California dice sí al “Dream Act”

El gobernador Jerry Brown firma la segunda parte del paquete legislativo para ayudar a estudiantes; el estado calcula que 2,500 alumnos sin residencia estarían en posición de recibir ayuda pública.
Brown  (Foto: AP)

Los estudiantes que carecen de permiso para residir en el país ya pueden solicitar becas financiadas por California y ayuda en las universidades estatales después que el gobernador Jerry Brown anunció este sábado que firmó la segunda parte de un paquete legislativo. El proyecto AB131, promovido por el asambleísta demócrata Gil Cedillo de Los Angeles, es la segunda parte del paquete de leyes conocidas como "Dream Act" de California.

El mandatario demócrata firmó la primera parte en julio, la cual aprueba otorgar becas privadas y préstamos a estudiantes que no tienen autorización para vivir en Estados Unidos.

Bajo la ley actual, los alumnos que estén en esa situación, que se hayan graduado de una escuela secundaria en California y que puedan demostrar que se encaminan a legalizar su estatus migratorio tienen derecho a pagar el mismo monto en las cuotas escolares que el que pagan los residentes.

El proyecto de ley le permitiría a los estudiantes que no cuentan con permiso de residencia solicitar ayuda estatal.

La conflictiva segunda parte de este paquete requiere que los alumnos inmigrantes cumplan con los mismos requisitos que otros que solicitan ayuda financiera en las universidades estatales, pero especifica que sólo podrían recibir dicha ayuda después de que todos los residentes legales del país hayan hecho su solicitud.

El paquete es distinto al Dream Act federal, un proyecto de ley que incluye un procedimiento a seguir para que los hijos de inmigrantes que entraron al país sin permiso puedan obtener la ciudadanía.

Brown dijo que el proyecto legislativo le da a los mejores estudiantes la oportunidad de ampliar sus oportunidades educativas.

"Ir a la universidad es un sueño que promete entusiasmo intelectual y pensamiento creativo. El Dream Act nos beneficia a todos al darle a los mejores estudiantes una oportunidad de mejorar su vida y la de todos nosotros", afirmó el gobernador.

En un comunicado, el arzobispo de Los Angeles, José H. Gómez, se mostró complacido por la promulgación de la segunda parte de la ley.

"La firma del gobernador allana el camino para que los alumnos inmigrantes continúen su educación, de modo que puedan contribuir algún día, con su talento y habilidad al mejoramiento de nuestra sociedad. Estos estudiantes han demostrado ya su capacidad académica y su compromiso, merecen la oportunidad de buscar sus metas", dijo Gómez.

El Departamento de Finanzas estatal calcula que, cuando el paquete legislativo entre en vigencia en enero de 2013, utilizará 1% de todos los fondos del Cal Grant, el programa estatal de ayuda financiera a estudiantes.

El departamento dice que 2,500 alumnos estarían en posición de recibir ayuda bajo el proyecto de ley, y calcula que los costos lleguen a 14.5 millones de dólares, de un programa que cuenta con 1,400 millones de dólares.

Ahora ve
Emmanuel Macron pone en marcha su plan “Make our planet great again”
No te pierdas
×