El Senado de EU aprueba presión al yuan

La Cámara Alta certificó una legislación diseñada para presionar el valor de la divisa china; la ley permite imponer aranceles a países que subsidien sus exportaciones al desvalorizar su moneda.
yuan  (Foto: Thinkstock)

El Senado de Estados Unidos aprobó este martes una legislación diseñada para presionar a China a dejar que su moneda suba en valor, enviando el proyecto a la Cámara de Representantes, cuyos líderes han criticado la medida y su futuro es incierto. La legislación, que Pekín ha dicho podría provocar una guerra comercial, permitiría al Gobierno de Estados Unidos aplicar aranceles de compensación a los productos de países que se determine están subsidiando las exportaciones al subvalorar sus monedas.

Algunos legisladores estadounidenses afirman que el yuan está subvalorado hasta en un 80%, dando a los productores una ventaja injusta en los mercados internacionales y golpeando el empleo doméstico.

El Senado aprobó por 63 votos a favor y 35 en contra la legislación, que está diseñada para presionar a China a dejar que su moneda suba en valor, y la puso en las manos de la Cámara baja -controlada por los republicanos-, que podría no realizar una votación a pesar del apoyo con que cuenta.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, dijo la semana pasada que sería "peligroso" que el Congreso se involucre en las tasas de cambio del país.

Otro republicano de alto rango, el líder de mayoría de la Cámara baja, Eric Cantor, dijo que el presidente Barack Obama debería aclarar su posición sobre el proyecto, que ha motivado críticas de Pekín.

"Lo que me gustaría ver es la posición del Gobierno. Claramente, ellos también tienen preocupaciones", dijo Cantor a periodistas.

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, dijo que el destino del proyecto no está claro, pero que su mensaje expresa el estado de ánimo del país.

"No sé si este proyecto de ley, en la forma que lo aprobó el Senado, terminará siendo parte de la legislación que proviene del Congreso", dijo Clinton a Reuters en una entrevista. "Pero sí refleja una gran frustración de parte del pueblo estadounidense", agregó.

Si la Cámara baja aprueba el proyecto, Obama enfrentaría un dilema. Firmar el proyecto y convertirlo en ley enfadaría a China, cuya cooperación Estados Unidos necesita en el frente económico y en temas políticos complejos como Corea del Norte e Irán.

Pero vetar el proyecto no sería bien visto en los estados industriales del país, como Ohio y Michigan, y podría socavar el respaldo a un segundo mandato de Obama.

Uno de los principales republicanos que aspiran a la presidencia, Mitt Romney, reiteró este martes su promesa de presionar a China por su moneda desde su primer día en el cargo si resulta electo.

China lanza campaña

China ha lanzado una intensa campaña de presión en Washington para que se elimine el proyecto de ley que castigaría a Pekín por su sistema de moneda, en la más reciente muestra de su enfoque más sofisticado para influir en la política de Estados Unidos.

Un "equipo de enlace con el Congreso" de 12 miembros dentro de la embajada de China se ha estado reuniendo con asesores de legisladores clave, llamado por teléfono a las oficinas de los congresistas y hablando con la Casa Blanca sobre el tema, según funcionarios chinos y estadounidenses.

La embajada china también ha estado pagando 35,000 dólares al mes a una firma legal de primera clase en Washington para que realice lobby en su nombre y para entregar a China una mayor comprensión de la política en el Congreso.

El esfuerzo refleja lo sofisticado que se ha vuelto el lobby de China en Washington. Hace sólo 10 años, China solía ignorar al Congreso, ya que algunos de sus funcionarios creían que el Senado y la Cámara de Representantes eran meramente portavoces de la rama ejecutiva.

En ese entonces, los inusuales intentos de Pekín por influir en la política de Estados Unidos eran torpes y mal informados, dicen funcionarios.

Funcionarios chinos han advertido al Congreso y a la Casa Blanca que la aprobación del proyecto de ley sobre divisas, que defiende la aplicación de aranceles para compensar la ventaja de las exportaciones chinas si el yuan mantiene un valor bajo artificial frente al dólar, podría provocar una dañina guerra comercial.

"La postura de China en este tema es muy clara", dijo un funcionario de la embajada china a Reuters. "Así que el personal de la embajada en el congreso no sólo se ha estado aproximando a los legisladores, sino que ha estado conversando con todas las ramas de la administración de Estados Unidos, incluido el Gobierno", agregó.

El funcionario, quien habló bajo condición de anonimato, dijo que el personal de la embajada ha estado manteniendo reuniones en el Capitolio con asesores claves, y "yo sé que ha habido comunicaciones con la Casa Blanca".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La fuente no sabía qué funcionarios de la Casa Blanca, o legisladores, habían sido contactados.

"Nosotros hemos estado explicándoles nuestra postura y esperamos que ellos puedan convencer a la mayoría de los senadores y representantes para que tomen medidas racionales al no politizar este tema", dijo el funcionario.

Ahora ve
Nobel de la Paz 2017 advierte el peligro “de que alguien pierda los estribos”
No te pierdas
×