China flagela su propia economía

El Gobierno favorece de manera evidente a las estatales sobre las privadas al otorgar créditos; la iniciativa privada prefiere no quejarse, pero a su interior se espera un verdadero cambio pronto.
china empleo credito crecimiento privado comunismo  (Foto: CNN)
Bill Powell

El mundo exterior finalmente se está dando cuenta de que China tiene algunos problemas económicos serios. Moody's emitió recientemente un informe diciendo que las malas deudas en el sistema bancario de China podrían elevarse de 1.1% hasta el 12% de los 7.83 billones de dólares en préstamos totales del país. El creciente problema de la mala deuda oscurece un fenómeno igualmente importante y relacionado: durante los últimos tres años, por lo menos, la enorme explosión de crédito en China terminó de manera abrumadora en manos de las compañías estatales del país.

Al inicio de la crisis económica global, los bancos estatales de Beijing dieron dinero a sus hermanos estatales con la esperanza de mitigar su impacto (particularmente en el empleo). Un ex ejecutivo del Banco de China recuerda haberse reunido con un gestor de sucursal en el Centro de China el año pasado, y le preguntó cuánto dinero estaba prestando a compañías estatales locales. La respuesta fue "lo que quieran".

Por otro lado, el sector privado 'muere de hambre' de capital. Debe mencionarse que no hay información confiable disponible que analice el crédito estatal y del sector privado, pero nadie duda que sea un panorama muy desigual. Las compañías privadas sí han conseguido crédito, pero han tenido que pagar más por él. Un estudio sobre el mercado de acciones 'A' en China, realizado por la compañía de correduría CLSA Asia-Pacific Markets, muestra que el costo total de capital (financiamiento de deuda y capital) para las compañías privadas grandes es, en promedio, 100 puntos base más alto que el de compañías estatales. Para las compañías más pequeñas, la evidencia anecdótica sugiere que la brecha es mucho más amplia.

Es entendible que los ejecutivos en el sector privado en China no estén contentos con esto. Muy pocos están dispuestos a quejarse públicamente por miedo a molestar al Gobierno, pero a juzgar por las conversaciones que Fortune ha tenido con presidentes ejecutivos de compañías privadas, están furiosos. "Esperamos que el nuevo Gobierno (que asumirá el poder el próximo año) entienda esto y haga los cambios necesarios". Pero aún no queda claro si esa administración, que se espera sea encabezada por Xi Jinping como presidente y Li Keqiang como primer ministro, hará frente a estas quejas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Dado el éxito económico de China, ¿por qué la colocación de crédito necesita ser revisada? Daniel Rosen, director de la consultoría Rhodium Group, de Nueva York, dice que "China tiene un potencial de crecimiento mucho mayor, pero ahora éste debe surgir de la innovación, no de más plantas acereras. La pregunta es cuál grupo propietario (estatal o privado) es capaz de ofrecer ese crecimiento". La mayoría de la gente siente que es el sector privado, que con el tiempo tiende a ser más eficiente e innovador que las grandes compañías estatales. Pensemos en Geely en los autos o en Alibaba Taobao en comercio electrónico, pero con las parcialidades institucionales en el préstamo tan arraigadas, Rosen se pregunta cómo pueden lograr que esto ocurra.

Y es la pregunta adecuada. Si no ocurre, podrían terminar los años ‘milagrosos' de crecimiento de China.

Ahora ve
La británica Diageo compra ‘Casamigos’, el tequila cofundado por George Clooney
No te pierdas
ç
×