Deuda mexicana, más firme que la europea

El Gobierno ha logrado colocar instrumentos a tasas más bajas que las emisiones de España o Italia; la economía de México cuenta con una calificación por debajo de la que tienen naciones europeas.
Deuda  (Foto: Photos To Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las nuevas emisiones de deuda que han colocado países europeos a tasas históricamente elevadas han prendido nuevos focos rojos en la región, al ser economías que hasta ahora no están en crisis, pero que enfrentan un serio riesgo de contagio.

"Los inversionistas están pidiendo una prima de riesgo más elevada porque temen que las calificadoras revisen a la baja la calificación de la deuda de estos países, aun cuando tienen la máxima valuación", señala Mario Copca, analista de CI Casa de Bolsa. 

Las primas de riesgo de España y Francia alcanzan nuevos máximos históricos; el bono a 10 años español se ubica en 6.975%, mientras que el francés está en 3.79%, el doble de lo que paga Alemania.

Una nueva subasta conjunta entre estos dos países por 12,000 millones de euros arrojó tasas no observadas desde 1997, mientras que la tasa del bono a 10 años italiano ronda la barrera de 7%, nivel insostenible en el mediano plazo y que implicaría un posible rescate.

Se trata de economías con calificación AA o AAA, que refleja su solidez y solvencia financiera, pero por los problemas que enfrentan están en riesgo de una degradación. La calificación de AAA es la más elevada que puede obtener un país y permite contratar créditos a un precio más barato en el mercado libre.

La economía mexicana cuenta con una calificación BBB por parte de las agencias Fitch y Standard & Poor's y Baa1, por el lado de Moody's, por debajo de la que tienen naciones europeas; sin embargo, ha logrado colocaciones más exitosas y a tasas más bajas.

Copca resalta que, a diferencia de México, economías como Francia, Italia, España, tienen buena calificación, pero una mayor incertidumbre, problemas de elevados déficit fiscales, mayor deuda y posibilidad de baja en sus calificaciones.

"Esto eleva el riesgo y lleva a pagar una mayor prima por riesgo, mientras que México al ser un mercado emergente es donde se concentra la mayor parte de los riesgos, aun cuando económicamente estamos en una situación más estable".

Por ejemplo, en medio de la turbulencia financiera de agosto pasado, el Gobierno mexicano vendió 1,000 millones de dólares en la reapertura de un bono a 100 años, pagando un cupón de 5.75% y ofreciendo un rendimiento al vencimiento de 5.96%.

Otro ejemplo de la aceptación del papel mexicano en mercados internacionales fue la primera emisión internacional de deuda del Fovissste por casi 5,500 millones de pesos y a una tasa de 4.5%. En el mercado doméstico, las colocaciones de deuda en pesos que realizan las empresas lo hacen a una tasa de entre 4.81% y 5.5%.

Los países de la periferia de la zona euro han visto un incremento en sus costos de financiamiento esta semana por los temores de que Italia pueda eventualmente declararse en moratoria de pago de deuda y por el contagio de las tensiones a países del núcleo de la zona euro como Francia, dicen analistas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Copca destaca que a mayor plazo se incrementa el riesgo de inversión, y por ello se pide una tasa más elevada.

"México colocó el año pasado un bono a 100 años a tasa de 6.1%, y este año con la reapertura del instrumento colocó 1,000 millones de dólares, con un rendimiento de 5.96% al vencimiento", dice. Ese nivel está por debajo del que pagan economías desarrolladas de Europa, y con una calificación también más baja, agrega.

Ahora ve
La Casa Blanca se niega a investigar a Donald Trump por acoso sexual
No te pierdas
×