Grecia hará lo que sea para recuperarse

El ministro de Finanzas de la nación afirmó que harán cuanto sea necesario para salir de la crisis; Grecia espera una llegada de recursos por 109,000 millones de euros para los siguientes días.
ministro finanzas griego  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Ben Rooney
WASHINGTON D.C. -

Evangelos Venizelos, ministro de finanzas de Grecia, dijo el domingo que su país hará "cuanto sea necesario" para cumplir con sus obligaciones financieras.

En el marco de una conferencia de la banca internacional, Venizelos dijo a los miembros del Instituto de Finanzas Internacionales que "Grecia quiere cumplir y lo hará. Estamos preparados para emprender las iniciativas necesarias, a cualquier costo político". 

Sin embargo, añadió que el costo es "muy elevado", y que Grecia no debería ser "el chivo expiatorio" de los problemas más extendidos de la deuda soberana en Europa. 

Grecia ha intentado salir de la crisis por más de un año, con poco éxito. El Gobierno de Atenas llegó al filo del impago el año anterior, y nuevamente en julio pasado, antes de ser rescatado por otras naciones europeas y por el Fondo Monetario Internacional (FMI). 

Aunque el endeudamiento del país casi duplica el tamaño de su producción económica, Venizelos indicó que Grecia representa sólo una pequeña fracción de toda la deuda que ahoga a la zona euro en su conjunto. "Grecia no es el problema central de la zona euro", acotó. 

El ministro mencionó las dolorosas reformas emprendidas por Grecia para recortar los gastos del Gobierno y recaudar impuestos, incluidas una serie de  despidos en el sector público y reducciones en las pensiones anunciadas la semana pasada. "Nosotros, más que nadie, creemos que estos cambios son absolutamente necesarios para el futuro del país", dijo. 

Esas impopulares medidas restrictivas han colocado a Grecia en el camino para que alcance un superávit presupuestario primario en la segunda mitad del 2012, de acuerdo con Venizelos. No obstante, advirtió que tales medidas de austeridad han afectado la economía helena, en recesión durante tres años. 

Si bien el Gobierno de Atenas se mantiene comprometido con estas reformas, Venizelos afirmó que los "sacrificios" de su país deberían ser correspondidos con el apoyo de otras naciones de la eurozona. 

Grecia ha sostenido intensas negociaciones en las últimas semanas con representantes del FMI, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo. Las conversaciones se han centrado en las metas fiscales que Grecia precisa alcanzar para obtener la siguiente entrega del paquete de rescate por 110,000 millones de euros aprobado el año pasado. 

Los inversionistas alrededor del mundo, a su vez, siguen nerviosos ante la posibilidad de que Grecia pueda incurrir en un ‘default' o cese de pagos si no recibe esa nueva entrega por 8,000 millones de euros. El mayor temor es que un impago de Grecia pueda arrastrar a otras naciones europeas y provocar una crisis bancaria. 

Venizelos insistió en la necesidad de enviar un "mensaje de seguridad y estabilidad" a los inversionistas, de manera que se rompa el círculo vicioso de "ruidos y rumores" sobre un impago griego. "Debemos convencer al mercado de que la zona euro puede protegerse a sí misma y a sus miembros", indicó. 

Entre tanto, los ministros de finanzas del mundo dedicaron el fin de semana pasado a una cumbre celebrada en las oficinas centrales del FMI y el Banco Mundial. La crisis europea acaparó las conversaciones, pero la reunión no produjo las acciones concretas que muchos esperaban.

Los líderes europeos se comprometieron a efectuar una serie de reformas anunciadas en julio, entre ellas una revisión al Fondo Europeo de Estabilización Financiera. El objetivo es permitir que dicho Fondo compre deuda soberana directamente de los inversionistas y otorgue líneas de crédito para apuntalar a los bancos más débiles. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las conversaciones también abordaron las formas de fortalecer la efectividad del Fondo de Estabilización, actualmente dotado con 440,000 millones de euros, una cifra insuficiente para numerosos analistas. 

Sin embargo, la revisión propuesta para el Fondo de Estabilización, así como un segundo rescate para Grecia de 109,000 millones de euros, deben ser aprobados por los gobiernos individuales de todas las 17 naciones de la zona euro. De acuerdo con las autoridades de la Unión Europea, planean implementar las reformas a mediados de octubre. Un plazo que muchos observadores creen está lejos de ser seguro.

Ahora ve
Estos fueron los autos más vendidos en México durante 2017
No te pierdas
×