La inflación pierde fuerza en EU

El alza de precios durante septiembre fue de 0.3%, un nivel menor al avance de 0.4% del mes previo; la inflación subyacente, que excluye los alimentos y la energía, subió 0.1%.

Los precios al consumidor en Estados Unidos, excluidos los alimentos y la energía, subieron menos de lo esperado en septiembre para anotar su menor alza en seis meses, según un informe divulgado este miércoles que sugirió que las presiones inflacionarias siguen contenidas.

El Departamento de Trabajo dijo que su Índice de Precios al Consumidor (IPC) subyacente se elevó 0.1%, dado que los precios de los autos nuevos permanecieron sin variación y los arriendos subieron modestamente.

El índice había subido 0.2% en agosto. Los economistas esperaban IPC subyacente del 0.2% el mes pasado.

Los precios al consumidor en general se incrementaron 0.3% en septiembre, como se esperaba, tras avanzar 0.4% en agosto.

El moderado aumento en los precios al consumidor ofreció seguridades de que la inflación permanece bajo control, pese a un fuerte avance en los precios mayoristas el mes pasado.

También sugirió que la Reserva Federal tiene cierto espacio para más alivio monetario en caso de que se debilite la recuperación de la economía.

"El dato general parece estar bastante en el objetivo. Nuestra respuesta es que estamos viendo que crecen lentamente presiones de inflación en la economía", dijo Fred Dickson, jefe estratega de mercados don D.A. Davidson & Co., en Lake Oswego, Oregón.

"Aunque la tasa subyacente subió solo 0.1%, aún así presionó el nivel subyacente anual a un alza del 2%, que es el máximo del rango de la Fed para no tomar medidas", agregó.

Los precios subyacentes al consumidor del mes pasado fueron contenidos por el costo de los vehículos nuevos, que no registraron cambios por tercer mes consecutivo. Esto probablemente refleja una normalización en la cadena de suministros después que el terremoto de Japón interrumpió los envíos de ese país.

Los precios de los autos y los camiones usados cayeron 0.6% tras varios meses de alzas. Los precios de la vestimenta cayeron 1.1%, el mayor declive desde septiembre del 1998.

Los costos de alojamiento subieron 0.1%, la menor alza desde abril, ya que la renta equivalente para propietarios de viviendas subió 0.1% tras crecer 0.2% en agosto.

La Oficina de Estadísticas Laborales utiliza la renta equivalente de los propietarios para medir la cantidad de dueños de viviendas que pagarían para rentar una casa o lo que recibirían si rentan sus propiedades.

En 12 meses hasta septiembre, el índice subyacente de precios al consumidor se incrementó 2% tras un aumento del 2% en agosto.

Esta medición ha repuntado desde un mínimo récord de 0.6% en octubre y a la Fed le gustaría verla cercana al 2%.

Un aumento del 2.9% en el precio de la gasolina presionó el mes pasado los precios generales del consumidor. La gasolina había subido 1.9% en agosto. Los precios de los alimentos aumentaron 0.4% tras un incremento del 0.5% en agosto.

En 12 meses hasta septiembre, los precios al consumidor generales subieron 3.9% luego de avanzar 3.8% en agosto.

Ahora ve
Te decimos qué es la neutralidad en la red y por qué debe importarte
No te pierdas
×