Protestas en GB dejan pérdida de 323 mdd

El Gobierno dijo que las aseguradoras podrán traspasar las pérdidas por los disturbios a la Policía; la ley contempla indemnizar a los hogares y negocios dañados, aunque no estén asegurados.
inglaterra disturbio perdida aseguradora  (Foto: CNN)
LONDRES (CNN) -

Los daños causados por los disturbios en Londres y otras ciudades británicas esta semana costarán más de 200 millones de libras esterlinas (323 millones de dólares), dijo este jueves la Asociación de Aseguradoras Británicas, duplicando su estimación inicial.

El incremento se produjo luego de que el primer ministro británico, David Cameron, dijo que se aplicará la ley de 1886 que permite a los aseguradoras traspasar a la Policía parte del costo de los reclamos por disturbios y que el Gobierno está dispuesto a compensar cualquier déficit de financiación.

"El Gobierno garantizará que la Policía tenga los fondos que necesita para satisfacer el costo de cualquier reclamo legítimo", dijo Cameron en el Parlamento, añadiendo que el plazo para la presentación de los reclamos se extenderá a 42 días desde los 14 actuales.

Conforme a la Ley de Daños por Disturbios, los negocios y las viviendas sin asegurar, así como las aseguradoras que enfrenten reclamos relacionados a estos incidentes por parte de sus clientes, pueden solicitar una compensación parcial de la Policía.

La legislación sólo cubre daños a la propiedad, mientras que las aseguradoras tienen la responsabilidad de afrontar los costos por la interrupción de un negocio, que a menudo puede exceder el costo de las reparaciones físicas.

Las fuerzas policiales suelen tener un seguro contra demandas conforme a la ley, devolviendo algunos de los gastos a las aseguradoras.

El primer ministro británico, David Cameron, prometió este jueves perseguir y castigar a los alborotadores y saqueadores oportunistas responsables de los peores incidentes en décadas en el país y reconoció que las tácticas de la policía fallaron al inicio de los disturbios.

La policía ha arrestado a más de 1,200 personas en Inglaterra, llenando las comisarías y obligando a los tribunales a trabajar todas las noches para procesar cientos de casos. Entre los acusados hay un niño de 11 años, un profesor ayudante y un trabajador humanitario.

Indagación por saqueos

Los ciudadanos están enfurecidos por el saqueo de productos desde televisores a ropa de bebé. Los líderes están preocupados de que la violencia haya dañado la confianza en la economía y en Londres, uno de los mayores centros financieros del mundo y sede de los Juegos Olímpicos del año que viene.

Argumentando que la policía, el Gobierno local y los trabajadores voluntarios deben trabajar juntos para detener a las bandas violentas en las comunidades más desfavorecidas, enfatizó: "Quiero que esto sea una prioridad nacional".

La policía de Londres condujo nuevos allanamientos en apartamentos el jueves, en los que recuperó ropa de diseñador y iPods.

El aumento en el número de agentes desplegados ayudó a llevar la calma a Londres y otras ciudades como Manchester y Birmingham el miércoles por la noche, pero cuatro días de desórdenes casi sin oposición han avergonzado a las autoridades y dejado barrios enteros destrozados.

Las tensiones sociales han crecido en Gran Bretaña mientras el país lucha por salir de una recesión económica de 18 meses, un desempleo que afecta a uno de cada cinco jóvenes y una elevada inflación que condiciona los ingresos y perjudica a los que menos tienen.

La crisis también expuso a Gran Bretaña a ataques oportunistas y al ridículo de países resentidos por las frecuentes críticas de Occidente, como Irán y Libia, que acusan al Gobierno de hipocresía.

Ahora ve
Wayne Van Niekerk, el hombre que podría ser el heredero de Usain Bolt
No te pierdas
×