Presupuesto, prueba de fuego para Meade

El nuevo secretario de Hacienda enfrentará entidades que buscan más recursos: Mario di Costanzo; su margen de maniobra para proponer y negociar ante el Congreso de la Unión es limitado, advierte.
jose antonio meade  (Foto: Notimex)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La negociación de la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos 2012 será la primera prueba de fuego del recién nombrado secretario de Hacienda, José Antonio Meade, porque se da en un entorno de presión por parte de los estados para obtener más recursos.

"Va a negociar en circunstancias muy complicadas, porque hay mucha polarización en la Cámara de Diputados", asegura Mario Alberto Di Costanzo Armenta, diputado del Partido del Trabajo (PT).

"El PRI está polarizado con todo el tema de darle dinero a los estados, mientras que el PAN no quiere. Ahí están en polos opuestos y Meade necesitará mucho talento, pero de que tiene la capacidad (de sacar adelante el paquete económico), no cabe duda".

En tanto, José Luis de la Cruz, catedrático del Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México, resalta que al heredarle un Presupuesto ya elaborado, el margen de maniobra que tendrá ante el Congreso para proponer algo nuevo es prácticamente nulo.

Este viernes, el presidente de México Felipe Calderón aceptó la renuncia de Ernesto Cordero Arroyo como titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), quien previamente había declarado su interés por buscar la candidatura del Partido Acción Nacional (PAN) para la presidencia de la República.

El político será sustituido por José Antonio Meade, quien se desempeñaba hasta entonces como secretario de Energía, determinó el titular del Ejecutivo federal.

No obstante, tanto el diputado del PT como el catedrático reconocieron la capacidad y experiencia del recién nombrado secretario de Hacienda para negociar el Presupuesto, pero "donde enfrentará una restricción será en esa libertad de manejo político y de hacer cambios que él pueda manifestar", expone De la Cruz, director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tec.

Desde que Cordero Arroyo manifestó sus aspiraciones políticas como precandidato a la presidencia por el Partido Acción Nacional (PAN), economistas argumentaron que ello podría limitar su capacidad de acción en el Congreso al momento de negociar la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos para 2012.

Especialistas consultados estimaron en junio pasado que este factor, junto con los requerimientos del Gobierno de Felipe Calderón para un año electoral -el último de su gestión- enrarecerían la negociación del Presupuesto más de lo habitual.

"Era evidente que con las aspiraciones políticas de Cordero resultaba complicado que se diera una negociación imparcial y objetiva, que no tuviera una carga política que desde los partidos no se estuviera observando y, de alguna forma, esa cuestión se quita, pero el nuevo secretario de Hacienda hereda la estructura del diseño del Presupuesto y seguramente será una negociación muy intensa en la Cámara para hacer adecuaciones", indica De la Cruz.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

De los secretarios de Hacienda "hacía mucho que no teníamos uno con las cualidades de Meade, que conozca la economía, además de que es un funcionario honesto, no es un barco negociando, es un tipo sólido en sus conocimientos y debate bien. Tiene experiencia, entonces va a ser un reto interesante y se abre una posibilidad para negociar", destaca Di Costanzo.

 

Ahora ve
Mancera entrega las llaves de la primera casa antisísmica de la CDMX
No te pierdas
×