Irene golpea a automotrices y minoristas

El huracán alejó a los compradores en un fin de semana que se preveía muy activo; analistas esperan que las ventas de autos, como Honda, y de minoristas, como Gap, caigan en agosto.
huracan irene  (Foto: CNN)
NUEVA YORK/DETROIT (CNN) -

El huracán Irene golpeó a la costa este de Estados Unidos en el momento más inoportuno para muchas compañías, y mantuvo alejados a millones de compradores de tiendas y concesionarios de automóviles en el que debería haber sido un fin de semana muy activo. Irene golpeó una amplia zona desde Carolina del Norte hasta Vermont, dañando las cifras de ventas en agosto de las automotrices y de muchas grandes minoristas de Estados Unidos que se preparan para presentar sus resultados esta semana.

El peso de la débil confianza de los consumidores, del mercado bursátil y de los bajos inventarios de Toyota Motor Corp y Honda Motor Co son las razones claves para que los analistas prevean que las ventas de vehículos nuevos caerán en agosto respecto a julio o, en el mejor de los casos, no presentarán cambios.

Sin embargo, los analistas vaticinaron un incremento de un 5.2% respecto a agosto del 2010, si bien este sondeo se hizo antes de que la tormenta del fin de semana cerrara muchos concesionarios de automóviles de la costa este.

"Lo que nos preocupa es que un enorme porcentaje de ventas se produce en el último fin de semana o en la última semana del mes, y esto golpeó en ese momento realmente tan crucial", dijo Michelle Krebs, de Edmunds.com. "La buena noticia es que las ventas son mejores que las de mayo y junio", agregó.

La tormenta también forzó a muchas tiendas -entre ellas Macy's Inc y TJ Maxx en Nueva York- a cerrar sus puertas durante el fin de semana, un periodo en el que la gente es más propensa a hacer compras.

Un sondeo realizado el lunes por Thomson Reuters mostró que los analistas esperan que las 25 minoristas que integran su índice -Costco Wholesale Corp, Target Corp, J.C. Penney Co Inc y Saks Inc, entre otras- reporten un incremento de un 4.7% en ventas de agosto en las tiendas abiertas por lo menos durante un año, una medida conocida como ventas comparables.

Las cadenas que reportan ventas mensualmente representan apenas alrededor de un 10% del sector minorista, y la tormenta afectó a aproximadamente un 15% de la población de Estados Unidos, dijo Craig Johnson, presidente de Customer Growth Partners.

"Algunas pocas minoristas usarán al huracán como excusa por su pobre desempeño, pero son las mismas que han estado teniendo un débil desempeño desde hace ya algunos meses (...) Las cifras de Gap van a ser malísimas este mes, las de Aeropostale no serán buenas, pero ya eran malas antes de la tormenta", dijo.

Hasta un 20% de las ventas de autos de Estados Unidos se producen generalmente en los estados que fueron afectados por Irene, dijo Paul Taylor, economista en jefe de la Asociación Nacional de Concesionarias de Automóviles.

En esos estados, las ventas de agosto probablemente se reducirán alrededor de un 10%.

El pronóstico promedio de 44 economistas sondeados por Reuters fue que se vendieron 12.1 millones de vehículos sobre una base anualizada, un incremento respecto a los 11.5 millones de un año atrás pero levemente por debajo de los 12.2 millones de julio.

Honda parece ser el que más problemas tiene. Edmunds.com y TrueCar.com prevén que las ventas de agosto de Honda caerán entre un 22% y un 25% respecto a agosto último, y las ventas de Toyota caerán entre un 11% y un 14%.

Según los mismos pronosticadores, las ventas de agosto de General Motors Co habrían subido un 20%, y las de Ford Motor Co entre un 12% y un 14%.

Los minoristas que venden artículos para el regreso a la escuela probablemente sintieron el golpe de Irene dado que la tormenta cerró los centros de compras durante el fin de semana, cuando por lo general los padres realizan las compras de ropa y cuadernos, y no agua embotellada y linternas.

"Éste es un importante fin de semana de compras que se planificó, pero que no sucederá, en una de las regiones más densamente pobladas", dijo Joel Bines, director gerente de la empresa consultora AlixPartners.

El impactó podría restar un punto porcentual a las ventas comparables de agosto, dijo Bines, y agregó que el remanente de las mercaderías probablemente tendrá un descuento, lo que dañaría los márgenes brutos.

Las tiendas departamentales, incluidas Penney y Macy's y cadenas de tiendas como Gap Inc y Aeropostale Inc, son consideradas como las más expuestas a una desaceleración.

Los periodos mensuales reportados por la mayoría de las minoristas finalizaron el sábado, lo que significa que probablemente gran parte del impacto en las ventas no concretadas el domingo se traslade a septiembre.

Cadenas de mejoras para el hogar, como Home Depot , y supermercados como Supervalu probablemente reciban un impulso extra que se mantendrá pues mucha gente está extrayendo el agua de sus sótanos y está llevando a cabo reparaciones tras el paso del Irene.

Sin embargo, esas cadenas -al igual que otras minoristas, como Wal-Mart Stores Inc - no reportan ventas mensuales.

Ahora ve
Una neblina tóxica y gruesa cubre el cielo de Nueva Delhi
No te pierdas
×