La crisis en el empleo cumple 3 años

Sólo 10.1% de las plazas generadas en ese lapso son formales en México, dice la Cámara de Diputados; además, 37% del total de puestos generados durante el mismo lapso es eventual, según el análisis.
desempleo  (Foto: Thinkstock)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El mercado laboral mexicano no ha logrado remontar los efectos de la crisis de 2008 y enfrenta una tasa de desocupación elevada, empleos generados de mala calidad y un deterioro en el poder de compra, advirtió la Cámara de Diputados.

De acuerdo con un análisis del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la cámara baja, en los últimos tres años el salario base de cotización en el Instituto Mexicano del Seguro Social ha perdido poder de compra en aproximadamente 66 pesos al mes.

El CEFP menciona que, de acuerdo con estimaciones para 2012 de la Secretaria de Hacienda, hay un crecimiento de 12.7% en el número de cotizantes en el IMSS al segundo trimestre de 2011 con relación al primer trimestre de 2006. Sin embargo, ese resultado fue generado por un aumento de 37.7% del empleo eventual urbano, y sólo 10.1% del formal, evidenciando una pérdida en la calidad.

El poder de compra del salario "se ha deteriorado alrededor de 10% en los últimos tres años, en un mercado laboral mexicano que no ha logra remontar los efectos de la crisis de 2008, destaca Eduardo Rodríguez Oreggia, director del doctorado en Política Pública del Tecnológico de Monterrey.

Quienes conservan mayor poder adquisitivo son los empleados del sector público. "Si tenían un índice de 100 ahora es de 97, mientras que para un trabajador afiliado al IMSS es de 91; es decir, si antes ganaban 100 pesos, ahora reciben 97 o de 91 pesos".

La tasa de desempleo de México se elevó en agosto a un nivel mayor al previsto por el mercado y creció la necesidad de varios empleados por trabajar más horas, en medio de la desaceleración que observa la economía local, mostraron el viernes pasado cifras oficiales, al subir a 5.44% en agosto en cifras ajustadas por estacionalidad, dijo el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) el viernes pasado.

Esta cifra es la más alta de los últimos 11 años, con excepción de la registrada durante la crisis de 2009, y tiene implicaciones importantes en términos de bienestar económico y social, destaca el Centro de Investigación en Economía y Negocios, del Tecnológico de Monterrey.

Si hay un proceso de desaceleración económica, no vemos por qué baje la tasa de desempleo del 5%. Además no hay una política bien diseñada, estructurada y coordinada para atender al mercado laboral, y los programas que existen se quedan cortos", agrega Rodríguez Origgia.

La creación de empleos por parte del Seguro Social podría estancarse, ya que hacia futuro el panorama se ve complicado en términos de crecimiento económico, añade Erick Urtuzuástegui, economista en jefe de la consultoría de Análisis Prognosis.

En su opinión, en la creación de empleo formal pesó mucho el aumento en el IMSS, pero aclara que una parte fue por nuevas fuentes de trabajo, pero otra se debió a que "el IMSS estaba haciendo mejores esfuerzos de fiscalización, de gente que no estaba incorporada a la seguridad social y que al hacerlo fue con salarios muy bajos".

El catedrático del Tec puntualiza que de la población ocupada, alrededor de 44 millones, 34% de empleados del IMSS, ISSTTE y Defensa son los que tienen cobertura y representan alrededor de 34% de la población ocupada, mientras que 65% no tienen acceso a seguridad social de ningún tipo.

Las cifras que da a conocer la Secretaria de Hacienda, de poco más de 15 millones de trabajadores, "se refieren a un tercio de la población ocupada, pero no dicen nada de los otros dos tercios que no tienen cobertura de seguridad social".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Además, resalta que el programa de empleo temporal, lo que hizo fue aumentar el monto de lo que se le asignaba y casi lo triplicó. "Antes de la crisis de 2008 se canalizaban 937 millones de pesos, ahora hay casi 3,000 millones de pesos, que provienen de la parte federal, porque de los estados se destinaban 115 millones y ahora son 111 millones de pesos" y el mayor esfuerzo no viene de las entidades.

Advierte que el sector que más ha enfrentado la pérdida de empleo es el que tiene mayor nivel de escolaridad. "Los sectores más dinámicos que contratan a este tipo de profesionistas, que son los más productivos, se han desacelerado y una vez que alguien que tiene mayor preparación cae en el desempleo tarda más tiempo en colocarse", dijo.

Ahora ve
Con su anuncio sobre Jerusalén, Trump provoca una crisis entre Israel y Turquía
No te pierdas
×