Boehner ‘presume’ su plan de recortes

El líder de la Cámara de Representantes de EU dijo que su proyecto aumenta el recorte en 65,000 mdd; el esquema elevaría el límite del endeudamiento hasta en 900,000 millones de dólares.
boehner  (Foto: AP)
WASHINGTON (CNN) -

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, dijo este miércoles que un plan revisado para subir el límite de endeudamiento de Estados Unidos arrojaría alrededor de 65,000 millones de dólares más que su versión anterior en recortes en un periodo de 10 años. La oficina de Boehner aseguró que el nuevo plan entregaría 917,000 millones de dólares en un plazo de 10 años, lo que cumple con sus criterios de que cualquier incremento del techo de la deuda debe ser equiparado con una mayor cifra en recortes del gasto.

El plan elevaría el límite del endeudamiento hasta en 900,000 millones de dólares.

Planes rivales de deuda

Importantes demócratas y republicanos trabajaron extraoficialmente el miércoles en un compromiso para evitar una desastrosa cesación de pagos de la deuda estadounidense, a pesar de que públicamente critiquen los planes rivales que tienen pocas posibilidades de obtener un amplio apoyo en el Congreso.

Con los mercados financieros en un terreno cada vez más incierto, el Tesoro advirtió que no podría garantizar que el Gobierno de la mayor economía del mundo mantuviera sus pagos si el Congreso no logra elevar el límite del endeudamiento para el 2 de agosto.

Incluso si se llega a un acuerdo para subir el tope de la deuda de 14.3 billones de dólares, un plan de presupuesto que se aleje de los profundos recortes en el déficit podría resultar en una rebaja crediticia de la máxima nota "AAA" que ostenta Estados Unidos, lo que podría provocar un caos financiero en todo el mundo.

Los líderes en la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, y el Senado con mayoría demócrata lucharon por encontrar terreno común, pero las complicaciones con sus distintos planes propuestos que compiten por imponerse, podrían enviar al suelo los intentos para lograr un compromiso.

El presidente Barack Obama, un demócrata que buscará la reelección en noviembre del 2012 quedó consignado en gran parte en un segundo plano por ahora.

El líder demócrata Harry Reid, el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, el máximo republicano del Congreso y el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, han estado hablando sobre cómo avanzar en las estancadas negociaciones, según varios legisladores.

Reid aseguró que podría modificar fácilmente su proyecto para incorporar elementos del proyecto de Boehner de forma de ganar apoyo de ambos partido en el Senado.

Esto establecería otras votaciones arriesgadas en la Cámara de Representantes con una dinámica completamente diferente, mientras que Boehner necesitaría atraer votos demócratas para compensar las deserciones anticipadas del ala derecha de su propio partido.

Además 51 senadores demócratas y 2 independientes que generalmente votan con ellos firmaron una carta el miércoles diciendo que no votarán por el plan de deuda de Boehner.

"Va a haber suficiente cooperación para que sea aprobada una ley que permita que el límite del endeudamiento sea incrementado, con una reducción del déficit", afirmó el senador demócrata Max Baucus.

Semanas ásperas

Ambos latos reconocieron similitudes entre sus planes.

La medida de Reid tiene una concesión que apunta a ganar el apoyo republicano: no incrementar los impuestos. Además recorta más gastos que la propuesta de Boehner, según una evaluación independiente.

Pero semanas de ásperas negociaciones podrían hacer difícil estrechar las diferencias partidistas.

"La gente sigue buscando las rampas de salida. No existen", aseguró a periodistas el portavoz de la Casa Blanca Jay Carney, agregando que el Gobierno estaría corriendo con lo justo tras dicha fecha.

Los preocupados inversores llevaron sus fondos al tradicional refugio del oro y al franco suizo, con ambos subiendo a máximos récords en términos de dólares.

Aún así, no han habido señales de pánico en los mercados porque la mayoría de los inversores esperan que se alcance un acuerdo para la fecha límite.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sumando a esa opinión, Deven Sharma, presidente de Standard & Poor's, dijo a un comité del Congreso que la agencia calificadora de crédito no cree que Estados Unidos caerá en una moratoria de su deuda. "Nuestros analistas no creen que lo haría", aseguró.

 

Ahora ve
Cientos exigen transparencia en el uso de recursos para los damnificados del 19S
No te pierdas
×