El dólar, con riesgo de subir a 15 pesos

Alcanzaría esta cotización si EU cae en incumplimiento y le bajan calificación, advierten analistas; México cuenta con reservas que serían insuficientes para enfrentar una catástrofe financiera,...
deuda  (Foto: Photos to Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El tipo de cambio puede superar los 15 pesos por dólar si no se alcanza un acuerdo en el Congreso de Estados Unidos, lo que llevaría a una suspensión de pagos y a una degradación en la calificación crediticia de la deuda del vecino país, advierten analistas.

Esta situación, que también presionaría a la baja al mercado accionario mexicano, se identifica como el peor escenario que se presentaría en caso de que el techo de la deuda del Gobierno de EU no se incremente antes del próximo 2 de agosto, fecha identificada como plazo fatal.

De ser así, los economistas califican el escenario como catastrófico para los mercados e incluso prevén que sería peor al que se observó después de la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers, a finales de 2008, que provocó que el tipo de cambio se depreciara más de 45% durante la crisis resultante.

Es difícil establecer hasta qué nivel puede llegar la cotización del tipo de cambio, porque dependerá de la magnitud del choque financiero en EU. "Pero si en 2009 ya llegó arriba de 15 por dólar, podría alcanzarlos nuevamente con un evento fuerte en ese país", asegura Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody's Analytics. 

El 15 de septiembre de 2008 el tipo de cambio cerró en 10. 665/10.67 pesos por dólar, en la modalidad a 48 horas, y dos días después se depreció 2% al alcanzar un nivel de 10.8865/10.8425. Sin embargo, la crisis hizo que la paridad alcanzara su cotización máxima el 9 de marzo de 2009, hasta 15.48/15.49 pesos por dólar, lo que implicó una devaluación de 45% desde que inició la problemática.

Aunque los especialistas de Scotiabank, Moody's Analytics, Base Casa de Bolsa y del Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México aseguran que ese escenario tiene baja probabilidad de ocurrir, México cuenta con 'municiones' para hacer frente a una especulación monetaria, al contar con más de 200,000 millones de dólares para enfrentar la crisis.

Lo más probable es que ante un tipo de cambio flexible, el Banco de México (Banxico) saldría al mercado a realizar subastas extraordinarias de dólares para suavizar la depreciación del peso, porque también reconocen que no habría reservas suficientes para hacer frente a una salida de capitales derivada de una catástrofe financiera en EU entre reservas internacionales y una línea de crédito flexible por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Es difícil prever cuál puede ser el posible impacto de no llegar a un acuerdo, dice Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank. Dependerá de cuál sea el tipo de advertencia que domine la percepción de los inversionistas, si es riesgo de mercado o de crédito.

"Si es riesgo de mercado, en México ni las tasas ni el peso se moverían demasiado, porque la situación macroeconómica del país es mucho más sana que la de EU y otras economías; pero si es riesgo de crédito, en donde el default dura más de una semana, no se tiene una perspectiva clara de solución y eso genera bajas en las expectativas de crecimiento económico de EU: ahí sí podríamos ver movimientos más fuertes en tasas, peso y bolsa", mencionó.

Este último escenario no es el que se espera, pero tampoco se ve por ahora una solución clara. "Es probable que se dé una baja en la calificación, que genere algunas repercusiones en mercados que sean más acotadas que las que habría si es un default más generalizado y si, sobre todo, se bajan las perspectivas de crecimiento".

El escenario de no aprobar una ampliación del techo de la deuda de EU implica una degradación a la calidad de los bonos de EU y sería un golpe tremendo para el dólar, que arrastraría a las monedas de prácticamente todos los mercados emergentes, especialmente al mexicano, que está muy ligado al dólar, anticipa Coutiño, de Moody's Analytics.

Ante este escenario "se enfrentaría un entorno de muy alta volatilidad en los mercados financieros, de pérdidas considerables en las Bolsas, y eso prácticamente llevaría a un escenario de recesión para EU, con consecuencias muy importantes para la economía mexicana"

La volatilidad en los mercados duraría tanto como el tiempo que tome el Gobierno de EU en implementar medidas contraofensivas que restauren la confianza en los mercados. México tiene una protección para intentar reducir la volatilidad e inestabilidad en el peso, pero serían insuficientes si "la magnitud del desorden es similar al de Lehman Brothers".

Si el Congreso de EU no llega a un acuerdo el 2 de agosto, "los mercados financieros enfrentarán mucha volatilidad y habrá muchos inversionistas que seguirán refugiándose en el oro, que alcanzará nuevos máximos históricos", agrega Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Base Casa de Bolsa.

En el peor escenario, que sería mucho más complicado al que se presentó tras la quiebra de Lehman Brothers, una nueva crisis financiera sería inminente, aunque la especialista considera que se alcanzará un acuerdo porque "la reputación que tiene EU como la economía de menor riesgo del mundo se afectaría".

Siller agrega que "estamos viendo más un debate político que un tema económico, a lo mejor hubiera sido muy diferente si las elecciones estuvieran más lejos; lo que sí es que afecta a la economía de EU y podría hacer un poco más profunda la desaceleración, sin llegar a ser recesión. Los inversionistas están con miedo y no se les ha olvidado la crisis de 2008 y 2009". Hay tres escenarios que pueden presentarse en los próximos días, agrega Juan Sherwell, director de EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México. El primero, al cual le asigna una probabilidad de 50%, es que no habrá incumplimientos ni una baja en la calificación de la deuda de EU.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El segundo, al que asigna un 30% de posibilidad, es que no habrá default, pero pudiera darse una baja de la calificación de EU, mientras que en el tercer caso habría moratoria de pagos y una degradación de la nota.

"En el primer escenario el peso no se vería afectado, mientras que en el tercero, cuya probabilidad de ocurrencia es de 20% como máximo, las consecuencias serían catastróficas; si bien es un escenario posible, no creo que sea probable y esperamos que el tipo de cambio cierre el año debajo de 12 pesos por dólar".

Ahora ve
Un auto embiste dos paradas de autobús en Marsella; hay al menos un muerto
No te pierdas
×