México esquiva crisis de banca española

Las calificaciones de Bancomer y Santander se basan en su propia calidad crediticia: S&P y Fitch; los bancos seguirán enviando dividendos a sus matrices y en 2011 serán 20,000 millones de pesos.

Como resultado de las recientes bajas de calificación de Banco Bilbao Viscaya Argentaria (BBVA) y Banco Santander en España, las notas de sus subsidiarias en México no se verán afectadas, aseguraron las agencias Standard and Poor´s (S&P) y Fitch Ratings.

"Las calificaciones de BBVA Bancomer y Santander en México se basan en su propia calidad crediticia y se encuentran limitadas por la calificación soberana mexicana", dijo Santiago Carniado, director de Instituciones Financieras de S&P.

Alejandro García, quien ocupa el mismo cargo en Fitch Ratings, coincide en lo anterior y resalta que las filiales en México, cuando menos de todos los grandes bancos, tienen una posición financiera bastante sólida aun con el entorno tan complicado que ha habido en los últimos 2 o 3 años.

Han mantenido sólidos niveles de capital,  buena liquidez y, sobre todo, han seguido siendo instituciones rentables, señaló.

Standard & Poor's  y Fitch revisaron este martes a la baja su visión del sector financiero español porque continúa enfrentando desafíos de financiación y rentabilidad, en un contexto de menores perspectivas de crecimiento de la economía.

Como resultado de su nuevo análisis, S&P y Fitch rebajaron las notas de 15 entidades españolas, entre ellas Santander y BBVA, que vieron su calificación descender a 'AA-' desde 'AA'.

Adicionalmente, Fitch revisó la perspectiva de la nota Issuer Default Rating (IDR o emisor) de largo plazo en moneda local de 'A' de BBVA Bancomer a negativa desde estable, derivada de la baja en la calificación IDR de la matriz de la financiera, Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) hasta el nivel 'A+'.

"Es reflejo exclusivo del ajuste en la calificación de la casa matriz, porque hay un riesgo de reputación, un grado de vinculación, pero lo que aísla el tema de la relación con la casa matriz es la viabilidad financiera que refleja única y exclusivamente el perfil crediticio de Bancomer por sí solo, pero la capacidad de pago de deuda sí está vinculada con la calidad crediticia de su casa matriz".

Ambos directivos de las calificadoras descartaron que los bancos en México transfieran recursos para sus casas matrices. La regulación mexicana que se ha estado implementando "tiene buena distancia en cuanto a los préstamos a partes relacionadas y los bancos siguen manteniendo un adecuado nivel de capital y liquidez", puntualiza Carniado.

En la medida en que esto siga en la misma tesitura, las calificaciones no se verán afectadas a pesar de los problemas que pueden estar viviendo sus casas en Europa.

Sin embargo, por pago de dividendos las subsidiarias en México sí han enviado recursos a sus casas matrices. "Los dividendos son recurrentes y casi como cualquier otro banco que es rentable la distribución de dividendos a sus accionistas es frecuente", dijo Carniado.

En el caso de Bancomer, en los últimos años, el pago de dividendos "ha sido como de 60% o 65% de las utilidades de cada año y en Santander un poco menos, tal vez más cercano a 50% de las utilidades", indica Alejandro García de Fitch.

"Esto no les afecta en su desempeño, pero el hecho es que al final los dividendos tienen una restricción porque decretarlos indiscriminadamente presionaría el capital de los bancos; pero si continúan siendo rentables casi anticipo que seguirán distribuyendo dividendos", subraya el especialista de Fitch.

En este sentido, S&P menciona que la gestión de las subsidiarias ha sido la adecuada porque pagan dividendos sin afectar su solidez.

Tan solo el año pasado, "Bancomer pago dividendos por aproximadamente 12,000 millones de pesos y para 2011 dijo que iba a pagar 15,000 millones de pesos, son 27,000 millones de pesos entre 2010 y 2011; Santander en 2010 pago dividendos por 7,300 millones de pesos y en 2011 estimamos 5,700 millones de pesos", explicó Santiago Carniado de S&P.

"Sí esperamos que sigan estos niveles de pagos de dividendos, pero no esperamos que sea en detrimento de la solidez de la subsidiaria mexicana. Por otro lado, otro tipo de salidas de efectivo están controladas por la regulación mexicana, como pudieran ser préstamos a partes relacionadas que están limitados y las autoridades los tienen bastante monitoreados", puntualiza.

En términos generales, ambos analistas consideran que la banca mexicana mantiene un buen nivel de capitalización y liquidez, en comparación con otros países y están en condiciones para enfrentar el entorno actual.

"Esto (la baja) es evidente que es un factor que no tiene que ver con el banco, tiene que ver con la banca española y con la economía española", menciohnó por su parte  Jaime Romagosa Soler, director del International Desk División América de Santander  

"Nuestra exposición a la enajenación de ingresos es muy reducida, pero entendemos que los mercados tienen ciertas reglas y pautas.Una de ellas es tener como referente la calificación de deuda soberana de la sede social de los bancos. En todo caso la calificación que aún mantiene Santander está en un nivel muy bueno, muy sólido, entre el top 10 de la banca mundial".

Con información de Virdiana Mendoza

Ahora ve
Así fue el inicio de las precampañas de Anaya, López Obrador y Meade
No te pierdas
×