Mario Monti recibe encomienda italiana

El economista es el premier asignado que encabezará la formación del nuevo Gobierno del país; Silvio Berlusconi dijo que su renuncia fue un ‘gesto generoso’ que fue pagado con insultos.
monti  (Foto: CNN)
ROMA (AP) -

El designado nuevo primer ministro italiano declaró a la prensa que ya empezó a trabajar en la formación lo más pronto posible de un nuevo Gobierno, asegurándole a la nación y a la Unión Europea (UE) que podrá sanear las desastrosas finanzas nacionales. El economista dijo a periodistas el domingo por la noche que realizará la tarea "con un gran sentido de responsabilidad y servicio a esta nación".

Agregó que Italia debe "sanear sus finanzas" y reanudar el crecimiento, porque los líderes de hoy se lo deben a las generaciones futuras.

El ex comisario de competencia de la UE habló tras recibir el mandato formal del presidente Giorgio Napolitano.

Monti deberá ahora crear un gabinete de ministros, exponer las prioridades de su plan de rescate al Parlamento y explorar si cuenta con apoyo suficiente en el Parlamento para gobernar con eficacia. Todo ello podría demorar varios días.

Napolitano conversó horas antes con los líderes de todos los partidos y nominó a Monti, apenas 24 horas después de que el primer ministro Berlusconi renunciara a regañadientes, cediendo a las presiones del mercado.

Horas antes de su designación, Monti dijo que obtuvo algunos compromisos de apoyo para encabezar un Gobierno tecnocrático que busque rescatar a Italia de un desastre financiero, aunque la Liga Norte, un viejo aliado de Berlusconi, anunció que su partido no apoyará "por ahora" a partido alguno encabezado por el economista.

Monti encara una tarea monumental: una bancarrota italiana podría deshacer la coalición de 17 naciones que usan el euro y causar estragos en la economía de Europa y Estados Unidos, que intentan por todos los medios evitar caer en una nueva recesión.

La mayoría de los centristas y los partidos de centroizquierda en la oposición han prometido apoyar a un Gobierno encabezado por Monti, diciendo que el ex comisario de competencia de la UE tiene la autoridad moral y los conocimientos económicos para llevar a Italia a superar el largo retraso en sus reformas económicas estructurales.

Incluso el hombre que Berlusconi eligió como su heredero político, Angelino Alfano, dijo que el conservador Partido de la Libertad "daría el visto bueno a Monti, de ser nominado".

Pero el líder de la Liga del Norte, Umberto Bossi, aliado de Berlusconi, dijo haber informado al presidente Napolitano que su partido será una "oposición vigilante" ante cualquier Gobierno de Monti hasta que el economista dé a conocer su temario político.

Berlusconi renunció el sábado tras ser presionada Italia por los mercados, temerosos de su abultada deuda soberana.

Bossi agregó que cuando Monti de a conocer su ideario, la Liga del Norte decidirá si lo apoya medida por medida.

"Por ahora, decimos que no. En todo caso, no le vamos a entregar un cheque en blanco", agregó.

El partido de Bossi ha exigido, por otra parte, el adelanto de las elecciones. Además, se ha opuesto a una medida clave, una reforma de las pensiones que elevó la edad de la jubilación de las mujeres.

Mientras tanto, el líder de la oposición centrista Pier Ferdinando Casini pidió a otros dirigentes que respalden a Monti.

"Los partidos italianos se encuentran en una encrucijada. O hacen conjeturas sobre la situación, con la esperanza de sacar partido, o encaran su responsabilidad para salvar al país", dijo Casini y se mostró esperanzado de que el nuevo Gobierno pueda durar hasta los comicios del segundo trimestre de 2013.

"Me pagaron con insultos": Berlusconi El dimitente primer ministro italiano Silvio Berlusconi afirmó este domingo que redoblará sus esfuerzos por cambiar Italia y que su renuncia fue un "gesto generoso" pagado con insultos.

"Redoblaré mis esfuerzos para cambiar a Italia, a la que he dado alternancia y estabilidad. He cambiado la historia del país", reivindicó en un mensaje transmitido por televisión.

Mientras Berlusconi aparecía en las pantallas, el presidente de la República, Giorgio Napolitano, recibía a Mario Monti para encargarle la formación de un Gobierno de emergencia que aplique las medidas de ajuste económico exigidas por Europa.

Berlusconi, de 75 años de edad y que en enero de 1994 se lanzó a la política con un mensaje televisivo similar, dijo que no se rendirá y que cuenta aún "con la confianza del país".

"A quienes ayer exultaron por mi salida de la escena (política) les digo claramente que a partir de mañana (lunes) redoblaré mi compromiso en el Parlamento y en las instituciones para renovar a Italia", advirtió.

Il Cavaliere, quien podrá mantener su escaño como diputado, reconoció sentirse "triste" por los insultos recibidos la víspera por miles de personas que salieron a las calles para festejar su caída y dijo que su renuncia fue "un acto de responsabilidad y generosidad".

"Dimití para evitar un ataque especulativo contra Italia. Agradezco el afecto de los italianos que nos permitió alcanzar muchos de los objetivos que nos habíamos puesto en 1994", añadió.

Insistió en que no existe "ninguna alternativa política" a su Gobierno, pero que "estamos listos para dar al país un fuerte Ejecutivo técnico".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Con información de Notimex

 

Ahora ve
México, EU y Colombia dialogan para combatir en conjunto el consumo de drogas
No te pierdas
×