“No habrá milagros”: Mariano Rajoy

El centroderechista dice que gobernará en la más delicada coyuntura española de los últimos 30 años; agrega que no tendrá más enemigos que el desempleo, el déficit y la deuda económica excesiva.
rajoy dos  (Foto: AP)
MADRID (AP) -

Los españoles dieron este domingo una aplastante victoria al centroderechista Partido Popular (PP) y a su líder Mariano Rajoy para gobernar el país durante los próximos cuatro años y gestionar la peor crisis económica y de empleo de su historia reciente. "No va a haber milagros, no los hemos prometido. Para nadie es un secreto que vamos a gobernar en la más delicada coyuntura en que se haya encontrado España en los últimos 30 años", dijo Rajoy en su primera valoración.

Dijo además que consultaría inmediatamente a todas las regiones del país sobre cómo superar la crisis.

La de Rajoy fue la crónica de un triunfo anunciado, que además vino acompañada de una debacle sin precedentes del gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que cosechó su peor resultado en la era democrática inaugurada tras la muerte del dictador Francisco Franco en 1975.

"No habrá para mí otros enemigos que el desempleo, el déficit, la deuda excesiva, el estancamiento económico y todo aquello que mantiene a nuestro país en estas críticas circunstancias.

"Estamos ante uno de esos cruces de caminos que van a determinar el futuro de nuestro gran país, no ya en los próximos años, sino en las próximas décadas", agregó Rajoy.

Con el 93% de los votos escrutados, el PP obtenía 186 de los 350 escaños de la Cámara baja, lo que le garantiza la mayoría absoluta para gobernar en solitario.

Se trata del mejor resultado del PP en toda su historia tras los 183 escaños logrados por el ex presidente José María Aznar en las elecciones de 2000.

Miles de personas se congregaron en la sede nacional del PP, en la calle Génova de Madrid, para celebrar la victoria ondeando banderas con los colores azules de la formación.

Según el escrutinio, el socialismo, que encabeza el candidato Alfredo Pérez Rubalcaba, se hundiría con 110 escaños, casi 60 menos de los que tenía hasta el momento.

La diferencia entre los dos grandes partidos era de 15 puntos.

Uno de los principales beneficiados del hundimiento socialista fue la formación comunista Izquierda Unida, que lograba 11 escaños, nueve más que en 2008.

A falta del último dato oficial, la abstención fue ligeramente superior a la anterior cita electoral de 2008. La participación se situaba en el 71.8% del los 35.7 millones de españoles llamados a las urnas, 2% menos que hace tres años.

Rajoy, que perdió ante el presidente saliente José Luis Rodríguez Zapatero en 2004 y 2008, logró la presidencia del Gobierno en su tercer intento.

Los sondeos anticipaban desde hace semanas la victoria del PP y el castigo al socialismo en las urnas, sobre todo por la gestión de la crisis económica.

El desempleo del 21.5% tiene a casi 5 millones de personas desocupadas.

La economía se estancó en el tercer trimestre de 2011 y amenaza con volver a la recesión, mientras que la crisis que asola al euro y la presión sobre la deuda ibérica siguen teniendo a España como candidato a un rescate financiero similar al de Grecia, Irlanda y Portugal.

Las relaciones con AL

Mariano Rajoy expresó durante la campaña electoral su deseo de dar un nuevo aire a las relaciones con América Latina.

Se esperan algunos cambios con respecto a la etapa del socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

Por ejemplo, el PP y Rajoy siempre se han mostrado muy críticos con gobiernos como los de Venezuela y Cuba durante su etapa en la oposición.

España está cada vez menos presente en América Latina económica y políticamente. Europa sigue siendo el principal aliado comercial del país ibérico, acaparando más del 70% de las exportaciones y casi el 60% de las importaciones.

El cambio sustancial es que Asia y África han relegado a Latinoamérica como socios.

Entre enero y agosto de 2011 (últimos datos oficiales disponibles) sólo el 5.7% del total de las exportaciones e importaciones españolas se realizaron con países de América Latina.

Asia, por ejemplo, concentró el 20.2% de las importaciones y el 7.6% de las exportaciones. África generó el 9% de las importaciones y un 5.3% de las exportaciones.

En cuanto a la dimensión política, la última Cumbre Iberoamericana de Asunción, Paraguay, evidenció el precario estado de salud de este formato, que desde hace más de 20 años reúne anualmente a los jefes de Estado y de Gobierno de América Latina, Portugal y España.

Las presidentas de Brasil, Dilma Rousseff, y Argentina, Cristina Fernández, no se presentaron. Mandatarios como el chileno Sebastián Piñera y el boliviano Evo Morales, en polos ideológicos opuestos, coincidieron en señalar que este tipo de encuentros están haciendo aguas.

La Cumbre Iberoamericana de 2012 tendrá lugar en la localidad andulaza de Cádiz, en el sur de España. Y será una buena oportunidad para calibrar el arranque de Rajoy en sus relaciones bilaterales con los gobernantes de la región.

Sarkozy pide Rajoy más cooperación

El presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, felicitó a Mariano Rajoy y le pidió dar un nuevo impulso a la cooperación entre ambas naciones, y restablecer juntos la estabilidad de la zona euro.

Sarkozy envió un mensaje a Rajoy, y luego habló por teléfono con él, después de que el Partido Popular ganara las elecciones.

El presidente francés expresó a Rajoy que "en el momento en que usted está por tomar las riendas del próximo Gobierno de España, quiero confirmar mi deseo de darle un nuevo impulso a la cooperación, especialmente densa que nos une".

Con información de Reuters y Notimex

Ahora ve
El dramático video de un oso polar delgado que lucha por avanzar lejos del hielo
No te pierdas
×