Empleo, la víctima de la desaceleración

La crisis económica en EU reducirá el flujo de migrantes mexicanos a ese país, dicen especialistas; se cierra una válvula de escape que sirve a México para contener problemas sociales, indican.
desempleo  (Foto: Photos To Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La desaceleración de la economía de Estados Unidos (EU) limitará aún más la migración de mexicanos hacia ese país, con lo cual se acota una válvula de escape que les permitía mejorar su situación económica ante la falta de oportunidades en México, advierten investigadores.

Esa válvula se está cerrando, y no existirá ese colchón que daba EU en términos de generación de empleos a los cuales recurrían los migrantes mexicanos, dice José Luis de la Cruz, director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México.

"La economía de EU enfrenta altas tasas de desocupación, que no se resolverán en el corto plazo; por tanto, México está en riesgo de enfrentar una eventualidad laboral mayor a lo que sería lo deseable y frente a un periodo electoral se corre el riesgo de que las presiones sociales se hagan más frecuentes", alerta.

El ambiente social ya está exacerbado con toda la situación de inseguridad y por eso las manifestaciones civiles, agrega Germán Vega Briones, investigador del Departamento de Estudios Económicos de Población del Colegio de la Frontera Norte.

Sin embargo, reconoce que por el proceso electoral se enfrentará una situación muy compleja y los actores políticos buscarán sacar ventaja de esta situación y aunque percibe que la situación se torna muy complicada (en el caso de la migración) no prevé que sea similar a la de años anteriores y descarta que "el fantasma del retorno aparezca".

Las crisis y el endurecimiento de la situación legal de los emigrantes en territorio estadounidense han detenido este proceso de salida de connacionales. Al primer trimestre de 2011, por cada 10,000 habitantes en México 36 emigran al extranjero, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Destaca que el comportamiento del fenómeno en el transcurso de 2010 es el menos intenso de la serie histórica completa, ya que se observa que el saldo neto migratorio del periodo (9 por cada 10,000), es la quinta parte de lo que significó en 2006 (53.2 por cada 10,000).

Si bien la falta de oportunidades en México es un factor importante en la migración de los mexicanos hacia EU, es menos relevante que el ciclo económico en este último país. Por lo que mientras el empleo y los salarios en México no suban relativamente con relación a EU, la migración no dejará de ser atractiva para muchos mexicanos, agrega BBVA Research.

Si bien en México ha habido condiciones que han mejorado, y que han permitido a los hogares una mayor posesión de bienes y mejores oportunidades de educación que se han traducido en un nivel más alto de escolaridad promedio de la población mexicana, lo cierto es que estas mejoras no han sido suficientes como para reducir la brecha salarial respecto a los Estados Unidos.

Cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) muestran que en 1995 la diferencia en la compensación laboral por empleado en el sector industrial entre EU y México era cercana a 30,000 dólares al año, para 2002 esta diferencia era de 40,000 dólares y para 2009 se había ampliado a cerca de 50,000 dólares.

Por su parte, de la información proveniente de la ENOE, y de la Currrent Population Survey, se obtiene que en 2005 los trabajadores nacidos en México que radican en EU ganaban 4.5 veces más en promedio que los que viven en nuestro país, mientras que en 2010 la diferencia era de 5 veces, por lo que la brecha salarial entre lo que ganan los mexicanos en EU y lo que ganan en México ha tendido a ampliarse, agrega el informe de BBVA Research.

La más reciente Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares mexicanos evidencia que en general, las condiciones económicas en los hogares mexicanos no han presentado mejoría en los últimos años puesto que el ingreso corriente total promedio se redujo en términos reales 12% entre 2008 y 2010.

El rostro del mercado laboral mexicano

Así, los cambios ocurridos en la economía mexicana no son lo que principalmente están motivando una menor migración hacia EU, agrega BBVA, mientras que al catedrático del Tec menciona que  el hecho de que en México se genere empleo, aunque sea poco, no garantiza que un trabajador logre llevar fuera de la pobreza a su familia.

Frente a las cifras que dio a conocer el INEGI al segundo trimestre, la desaceleración económica empieza a pasar su factura. Al cierre del periodo abril-junio de este año, 2.6 millones de personas no encuentran trabajo, con lo cual la tasa de desempleo del país observa un aumento a 5.45% de la Población Económicamente Activa con relación al primer trimestre de 2011 que fue de 5.22%.

Lo que están planteando las cifras es que el problema de desocupación no se ha resuelto. "En México tenemos crecimiento económico sin generación de empleo y no disminuye la tasa de desocupación", indica De la Cruz.

Mas grave, los indicadores del INEGI muestran una vulnerabilidad laboral. En el segundo trimestre hay 29.8 millones de mexicanos que están ocupados, pero que no tienen acceso a la salud y "si las cifras de pobreza del Coneval hablan de que este problema se ha logrado abatir en parte, sería interesante saber cómo se ha logrado".

Hay 12 millones de trabajadores remunerados que no reciben otras prestaciones laborales distintas a las de salud; 3.8 millones de mexicanos que están ocupados, pero no reciben ningún ingreso por esa función; casi 6 millones que a lo mucho ganan 1 salario mínimo, que puede ser menos, y otro 10.5 millones de mexicanos que ganan entre 1 y 2 salarios mínimos.

De igual manera, a pesar del crecimiento económico hay un universo de 13.4 millones de mexicanos que está en la economía informal, es decir, hay un aumento importante en la informalidad a pesar de que hay crecimiento económico, mientras que más de 14.3 millones de trabajadores que tienen un vínculo laboral con un patrón, pero no trabajan con un contrato por escrito.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"A pesar de que la tasa de desocupación no se ha incrementado en los últimos doce meses, las condiciones de vulnerabilidad laboral se están incrementando. Si de la política pública no se deriva una política económica que fomente la creación de empleos será complicado enfrentar una desaceleración que no dañe el mercado laboral mexicano", indica De la Cruz.

Con esta desaceleración en EU, el Estado mexicano tendrá que mirar más hacia el interior del país, tratar de incentivar a través de diferentes estímulos fiscales capital extranjero y abrir algún tipo de empresas que generen empleos, para que la gente tenga un tipo de actividad remunerada, asegura Germán Vega, del Colegio de la Frontera Norte.

Ahora ve
Asics prueba una nueva forma de hacer calzado deportivo con el microondas
No te pierdas
×