Grecia enreda su salvación financiera

El país cada vez está más cerca de una suspensión de pagos desordenada, advierten economistas; el riesgo de un colapso bancario y una recesión en la euro zona también se ha incrementado, señalan.
grecia luna  (Foto: AP)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Si Grecia vota en contra del rescate acordado el mes pasado por líderes europeos, es casi un hecho que enfrentará una suspensión de pagos desordenada e incrementará el riesgo de un colapso bancario en la Unión Europea, coinciden economistas de IHS Global Insight y Saxo Bank.

La Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) no liberarán una ayuda de 8,000 millones de euros al país helénico hasta después de que realice un referendo sobre el último programa de rescate de la UE, dijeron este miércoles fuentes del Fondo Monetario Internacional y de la UE.

Los líderes de la zona euro ratificaron la semana pasada la entrega del sexto tramo de un paquete de asistencia de 110,000 millones de euros para Atenas aprobado el año pasado, pero las fuentes dijeron que el pago se retendrá, y no se entregará hasta después del referendo. Sin el pago, Grecia podría caer en quiebra.

En este sentido, el jefe del grupo de ministros de Finanzas de la zona euro, Jean-Claude Juncker, dijo este miércoles que el referendo de Grecia se realizará el próximo 4 de diciembre y coincidió en que debiera ser sobre si ese país quiere dejar o no la zona euro.

Rechazar el paquete significa que todas las opciones de financiación desparecerán para Grecia, y el país se verá abocado a la bancarrota, dijo Mads Koefoed, Estratega Macroeconómico de Saxo Bank.

"Esto implica una quiebra también en el primer acuerdo que alcanzaron con la UE y el FMI el año pasado, con una inyección de 110,000 millones de euros, que impuso del mismo modo una severa austeridad a los habitantes de la UE la semana pasada, sino también al primer acuerdo de mayo de 2010".

Nada de esto significa que Grecia deba abandonar la eurozona; "no se le puede forzar a ello bajo las normas actuales, pero el país se quedará sin otra opción, ya que sería difícil obtener préstamos denominados en euros, e incluso si esto ocurre, la fortaleza del euro es una de las razones clave tras los problemas de Grecia", agrega el economista.

Simplemente, Atenas no es lo suficientemente competitivo para tener un euro poderoso y seguir con programas públicos que generan más déficit. Esto no significa que Grecia vaya a dejar la UE por completo, sino solamente la unión monetaria.

En cuanto al resto de Europa, debido a que la quiebra desordenada de Grecia afectaría también al paquete inicial de 110,000 millones de euros, el sector financiero del Viejo Continente afrontaría un gran reto, indicó.

"Lo más probable es que el BCE (Alemania) se vea obligado a asumir la responsabilidad de la supervivencia de los bancos. Esto no sería un problema si Grecia fuese un asunto aislado, pero si otros países en apuros como Portugal, Italia o España la acompañan a la puerta de salida, la situación sería imposible de asumir para el BCE".

El jefe de riesgo soberano de IHS Global Insight, Jan Randolph, advirtió que por segunda vez en tres años el mundo está de nuevo en el borde de una segunda recesión. Esta vez, el catalizador es la crisis de deuda en la zona euro.

"Sólo una rápida aplicación del acuerdo de rescate de la zona del euro en su totalidad, el cual fue acordado el mes pasado, combinado con medidas coordinadas de estímulo de los líderes del G20 puede evitar una segunda recesión global".

IHS Global Insight, entre otros, prevé una recesión leve en la zona euro en el cuarto trimestre de 2011 y el primero de 2012.

"Los retrasos en la aplicación para aumentar el capital del banco de la eurozona, mejorar la potencia de fuego del fondo de rescate a 1 billón de euros y cauterizar la deuda del gobierno griego, todavía amenazan con expropiaciones masivas en la banca global y, por tanto con precipitar una recesión", puntualizó.

"La llamada del Primer Ministro griego, George Papandreou, a un referendo sobre el plan de rescate aumenta aún más las expectativas de riesgo para la euro zona".

Cualquier rechazo "efectivamente veríamos a Grecia a la deriva de cualquier financiamiento y al país hundirse aún más en la recesión, precipitar un colapso del sistema bancario y agudizar aún más las tensiones sociales. Esto sería efectivamente un voto sobre si Grecia se queda en la euro zona y en la Unión Europea o no", subrayó el especialista de IHS Global Insight.

Jacob Kirkegaard Funk, investigador del Instituto Peterson de Economía Internacional, puntualizó que la estrategia ha aumentado, considerablemente el riesgo que entrañan los retrasos a corto plazo en la aplicación de las reformas necesarias que Grecia debe adoptar para recuperar la solvencia y la salud económica.

La amenaza de celebrar un referéndum sobre la nueva negociación de la deuda debe ser visto desde esta perspectiva: como un intento de forzar a otros partidos políticos griegos a compartir la responsabilidad del dolor que los griegos han tenido que soportar y que enfrentan en el futuro, manifestó en un artículo publicado este martes.

Un fin abrupto al actual programa del FMI y el correspondiente 'default griego duro' será por mucho el peor resultado imaginable económicos para Grecia. Tal acontecimiento podría causar mucho más daño a los griegos que a la zona del euro en su conjunto.

"Sin embargo, (el primer ministroa griego George) Papandreou podría estar jugando con una mano política débil en este juego de la gallina. La canciller Merkel y el nuevo presidente del BCE, Mario Draghi dejaron claro que se trata de ‘lo tomas o lo dejas' para Grecia. En esa situación, de seguir adelante con el referéndum sería sumamente riesgosa para Papandreou, Antonis Samaras, y Grecia en su conjunto".

Ahora ve
¿Cuánto cuesta reparar los daños que dejan los incendios en EE.UU.?
No te pierdas
×