EU y Europa avivan inestabilidad global

Los inversionistas temen que se concrete un escenario de recesión mundial, advierten analistas; se mantendrá la presión a los mercados en septiembre, un mes históricamente complicado, advierten.
economia baja crisis desaceleracion pib  (Foto: Photos to Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La perspectiva para los mercados accionarios en el corto plazo es incierta ya que el entorno macroeconómico internacional ofrece poca visibilidad ante el debilitamiento de la economía de EU y la crisis de deuda soberana en Europa, coinciden analistas.

Por ello, no descartan bajas adicionales en las Bolsas de valores y presiones en los tipos de cambio. En el caso de la moneda mexicana, ésta podría mantener la cotización en un rango de 12.40 a 12.60 pesos por dólar, estima Análisis Santander.

Este entorno se da en un mes que históricamente ha sido de inestabilidad para los mercados. Septiembre no sólo es el peor periodo para las acciones -el S&P suele bajar en promedio un 0.5% mensual desde 1945-, sino que además es el tercer mes más volátil del año, en el que la frecuencia de oscilaciones entre máximos y mínimos supera el 10%, precisa Saxo Bank.

No hay condiciones para un alza sostenida en los mercados financieros, dado que la economía estadounidense continúa frágil y la volatilidad puede resurgir en el corto plazo ante el debilitamiento de algunos indicadores económicos de EU y ante el posible resurgimiento de la crisis de deuda soberana europea, dice Arturo Espinosa, director de Servicios de Análisis.

Existe un creciente temor a que la economía de EU pueda caer nuevamente en recesión, ya que se encuentra prácticamente estancada y cualquier choque externo podría empujarla hacia una caída, el cual puede provenir de una agudización de la crisis de deuda soberana en Europa, menciona en su análisis semanal.

Esto preocupa sobre todo ante la poca capacidad de maniobra que tienen las autoridades en EU para rescatar a la economía ya que no hay mucho espacio, ni para un estímulo fiscal ni para uno monetario.

La evolución de los mercados en el corto plazo estará estrechamente ligada al comportamiento de los indicadores económicos que vayan surgiendo. Existe el riesgo de que la reciente turbulencia en los mercados financieros y la elevada incertidumbre derivada de la discusión del límite de endeudamiento de EU y de la crisis de deuda soberana europea, puedan continuar afectando a la economía real en el corto plazo.

En este sentido, el economista en jefe de Scotiabank, Mario Correa, resalta que las perspectivas continúan siendo altamente inciertas, ya que eventos e indicadores económicos recientes han resultado desfavorables y han aumentado la percepción de riesgo en los mercados financieros internacionales.

Luego de los malos resultados del reporte de empleo en EU en agosto, continúa aumentando la evidencia de la pérdida de vigor en el crecimiento económico, lo cual eleva la probabilidad de que se caiga en una situación de estancamiento o incluso de recesión.

En Europa se vuelven a observar presiones en las tasas de interés de la deuda soberana de Grecia, ya que se teme que no se cumplan las metas fiscales planteadas en los programas de ajuste. Adicionalmente, otros países de la Eurozona están pidiendo que Grecia ofrezca un colateral para garantizar el siguiente desembolso de recursos del paquete de ayuda, lo que representa una nueva complicación financiera.

La probabilidad de que Grecia caiga en un incumplimiento de pagos está creciendo, advierte Correa.

El estancamiento del empleo en EU hace que los inversionistas revivan entre los inversionistas temores con relación a una etapa recesiva en la economía de EU, al mismo tiempo que generan especulación sobre posibles medidas que adoptaría la Reserva Federal (Fed) para otorgar apoyo a la economía en esta nueva etapa de dificultad, indica el director de Análisis de Invex Grupo Financiero, Rodolfo Campuzano.

Hay elementos que favorecen la inversión en acciones como la elevada liquidez en el sistema, la escasez de opciones ante bajas tasas de interés, la favorable situación financiera de muchas empresas, pero para que estos elementos surtan efecto, los factores de riesgo deben diluirse y justo ha pasado lo contrario al inicio del mes, menciona en su informe semanal.

Además de la debilidad en la economía de EU, preocupa la falta de acuerdos en Europa. El costo de aseguramiento sobre la deuda de 15 gobiernos en Europa alcanzó un nivel máximo histórico el pasado viernes.

Al parecer septiembre volverá a ser un mes de elevada volatilidad y de mucha incertidumbre. De nuevo, los mercados basan sus esperanzas en la reunión de la Fed l(20 y 21 próximos), pero cada vez hay más voces que claman que el Banco Central de EU no puede hacer mucho para revivir a la economía. El panorama ciertamente no ha mejorado al final del verano.

Ahora ve
El fin del acuerdo nuclear con Irán es una posibilidad real, sostiene Trump
No te pierdas
×