Los mercados castigan pasividad europea

Sin acuerdos para paliar la crisis, la presión a variables financieras persistirá, dicen analistas; la ausencia de una ‘malla’ de seguridad aumenta la preocupación de inversionistas, advierte BofA-ML.
eurozona bandera grecia crisis deuda  (Foto: Thinkstock)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los líderes de la eurozona han perdido credibilidad ante los inversionistas por la falta de medidas contundentes para solucionar la crisis en la región, lo que se ha traducido en un castigo a la deuda de economías como Italia, Grecia o España, dicen economistas.

El golpe fue más evidente este miércoles, al llevar la tasa de la deuda soberana de Italia a 7.246% en el bono a 10 años, nivel considerado insostenible para la renegociación del pasivo, hecho que generó mayor volatilidad en los mercados financieros y que se mantendrá para los próximos días si no hay soluciones a la crisis.

Por su tamaño, rescatar a Italia es impensable, dice Gabriela Siller directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base, por lo que el Banco Central Europeo (BCE) tendrá que comprar más bonos para bajar la tasa de rendimiento del papel italiano.

"En realidad, los inversionistas están presionando para que se dé una solución final al problema de Grecia, ya sea dejarla caer en moratoria o una salida ordenada de la zona euro, porque parece que ahora sí se salió de control (la crisis en Europa) con el caso de Italia", indica.

Considera que "a la zona euro le está costando muy caro no haber sacado a Grecia o haberle permitido que hiciera esa maniobra política (de llamar a un referendo) y, de alguna forma, perdieron credibilidad ante el mercado".

En opinión de Bank of America-Merrill Lynch, el Fondo Europeo para la Estabilidad Financiera (EFSF por sus siglas en inglés) ya dio lo que tenía que dar, y no pudo enfrentar los esfuerzos de Italia por ajustar sus finanzas públicas.

"La estrategia de financiar a los países con tanta dificultad no puede aplicarse en los casos de Italia y España bajo el marco actual. Los miembros de la euro zona están renuentes a incrementar las transferencias fiscales (que se tornarían sustanciales en caso de dirigirse a España o Italia)", según Laurence Boone, economista para Europa de BofAML.

Considera que la ausencia de una buena malla de seguridad -el BCE no tiene el mandato de otorgar relajación cuantitativa- aumenta la preocupación de los inversionistas e implica, desde su punto de vista, una probabilidad no igual a cero de que se den incumplimientos o liquidaciones y parece improbable que la EFSF pueda ser apalancada a tal grado que convenza a los mercados de que puede lidiar con Italia y España sin ayuda externa.

En este entorno de mayor aversión al riesgo, analistas estiman que el tipo de cambio podría alcanzar niveles de hasta 13.80 pesos por dólar, pero si los inversionistas advierten soluciones a la crisis, la moneda mexicana regresará más cerca de los 13 pesos. 

Para Rafael Camarena, economista de Análisis Santander, los inversionistas están castigando el que no se haya encontrado una solución al caso de Grecia, aunque "la parte de Italia tiene sus propios mecanismos aunque toda la parte de Europa se ha visto contaminada por el tema de Grecia".

El problema en la economía italiana no es tanto el déficit público, sino más bien tratar de llevar a una tendencia más controlable la deuda total. "Hay una percepción de riesgo porque también hay una crisis política y el mercado espera que termine por conformarse la nueva coalición y se asuman los programas de ajuste".

Puntualiza que los temores de corto plazo de los inversionistas son evidentes, pero "no pensamos que se hable de un rescate por el tamaño de la deuda de Italia sería imposible. Creemos que los mercados están esperando tres cosas: Cómo va a operar el Fondo de Estabilización Europeo; cómo van a hacer el programa de quitas para Grecia, y los esquemas de capitalización de los bancos".

"Los inversionistas no están de acuerdo en que le sigan dando larga a las dimisión del primer ministro de Grecia y, eventualmente, al de Italia porque alarga los problemas en esos dos países y están castigando por la falta de una definición clara de las medidas que están tomando", agrega Mario Copca, director de Análisis Económico de Vanguardia Casa de Bolsa.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El riesgo es que la situación en Europa se recrudezca y caiga en recesión. Sin embargo, "la volatilidad por la que atraviesan los mercados es coyuntural y una buena excusa para que las bolsas de valores se ajusten porque técnicamente ya estaban sobrecompradas".

El BCE seguirá comprando deuda italiana para bajar la presión al bono italiano, que resulta más barato que entrar con un rescate y para calmar a laos mercados tienen que tomar medidas más contundentes con Grecia.

Ahora ve
Trump quiere enviar hombres a la Luna, como paso previo a llegar a Marte
No te pierdas
×