La crisis alcanza a la deuda francesa

Las primas que exigen inversionistas para mantener bonos de Francia alcanzó un máximo histórico; el rendimiento de la deuda italiana a 10 años trepó encima del 7%, un nivel visto como insostenible.
euro francia  (Foto: Thinkstock)
LONDRES (CNN) -

El costo para adquirir deuda de Francia subió este miércoles y podría seguir creciendo a medida que la crisis de la zona euro se extiende al núcleo del bloque, mientras que la compra de deuda de Italia y España por parte del BCE no logró tranquilizar a los mercados. La prima que exigen los inversionistas para mantener bonos del Gobierno francés en lugar de los del Gobierno alemán subió a un nuevo máximo en la historia del euro, de cerca de 2% para la deuda a 10 años, antes de bajar a 190 puntos base, siguiendo ampliamente los diferenciales de la deuda italiana y española en una volátil sesión.

Francia se ha convertido en el nuevo objetivo de las preocupaciones de los inversionistas al no encontrarse una solución a los problemas de deuda de la región que llevan ya dos años, al tiempo que crece la amenaza de un contagio a otras economías soberanas altamente calificadas como Holanda y Austria.

"Se ha llegado ahora a un punto de inflexión (...) el mercado está dejando en evidencia a Alemania", dijo Alan McQuaid, jefe economista de Bloxham Stockbrokers.

"El mercado está forzando a Alemania a tomar su decisión. ¿Quiere Alemania estar en el euro o no?", se preguntó.

McQuaid dijo que mientras los mercados cuestionan la futura existencia de la zona euro, los rendimientos se ampliarán sobre las emisiones de deudas de todos sus miembros excepto Alemania, percibida como la de menor riesgo del bloque.

Las limitadas intervenciones del BCE en el mercado secundario para mantener el costo del financiamiento de Italia y España a niveles sostenibles no han logrado hasta ahora frenar la amenaza de un contagio.

El rendimiento de los bonos italianos a 10 años trepó de nuevo por arriba del 7%, nivel visto como insostenible para financiar la montaña de deuda del país de 1.8 billones de euros, luego de reducirse previamente en el día.

En tanto, han aumentado las presiones del mercado para que el BCE compre grandes cantidades de bonos sin esterilizar las adquisiciones, utilizando efectivamente el mismo proceso de inyectar efectivo al mercado que han hecho los bancos centrales de Estados Unidos y el Reino Unido.

"Es difícil ver un fundamento que cambie el juego en estos momentos", dijo el estratega del Commerzbank Rainer Guntermann.

"Hay más pedidos para que el BCE intervenga con más amplitud como prestamista de último recurso. Aún no está preparado para estas cosas. Por eso el mercado permanecerá frágil", dijo, añadiendo que permanecerá neutral sobre la deuda de Francia en el trecho hacia fines de año

Atención a subastas de España y Francia

El ambiente del mercado no se veía bueno para las subastas por hasta 11,000 millones de euros en bonos de España y Francia este jueves.

La venta de nueva deuda a 10 años de España viene cuando las finanzas del país están bajo renovado escrutinio, a pocos días de unas elecciones generales, y se espera que Madrid enfrente el costo más alto para sus préstamos desde la llegada del euro en 1999.

Una fallida subasta donde el número de ofertas no cubra los 3,000-4,000 millones de euros que se subastan sería un mayor golpe para el ánimo del mercado, pero es improbable que eso ocurra.

"Se ha abaratado en relación a su curva, permitiendo a los compradores tener espacio para negociar, además de que el BCE está ofreciendo apoyo," dijo en un reporte Ciaran O'Hagan, estratega de la Societe Generale.

El rendimiento de los bonos españoles a 10 años subió 5.6 puntos básicos a un 6.425%. Eso fue más que el aumento de la prima sobre la deuda a dos años, que subió 2.1 puntos base al 5.6%, ilustrando la presión de la oferta sobre el extremo más largo de la curva y un mayor respaldo del BCE en el tramo más corto.

Ahora ve
Con esta tecnología, la NASA analiza el impacto de los incendios en California
No te pierdas
×