Gobernabilidad y desarrollo (3a. parte)

Jorge Acevedo analiza los gobiernos de coalición de cara a las elecciones federales en México; se pronuncia además por la suscripción de acuerdos entre los candidatos presidenciales.
urna  (Foto: Notimex)
Jorge Arturo Acevedo Alarid*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Como hemos visto, la historia nos enseña mucho más de lo que, quienes la cuentan, nos quieren dar a entender. ¿Y cómo poder hablar de recuperación, crecimiento y competitividad, cuando no se es capaz de ponerse de acuerdo en las estructuras políticas y de Gobierno?

La semana pasada ocurrieron también cosas interesantes, no sólo en el ámbito internacional, donde vimos cómo se derrumban los gobiernos 'libres' con una democracia mal entendida y que no son capaces de lograr 'consensos' entre la clase política, sino en México, donde el senador Manlio Fabio Beltrones presentó en el Palacio de Minería un ensayo titulado: "El futuro es hoy", en el que habló de una propuesta de gobiernos de coalición.

Dicha propuesta empata, en mucho, con la propuesta que he venido haciendo desde hace poco más de un año y hoy ratifico en esta columna titulada: "Gobernabilidad, paz y desarrollo... La oportunidad para un cambio de Modelo de Estado".

La propuesta la hizo ante los ex candidatos presidenciales Diego Fernández de Cevallos, del PAN; Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, del PRD, y Francisco Labastida Ochoa, del PRI.

"Los gobiernos de coalición permitirían acabar con los gobiernos divididos y empezar con los compartidos", mencionó.

Esta iniciativa, abundó Beltrones, está intentando poner como opcional la posibilidad de que el que gane las elecciones en el futuro pueda, si así lo desea, convocar a un Gobierno de coalición, en el cual primero tendrá que pactar con fuerzas políticas distintas objetivos comunes a través de políticas públicas.

Preguntó quién sale ganando en un Gobierno de coalición. Salen ganando los mexicanos, dijo, la población con políticas públicas seguras y de largo plazo, de largo aliento, que nos inviten a pensar en los próximos 25 años el México que nos imaginamos, donde vivirán nuestros hijos.

Concluyó que los gobiernos de coalición son un instrumento que permitirá modernizar el sistema presidencial mexicano.

Por su parte, Diego Fernández de Cevallos calificó de audaz la propuesta y propia de un estadista que milita, como él lo ha dicho y es público, en un partido político.

El ensayo, dijo el panista, contiene un diagnóstico de la realidad del país:

"Es una propuesta concreta que va dirigida a lograr grandes acuerdos entre la clase política y ésta con la sociedad para conformar gobiernos auténticamente democráticos en los que los tres poderes de la Unión rindan efectivamente cuentas al pueblo".

A su vez, Cuauhtémoc Cárdenas dijo que en el ensayo se propone un acuerdo programático.

A mí me parece que ésta es la parte fundamental para pensar en la posibilidad de constituir coaliciones de Gobierno. Pero para integrar un Gobierno de coalición sería necesario identificar las coincidencias en las propuestas de partidos y candidatos.

El ex candidato presidencial señaló que habrá que buscar y pedirles a quienes se encuentran en esta condición que den a conocer sus coincidencias para enfrentar los problemas del país.

La formación misma de un Gobierno de coalición "me parece que exigiría necesariamente la creación de un sistema nacional de planeación".

¿Cómo lograr adecuar gobiernos de "coalición" ante contiendas electorales desgastantes, que ni dentro de los propios partidos pueden definir esquemas democráticos e incluyentes para elegir las mejores opciones como candidatos?

El mundo hoy da muestra que la manera "tradicional" de gobernar es ya, obsoleta y lenta, ante la velocidad de los cambios e incertidumbre de un mundo globalizado.

Al no definir esquemas de participación y consenso, nos volvemos vulnerables y presas fáciles para la descalificación, no sólo hacia el interior y hacia la ciudadanía, sino para organismos y críticos internacionales.

Es urgente que los candidatos de los dos grupos que he presentado logren definir, al menos, 10 puntos de encuentro, que permitan desarrollar políticas públicas para consolidar el país que podemos y merecemos.

Al suscribir estos acuerdos se garantizaría, que independientemente del (la) ganador(a) de la contienda en 2012, México saliera adelante sin adjudicar los logros de dichos acuerdos a ningún partido político en lo particular.

Hoy las economías están inmersas en situaciones y variables externas, que sin políticas públicas innovadoras y fuertes ponen en riesgo la competitividad y la estabilidad social.

Para muestra lo informado por Banco de México, que redujo su pronóstico para el crecimiento económico de este año a un rango de 3.5 y 4%, mientras que antes lo estimaba entre 3.8 y 4.8%.

Para 2012, la nueva estimación del Banco Central es de entre 3 y 4%, comparado con su previsión anterior de entre 3.5 y 4.5%.

El cambio se da a raíz de una perspectiva económica global menos favorable que tendrá un impacto sobre la velocidad del crecimiento económico de México en los próximos meses, dijo Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, durante la presentación del reporte trimestral sobre la inflación.

El ajuste a la baja en las proyecciones del Banco Central es congruente con las expectativas de los economistas, quienes en los últimos meses también han reducido sus pronósticos sobre el crecimiento económico de este y el próximo año.

¿Y los candidatos y partidos qué opinan? ¿Qué proponen?

Sin duda estamos frente a la mejor oportunidad de cambiar el modelo de Estado en México...

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El país no sólo está hecho de malas noticias, los mexicanos hacemos esta hermosa nación. El ánimo no debe decaer, por el contrario, es tiempo de crecernos ante los retos y las oportunidades.

*El autor es director general de Guanajuato Puerto Interior.

Ahora ve
Estados Unidos revoca el marco normativo de la “neutralidad” de internet
No te pierdas
×