‘Le cuelgan’ la baja nota a Obama

Republicanos responsabilizan al mandatario por la decisión de S&P sobre la deuda de EU; la prensa financiera estima que la rebaja tendría un impacto limitado en la economía del país.
Michelle Bachmann  (Foto: AP)
NUEVA YORK (Notimex) -

La responsabilidad por la decisión de la calificadora Standard & Poor's de bajar la máxima calificación de la deuda de Estados Unidos, por primera vez en la historia, fue atribuida por los republicanos al presidente Barack Obama. "(Obama) ha destruido la calificación de la deuda de Estados Unidos con sus fracasadas políticas económicas y su incapacidad para controlar el gasto del Gobierno al aumentar el techo de endeudamiento", expresó la representante del conservador Partido del Té, Michelle Bachmann.

La también representante por el estado de Minnesota y aspirante presidencial pidió la renuncia del secretario del Tesoro, Timothy Geithner, y llamó a presentar un plan para balancear el presupuesto y no sólo para reducir el déficit.

Bachman ignoró que uno de los motivos por los que Standard & Poor's bajó la calificación de la deuda fue porque "se debilitó la fiabilidad del sistema legislativo y de las instituciones políticas de Estados Unidos" en momentos de dificultades fiscales y económicas.

El ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney, consideró que la baja en la calificación es "la última víctima" de las políticas económicas de Obama, y un indicador del "declive de Estados Unidos" bajo la actual administración.

"Sus fallidas políticas (de Obama) han conducido al país a un elevado desempleo, crecientes déficits y, ahora, la pérdida sin precedentes de la preciada calificación de AAA de nuestra nación", aseguró Romney en un comunicado.

El ex embajador estadounidense en China, Jon Huntsman, manifestó a su vez que es momento de cambiar de liderazgo en Washington, con el fin de garantizar un Gobierno fiscalmente responsable, con presupuestos equilibrados y con políticas de promoción para el empleo.

Mientras, el ex gobernador de Minnesota, Tim Pawlenty, señaló que el presidente Obama ha demostrado ser "inepto cuando se trata de crear las condiciones para generar empleos y crecimiento económico".

Minimiza prensa posible efecto

La baja en la calificación de la deuda tendría un impacto limitado en la economía nacional, si se considera el repunte en la demanda de bonos del Tesoro en los últimos días, según la prensa local.

La prensa financiera estadounidense se mostró poco sorprendida por la reducción en la calificación de la deuda de Estados Unidos, una decisión que parecía inevitable según las declaraciones de Standard & Poor's, aunque minimizó su efecto en la economía del país.

A pesar de la rebaja, los inversionistas internacionales siguieron favoreciendo a los bonos del Tesoro como la inversión más segura en el mundo durante los días recientes, cuando los mercados accionarios sufrieron su mayor caída desde el inicio de la recesión, en 2008.

El jueves, cuando el índice Dow Jones disminuyó 512 puntos, la demanda de los bonos estadounidenses fue tal que la tasa de interés de la deuda a dos años bajó a su mínimo nivel, 0.26%, mientras que la de 10 años disminuyó de julio a agosto de 3.15 a 2.56%.

En los momentos de mayor incertidumbre para los mercados financieros en más de dos años, la demanda por la deuda estadounidense causó en un mes una baja de 19% en la tasa de interés de sus bonos a 10 años.

Con ese apetito, es complicado ver el impacto negativo que tendría la reducción de la calificación en las finanzas de Estados Unidos.

El banco de inversión JP Morgan había calculado que una baja en la calificación de la deuda de Estados Unidos significaría un incremento de 100,000 millones anuales en los costos de financiamiento del país, que en 2010 gastó 414,000 millones de dólares en el pago de intereses de sus bonos.

Sin embargo, ese cálculo asume un repunte en la tasa de interés en los bonos del Tesoro, algo que hasta el momento no ha sucedido.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Al contrario, pese a que Standard & Poor's había ya advertido sobre su decisión de degradar la deuda de Estados Unidos, la demanda por sus bonos continuó al alza, afirmaron analistas.

La semana próxima será, sin embargo, la prueba definitiva para los bonos de deuda estadounidense. Entonces comenzará a saberse si la baja en la calificación de la deuda tendrá un impacto real en la economía.

Ahora ve
Testigo relata momentos de terror en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×