España: nuevo Gobierno, misma crisis

El presidente electo deberá dar detalles de las políticas que empleará para superar la crisis; además anunciará una serie de recortes que pueden desatar protestas entre la sociedad.
mariano rajoy  (Foto: AP)
MADRID (CNN) -

El presidente electo del Gobierno español, Mariano Rajoy, estaba bajo presión este lunes, un día después de su abrumadora victoria en las elecciones generales, para dar detalles de las políticas que empleará para superar la peor crisis económica en décadas.

El conservador Partido Popular (PP) consiguió la victoria electoral más amplia en 30 años el domingo, pero el resultado apenas calmó los nervios de los inversores.

El margen del triunfo de Rajoy castigó al Gobierno socialista por una crisis que ha provocado un aumento del desempleo por encima del 20%, la tasa más alta de la Unión Europea.

El Gobierno socialista español fue el quinto de la zona euro (luego del griego, el irlandés, el portugués y el italiano) en caer este año por una crisis de deuda que ahora parece imposible de controlar por los países más vulnerables.

Sin embargo, ante la ausencia de detalles sobre los planes de Rajoy, el diferencial de la deuda española con el bund alemán se ampliaba el lunes unos 20 puntos básicos a 470 pb.

La rentabilidad de la deuda a 10 años sube al 6.58%, cerca del 7% que forzó a países como Grecia y Portugal a recurrir a los rescates.

De acuerdo con el proceso de transición electoral de España, Rajoy no asumirá el poder hasta en torno al 20 de diciembre.

Este lunes existía cierta presión para que calme a los mercados con algunas palabras sobre unas medidas de austeridad que se prevén profundas y dolorosas. Desde que se conoció el resultado de la elección, Rajoy solo ha dicho que no habrá milagros en la solución de la crisis.

A última hora de la mañana de este lunes no había ningún comentario, y la sede del PP informó que no había nada previsto.

"El hecho de que los inversores deban esperar otro mes para que asuma el gabinete de Rajoy sólo agrava la incertidumbre", dijo Nicholas Spiro, de Spiro Sovereign Strategy.

Sin embargo, Jaime García Legaz, economista del grupo de estudios del PP, cree que Rajoy anunciará "medidas de impacto" antes del traspaso formal del poder.

Los españoles están resignados a la introducción de una batería de medidas de austeridad para resucitar a la economía. Estas iniciativas podrían empeorar la situación antes de mejorarla, en un país que ya tiene 5 millones de desocupados.

El PP ganó la mayoría más amplia para un partido en tres décadas, quedándose con 186 escaños de los 350 que conforman la Cámara baja.

Protestas

Pero los pequeños partidos de izquierda también se beneficiaron de la derrota socialista, ya que muchos españoles les dieron su voto por temor a que los conservadores ataquen los preciados sistemas públicos de salud y educación.

La victoria de los conservadores seguramente renovará las protestas de los indignados cuando Rajoy anuncie las reformas.

Los partidos pequeños duplicaron su presencia en la Cámara baja del Parlamento, ganando 54 bancas desde las 26 que tenían en la última legislatura. Pero esto se traducirá en poco poder real debido a la abrumadora mayoría del PP.

Rajoy apunta al mercado laboral y a una reforma financiera además de cambios amplios en el sector público, pero no ha ofrecido pautas claras sobre su política.

Peter Goves, estratega de tipos de interés de Citi, dijo que los mercados están esperando a ver los planes fiscales de Rajoy, aunque señaló que la solución real a la crisis de la zona euro reside fuera de España.

"Podría decirse que esto no hará demasiada diferencia en los problemas de la zona euro. Podría influenciar en los rendimientos de los bonos españoles, pero los grandes temas sistémicos tendrán que ser resueltos al nivel de la cúpula de la zona euro", expresó.

Los españoles culpan a los socialistas de reaccionar demasiado tarde para hacer frente al estallido del boom inmobiliario, que está empujando al país hacia su segunda recesión en dos años.

"No habrá milagros, no los hemos prometido, pero hemos visto en otros momentos que cuando las cosas se hacen bien se obtienen resultados", dijo Rajoy, de 56 años, durante un discurso ante sus seguidores poco después de conocerse la victoria del PP.

El Tesoro español vuelve a los mercados con unas subastas el martes y jueves de esta semana, las primeras pruebas de confianza en Rajoy.

El pesimismo económico dominó la campaña electoral en España, donde el 40% de los jóvenes no consiguen encontrar empleo y un millón de personas corren el riesgo de perder sus hogares en favor de los bancos que han concedido las hipotecas.

Ahora ve
Universidad de Texas digitaliza y publica los secretos de Gabriel García Márquez
No te pierdas
×