La Fed lanza otro estímulo para EU

La entidad comprará 400,000 mdd de bonos del Tesoro a largo plazo para finales de junio de 2012; la medida pretende estimular el consumo con una posible baja en los créditos.
bernanke operacion twist  (Foto: Especial)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) anunció este miércoles que venderá 400,000 millones de dólares en valores a corto plazo para adquirir bonos a largo plazo, en una nueva medida para apuntalar la economía estadounidense.

La decisión de la Fed de transferir una parte de su cartera de 2.87 billones de dólares podría provocar una nueva baja en el rendimiento de los bonos del Tesoro. También reduciría las tasas hipotecarias y de otros préstamos comerciales y de consumo.

El Banco Central anunció las medidas luego de dos días de reuniones.

La Fed pretende comprar bonos con plazo de 6 a 30 años (largo plazo) y vender el mismo monto de bonos de corto plazo (3 años o menos).

 "Este programa deberá disminuir la presión sobre las tasas de interés a largo plazo y hacer las condiciones financieras más cómodas", explicó la Fed en un comunicado

"El Comité revisará regularmente el tamaño y composición de sus tenencias de bonos y está preparado para ajustarlos como considere apropiado".

 El comité también discutió un rango de herramientas para promover una recuperación económica en un contexto de estabilidad de precios y agregó que está preparado para emplear esas herramientas como vea apropiado.

Pero el rendimiento de los bonos estadounidenses a 10 años ha caído a mínimos de casi medio siglo, y ahora rondan el 2%. Algunos analistas creen que una tasa aún más baja no ayudará lo suficiente a la economía de Estados Unidos.

La Fed usó un sistema similar en los años 60. La "Operación Twist" se usó durante la presidencia de Kennedy en 1961. En realidad se llamó "Operation  Nudge" pero la leyenda cuenta que la nombraron "Twist" en referencia al baile de Chubby Checker.

El Banco Central lanza un nuevo intento por reanimar a la economía de Estados Unidos, tras las inyecciones al mercado en 2008 y 2010, conocidos como QE1 y QE2.

El Comité mantuvo su tasa de interés entre 0%-0.25% como se preveía, toda vez prometió sostenerlas en ese nivel hasta mediados del 2013 en su reunión anterior.

Un panorama gris

El Banco Central intenta reanimar una economía que en agosto no logró crear un empleo neto, y un Gobierno que  pelea por reducir déficit presupuestario.

La Reserva Federal reconoció que el crecimiento económico permanece bajo. "Los indicadores recientes apuntan a una debilidad en el mercado laboral y la tasa de desempleo permanece elevada", explicó la Fed en su comunicado.

Agregó que el gasto del consumo se ha incrementado modestamente a pesar de una ligera recuperación en la venta de automóviles. Señaló también que la inversión en estructuras no residenciales continúa débil con un sector hipotecario deprimido.

Dijo que la inflación permanece en niveles moderados con "los precios de la energía y 7 materias primas declinando desde sus puntos más altos", además de que la inflación a largo plazo permanece estable.

La calificadora Standard & Poors le quitó la preciada calificación "AAA" en agosto pasado, aduciendo su enorme deuda pública y una situación política complicado.

Aunque el consenso al interior de la Fed se inclinó a continuar con una política de estímulos y expansiva, tres miembros del Comité decidieron votar en contra, los mismos que en agosto se opusieron en la reunión de agosto a mantener las tasas bajas hasta 2013, mostrando que aún existen diferencias al interior del Banco Central sobre el rumbo que tomará la inflación.

Richard W. Fischer, presidente de la Fed de Dallas, Narayana Kocherlakota, de la Fed de Minneapolis, y Charles Plosser de Filadelfia, votaron en contra de la decisión del Comité.

Con información de AP y Reuters.

Ahora ve
Los jugadores extranjeros son mayoría en la final del futbol mexicano
No te pierdas
×