Invertir en pesos, mejor que en dólares

Mientras la crisis en EU y Europa no se agrave, analistas auguran fortaleza para la moneda mexicana; tasas atractivas apoyan a los flujos de inversión y ubican al tipo de cambio abajo de 11.90 pesos.
Dolares  (Foto: Photos to Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Mientras la crisis de deuda en Estados Unidos y Europa no se agrave, y la recuperación económica en el vecino país del norte siga débil, la inversión en pesos se mantendrá como una buena opción para los inversionistas, tanto nacionales como extranjeros, destacan especialistas.

El atractivo que guardan las tasas de interés, que en México se ubican en 6.82% y en EU en 3%, mantendrá estable la cotización de la moneda nacional, de manera que el tipo de cambio oscilará dentro de un rango de 11.90 a 11.60 pesos por dólar.

Sin embargo, el riesgo de que el Congreso estadounidense no llegue a un rápido acuerdo con relación a incrementar el monto del endeudamiento, cuyo límite de 14.3 trillones de dólares ya se alcanzó el 16 de mayo pasado, es el principal factor que puede desestabilizar las variables financieras del país, coinciden analistas.

La debilidad del mercado laboral apoya la expectativa de que la Reserva Federal estadounidense mantendrá por más tiempo el tamaño del balance, reinvirtiendo los vencimientos de los bonos del Tesoro, mientras que el inicio del ciclo de alza en tasas podría observarse hasta la segunda mitad de 2012, destaca Salvador Orozco, analista de mercado de dinero de Santander.

Dicha expectativa sobre las tasas de interés en EU, en un entorno de una recuperación moderada pero constante de la economía estadounidense, deberá mantener los flujos de inversionistas extranjeros hacia mercados emergentes con buenos fundamentales como México, resalta en su informe semanal.

En este sentido, el tipo de cambio interbancario nuevamente ha mostrado un piso importante cercano a 11.50 por dólar, y probablemente observe niveles máximos de corto plazo sobre niveles de 11.90 por dólar, puntualiza.

Sin embargo, la posición especulativa del peso en el Mercado de Futuros de Chicago mostró una baja en la semana que terminó el 22 de julio pasado, al pasar de 4,176 millones de dólares a 3,816 millones de dólares.

El diferencial entre las tasas de interés en México y las de EU sigue mostrando niveles atractivos para los inversionistas extranjeros. En el caso del plazo a 10 años, este diferencial se ubica en 386 puntos base, lo cual aumenta la demanda por invertir en pesos.

El tipo de cambio se estabilizó la semana pasada sobre niveles cercanos a 11.60 pesos por dólar, a pesar del nerviosismo que privó en los mercados, agrega Rodolfo Campuzano, director de Análisis Económico de Invex Grupo Financiero.

Por ello, se mantiene la premisa de que existe una plataforma fundamental que genera un peso fuerte, gracias al crecimiento positivo y las tasas de interés atractivas que se pagan en México.

Para esta semana, el peso podría alcanzar niveles inferiores si se dan pasos hacia un contexto de mayor tranquilidad para los inversionistas, tanto en el tema de Europa como en el del endeudamiento en Estados Unidos, anticipa en su informe semanal.

En este sentido, el economista en jefe de Scotiabank, Mario Correa, también coincide en que los bonos denominados en pesos podrían seguir siendo atractivos para los inversionistas internacionales, pues la situación macroeconómica de México es mucho más sólida que la de otros países desarrollados.

Si las condiciones en los mercados financieros globales se deterioran de forma significativa, las variables financieras nacionales difícilmente se mantendrían aisladas y podrían mostrar reacciones significativas en México.

De hecho, considera en su reporte semanal que un indicador a seguir de cerca para evaluar la percepción de riesgo es el precio internacional del oro. Mientras se mantenga cerca o por arriba de 1,600 dólares por onza, será indicativo de que los inversionistas se mantienen nerviosos ante el entorno mundial.

En su revisión mensual del panorama global, los economistas de Citi parecen más cautos respecto a los riesgos prevalecientes del endeudamiento soberano, tanto en Europa como en EU. Sus proyecciones consideran un crecimiento del PIB global de 3.4% en 2011 y 3.7% en 2012, pero ahora están más pesimistas respecto a las perspectivas de los países desarrollados y redujeron los estimados para EU, la zona euro, el Reino Unido y Japón.

En general, la perspectiva económica de los países desarrollados empeoró, al mostrar débiles datos durante el segundo trimestre, peores prospectos para el tercer trimestre, mientras que algunas naciones presentan cargas fiscales elevadas y mayores premios en sus bonos soberanos, lo que ha incrementado la aversión al riesgo en un entorno de mayor incertidumbre.

El escenario económico de Citi aún considera que la Fed mantendrá las tasas de interés sin cambio hasta el segundo semestre de 2012 y que los riesgos actuales incrementan la probabilidad de que se dé un apoyo monetario adicional.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

También siguen estimando que el BCE subirá tasas en octubre (a 1.75%) pero ahora creen que será en menor proporción durante el 2012. Eventualmente, se espera una reestructura de la deuda de Grecia, Irlanda y Portugal y el escenario también asume que se llega a un acuerdo sobre el techo de endeudamiento de EU con propuestas fiscales que no afecten seriamente los prospectos de crecimiento de corto plazo

En su opinión, los jefes de política de la Unión Europea necesitan acordar sobre tres temas esta semana para calmar a los mercados: los detalles completos del programa que otorgue liquidez a Grecia; la relajación de los términos de los préstamos, y permitir que el Fondo europeo para la Estabilidad Financiera (EFSF por sus siglas en inglés) realice la compra de deuda soberana en el mercado secundario.

Ahora ve
La exfiscal venezolana Luisa Ortega está bajo protección de Colombia
No te pierdas
×