Europa niega estar cerca de la recesión

La Comisión Europea dijo esperar un débil crecimiento económico, aunque descartó una cifra negativa; Deutsche Bank advirtió que la crisis de deuda europea podría acabar con los bancos más débiles.
euro  (Foto: AP)
FRANCFORT (CNN) -

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, dijo el lunes que espera un modesto crecimiento económico de Europa, pero no anticipó una recesión en el continente. Barroso dijo que era demasiado temprano para evaluar si Grecia alcanzará sus compromisos de reducción de deuda, aunque agregó que el Gobierno griego cumplirá con sus compromisos.

"Los últimos pronósticos de la Comisión Europea muestran que habrá crecimiento -es cierto que será modesto- en toda la Unión Europea", dijo en conferencia de prensa con la primera ministra australiana Julia Gillard, previo a su viaje a Nueva Zelandia.

Este domingo la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, advirtió del riesgo de una recesión "inminente" en la economía mundial, pero que aún puede evitarse.

Riesgos para la banca

La crisis de deuda soberana de Europa limitará las ganancias de los bancos por años y podría acabar con los más débiles, advirtió este lunes el presidente ejecutivo del Deutsche Bank, Josef Ackermann, a los líderes del sector en momentos de un escrutinio intenso de las finanzas de la industria.

"Las posibilidades para el sector financiero en general (...) son bastante limitadas", dijo el presidente ejecutivo del principal banco de Alemania. "El panorama para el crecimiento futuro de los ingresos es limitado tanto por la situación actual como estructuralmente", añadió.

Ackermann ofreció un discurso en la conferencia anual Bancos en Transición en Francfort, en medio del pesimismo en los mercados de capital, porque los temores a que algunos países de la zona euro puedan caer en cesación de pago de sus deudas han hecho que los inversores busquen refugio.

Pese al oscuro panorama para las ganancias, Ackermann rechazó los llamados a una recapitalización urgente.

La directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde instó en agosto a una capitalización obligatoria de los bancos europeos para evitar una recesión mundial.

Una recapitalización forzada "amenazaría con enviar la señal de que los políticos han perdido la fe en la capacidad de las medidas existentes para tener éxito", dijo el jefe del mayor prestamista de Alemania.

Ackermann advirtió además de que muchos bancos europeos podrían hundirse si tuvieran que aceptar la "quita" en sus inversiones en deuda soberana, propuesta por algunos.

"Es obvio que muchos bancos europeos no sobrevivirían a tener que revalorar la deuda soberana en sus libros a niveles de mercado", dijo.

Deutsche, el mayor prestamista de Alemania y participante global de banca de inversión, ya ha advertido que lograr su objetivo de 6,400 millones de euros (9,100 millones de dólares) en ganancia antes de impuestos para este año se estaba volviendo más difícil y que requería una solución rápida y sostenida de la crisis de deuda soberana de Europa.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La crisis ha mantenido a los bancos a merced de las preocupaciones del mercado acerca de su fortaleza de capital y acceso al financiamiento, temores que escalaron de nuevo la semana pasada cuando una fuente europea dijo a Reuters que el FMI veía un déficit de capital de 200,000 millones de euros (284,000 millones de dólares) entre los prestamistas europeos.

 

Ahora ve
“Un componente racial” dificulta la renegociación del TLCAN, considera Krugman
No te pierdas
×