fiscal para cubrir otro 15% adicional del costo de un sistema. Estas áreas fueron elegidas con base en la necesidad de energía adicional.

Lo que a Cutaia le encantaría ver es una organización inmediata que permita proyectos solares. Dice que actualmente debe trabajar con cuatro o cinco agencias distintas, una queja común de los desarrolladores solares en todo el mundo.

Con Edison está trabajando en esto. 

La compañía lanzó recientemente un esfuerzo por aprobar todos los proyectos solares en menos de 100 días. Hay quienes dicen que Con Edison, una agencia de servicios públicos en general, no está dispuesta a apoyar un sistema como la energía solar, en el que los clientes generen su propia energía. 

Aunque hay quienes en la industria culpan a Con Edison por luchar contra una propuesta de ley que exige más energía solar en el estado de Nueva York: otros aplauden que la compañía haya prestado mayor atención a la energía solar en los últimos años.

John Mucci, vicepresidente de las operaciones en Manhattan de Con Edison, dice que la compañía no apoya la propuesta de ley porque aumentaría las tarifas a sus clientes, y afirma que el mandato renovable de 30% es suficiente en este momento.

Mucci señaló que la compañía ahora sólo es responsable del cableado y los transformadores, y ya no forma parte del negocio de generación de energía; por lo tanto, no ve a la energía eléctrica como competencia.

Dijo que la energía solar fortalece a la red de energía eléctrica, puede prevenir apagones y previene que las compañías prestadoras de servicios tengan que hacer actualizaciones costosas.

También apoya la iniciativa desde una perspectiva ecológica.

"Cualquier cosa que genere energía y no queme nada es una tecnología maravillosa", dice Mucci. "Deberíamos intentar usarla más". 

Para el 2015, 30% de la energía que utilice Nueva York deberá provenir de fuentes renovables.

Ahora ve
La Cumbre de la OMC terminó prácticamente sin acuerdos en Buenos Aires
No te pierdas
×