Alemania repuntará tras desaceleración

El Gobierno alemán confía que en 2012 la economía más grande de Europa despegue; la industria confía en que la nación se abra paso dentro de la crisis de deuda de la eurozona.
alemania puerta berlin  (Foto: Thinkstock)
BERLÍN (CNN) -

El crecimiento económico de Alemania debiera repuntar tras la desaceleración que sufrirá a fines de este año, dijo este lunes el Ministerio de Finanzas en su informe mensual.

"El escenario actual de indicadores económicos muestra que la economía alemana avanzará a un ritmo notablemente más suave a fines de año", según el informe.

"Sin embargo, debería retomar el impulso en el transcurso del próximo año", agregó.

La demanda interna ayudó a que la economía germana creciera 0.5% en el tercer trimestre, pero la confianza de los inversores ha decaído desde entonces, alimentado expectativas de una brusca desaceleración en los próximos meses, debido al gran peso de la crisis de deuda de la zona euro.

El panel de asesores económicos del Gobierno, llamados "hombres sabios", dijo a inicios de mes que espera que la expansión llegue al 3% este año para reducirse a solo 0.9% en el 2012, levemente por debajo del 1% previsto por el Gobierno.

El informe del Ministerio de Finanzas agregó que la recaudación tributaria siguió subiendo en el año a octubre, fundamentalmente debido a un alza en los ingresos por impuestos a los salarios.

El Gobierno federal y los estados alemanes recaudaron 419,000 millones de euros en lo que va del año hasta octubre, 8.6% más que en igual periodo del año pasado.

Solo en octubre, la recaudación fue de 37,000 millones de euros, con un alza del 8.5% respecto al mismo mes del 2010.

Desaceleración, no recesión

No hay riesgo de recesión en Alemania, que se abrirá camino a través de la crisis de deuda de la zona euro gracias a su elástico sector manufacturero, dijo este lunes el principal grupo industrial del país.

Adoptando una visión más optimista que algunos observadores sobre el impacto de la crisis en la principal economía de la región, el líder del grupo BDI, Hans-Peter Keitel, dijo en un comunicado que "no hay razón para un nuevo escenario de recesión desde un punto de vista industrial".

La base industrial del país estaba en buena forma, indicó.

Por separado, un sondeo arrojó que la mayoría de las compañías alemanas también esperan una desaceleración pero no una recesión en el próximo año, aunque tienen una postura más pesimista respecto a las exportaciones, un tradicional motor de crecimiento.

Casi un cuarto de las 2,600 empresas sondeadas planeaban recortar empleos el próximo año, con sólo una de cada siete esperando aumentar sus nóminas.

Muchos economistas creen que Alemania tendrá problemas para evitar una recesión que amenaza a toda la zona euro, y cifras de la semana pasada del centro de estudios económicos ZEW arrojaron que la confianza de analistas e inversores se desplomó en noviembre, su noveno declive seguido.

Los riesgos de una recesión en Alemania aumentaron y la economía podría contraerse al menos en uno de los trimestres futuros, dijo el economista Michael Schroeder de ZEW tras el dato.

Cerca de la mitad de los participantes en el sondeo del Instituto IW, que posee lazos cercanos con los empleadores alemanes, prevén un ritmo permanente de producción el próximo año. Un 31% esperaba crecimiento, mientras que el 19% preveía un declive en la producción.

El número de optimistas disminuyó significativamente en los últimos seis meses, indicó el instituto, notando que Alemania enfrentaba una desaceleración del impulso en el 2012 y un "creciente riesgo de recesión, pero aún no una recesión".

También pronosticó que el Producto Interno Bruto alemán crecería 1% el próximo año, en línea con las previsiones del Gobierno.

El Banco Central del país, el Bundesbank, dijo este lunes en su reporte mensual que un crecimiento económico del 0.5% al 1% el próximo año parecía realista.

Ahora ve
La lista de políticos estadounidenses acusados de acoso sexual sigue creciendo
No te pierdas
×