Los griegos intentan huir de la crisis

Tips de cómo entrar a otros países se propagan como pólvora entre estudiantes o jóvenes desocupados; pero los que quieren salir deben competir con trabajadores altamente calificados de todo el mundo.
desempleo  (Foto: AP)
ATENAS (CNN) -

El diseñador griego de páginas web Thanos Sioris sólo ve una salida a la severa crisis de deuda de su país: subirse a un avión y nunca más mirar atrás. Este hombre de 40 años nunca soñó que pasaría su vida junto a su esposa e hijo en ningún otro lugar que no fuera Grecia, donde trabajó duro por 12 años para levantar su compañía.

Pero la crisis de deuda que sacude violentamente a la zona euro destrozó su mundo. La peor recesión de Grecia en 40 años y los siderales impuestos ahora amenazan su negocio y lo obligan a mudar a su familia para sobrevivir.

"Aquí en Grecia todo es tan deprimente y caro (...) Mis clientes están cerrando, despidiendo personal, debiéndoles dinero a los bancos", dijo Sioris mientras se preparaba para irse a Hong Kong por un mes a fin de forjar contactos allí.

"¿Por qué vivir aquí sin trabajo y sin ingresos?", cuestionó.

Sioris, quien está planeando mudarse al centro financiero de Asia para el verano próximo boreal, es parte de una nueva oleada migratoria de miles de griegos calificados que buscan escapar del desempleo récord de su país.

En Grecia se enfrentan a muchos más años de ajustes para cargar con la gigantesca deuda del país, que se espera que este año supere los 350,000 millones de euros. Eso es más de 30,000 euros por habitante, más de una vez y medio el PIB per cápita promedio.

El desempleo ha saltado a más de 16%, muy por encima del promedio del 10% de la zona euro y siendo los jóvenes los más golpeados, mientras la economía se contrae todavía más debido a las medidas de ajuste destinadas a reducir el déficit presupuestario.

"La mitad de mis amigos quiere que los lleve conmigo", sostuvo Sioris, mientras hacía planes para cambiar las aguas turquesas y antiguos monumentos de su país por los rascacielos de vidrio y acero de Hong Kong.

Jóvenes, educados y calificados

Consejos de cómo llegar al Reino Unido, Alemania o hasta Australia o Estados Unidos se han propagado como pólvora entre estudiantes, jóvenes desocupados o familias cuyos ingresos han caído dramáticamente.

Cuando Australia organizó un seminario informativo en Atenas a principios de octubre para explicar su política migratoria y procedimientos de visado, tal como hace regularmente alrededor del mundo, causó un furor en los medios y su sitio web se vio inundado de miles de solicitudes.

Pero realmente encontrar empleo en el extranjero ha resultado una dura batalla en la que los griegos compiten con trabajadores altamente calificados de todo el mundo.

"Ha habido un significativo aumento de interés (de parte de los griegos). Pero no hay acomodo para los griegos ni para los ciudadanos de ningún otro país", sostuvo la embajadora australiana en Atenas, Jenny Bloomfield, ella misma una descendiente de inmigrantes griegos.

Entre 140,000 y 150,000 griegos emigraron a Australia entre 1950 y 1970, pero desde entonces el país sólo concede unas 100 visas a griegos por año.

Los que buscan emigrar a Australia y Estados Unidos son mayormente jóvenes y altamente calificados que estudiaron en el extranjero, lo que dista mucho de la situación de cientos de miles de padres y abuelos de la generación actual, agricultores pobres y obreros que dejaron el país para trabajar en fábricas y minas de todo el mundo.

"Lo que tenemos son trabajadores administrativos y egresados universitarios yéndose del país", dijo Lois Labrianidis, profesor de la Universidad de Macedonia.

Estimó que aproximadamente el 10% de los egresados trabaja fuera del país y advierte que esto tendrá efectos a largo plazo para Grecia mientras lucha contra la crisis.

"Estas son personas que deberían ayudar a la economía a pasar de productos y servicios basados en mano de obra barata a (una economía de) productos de alto valor agregado. El hecho que estén dejando el país constituye un duro golpe para las perspectivas de la nación", afirmó el funcionario.

Rumbo a Alemania

Los griegos sólo pueden moverse libremente dentro de la Unión Europea, lo que significa que una entrevista laboral no está más lejos que un boleto de avión a precio de descuento.

La sede alemana de Consejo Mundial de Helenos en el Extranjero (SAE, por sus siglas en griego), una organización sin fines de lucro que ayuda y representa a la diáspora griega, ha estado abrumada.

"Nunca hemos vivido algo como esto antes. La gente viene aquí (...) diciendo que sienten que se están ahogando, que necesitan ayuda o que no tienen dinero para alimentar a sus hijos", indicó Costas Dimitriou, director de SAE en Alemania, en una entrevista telefónica.

Dimitriou estimó que la comunidad de 300,000 griegos en Alemania ha crecido en más de 10,000 desde que empezó la crisis.

Esto se dio al final de una década en la que muchos griegos estaban regresando a casa, atraídos por el éxito económico de su país en los años en los que ingresó a la zona euro y por los Juegos Olímpicos de 2004.

"Ellos no pueden pagar sus cuentas de teléfono, sus casas están confiscadas, han tomado dinero prestado y han perdido sus trabajos. Ese es el motivo por el que se quieren ir", señaló Dimitriou, hijo de una pareja griega que emigró a Alemania en los años 60.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Y por fuera poco, algunos migrantes griegos en potencia se enfrentan a dificultades debido al estigma creado por la propia crisis de deuda que está alejándolos de su país.

"De repente nos están mirando con sospecha (...) nos ven como holgazanes buenos para nada en quienes están desperdiciando su dinero", dijo Dimitriou, refiriéndose al rescate de Grecia por parte de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Ahora ve
Esta exhibición de esculturas de Navidad te va a dejar helado
No te pierdas
×