EU se prepara para debates fiscales

Un impuesto a nóminas y el subsidio de desempleo serán los temas que discutirán Obama y el Congreso; se espera un amplio debate a finales de año luego del fracaso del Súper Comité legislativo.
dòlar rojo  (Foto: Thinkstock)
WASHINGTON (AP) -

El fracaso del Súper Comité legislativo para reducir el déficit presupuestal prepara una batalla para final de año entre el presidente Barack Obama y un Congreso disfuncional sobre la renovación de un impuesto a las nóminas y al subsidio de desempleo para millones de estadounidenses. El fracaso del panel de la deuda también significa recortes profundos y automáticos al presupuesto del Pentágono a partir de 2013, lo que los halcones de defensa ya están prometiendo deshacer.

Los precios de las acciones se desplomaron el lunes luego que el panel terminó su breve y secreta existencia sin un acuerdo sobre cómo reducir 1.2 billones de dólares o más al déficit en los próximos 10 años.

El fracaso del comité especial no se esperaba y se originó de las incorregibles divisiones por el gasto y los impuestos que prometen acosar a los legisladores hasta las elecciones de 2012 que podrían arreglar todo.

Republicanos y demócratas se acusan mutuamente de maniobrar para sacar ventaja política.

En la mira mutua

Con los legisladores republicanos en la mira y dentro de su campaña en pos de la reelección, Barack Obama se enfila hacia Nueva Hampshire, un campo de batalla política, donde emprenderá una ofensiva de fin de año para ampliar los recortes a los impuestos de nómina.

De acuerdo con el discurso que el presidente pronunciará este martes en una secundaria en Manchester, no prolongar la vigencia de las reducciones fiscales perjudicará a las familias de la clase media que de por sí atraviesan dificultades en medio de la debilidad económica del país.

El presidente lanzará un desafío efectivo a los republicanos en el Congreso: bloqueen la prórroga a las reducciones a los impuestos de nómina y luego suban los impuestos.

"Si no actuamos, los impuestos se elevarán para todos y cada uno de los estadounidenses a partir del año entrante; y no permitiré que eso suceda", expresó Obama el lunes en un adelanto de su mensaje del martes.

Sin embargo, si los republicanos están en la mira de Obama, también el presidente está en la mira de los republicanos.

El aspirante a la candidatura presidencial republicana Mitt Romney difunde sus primeros mensajes políticos por televisión en Nueva Hampshire, y el contenido es bastante crítico hacia la actuación de Obama en torno a la economía.

Romney promueve además mensajes en los periódicos de Nueva Hampshire en los que dice a Obama: "Seré tajante. Sus políticas han fracasado".

La visita de Obama a Nueva Hampshire sigue al fracaso de la comisión especial del Congreso.

Los demócratas pretendían incluir la ampliación de la vigencia de los recortes a los impuestos de nómina, así como una renovación de las prestaciones a los desempleados en el acuerdo de la comisión.

Como esta opción ya quedó descartada, la Casa Blanca tiene previsto una campaña intensa en la que exigirá una medida separada para prorrogar los recortes a los impuestos de nómina antes de que estos expiren a fines de año, y convertir a los republicanos en los chivos expiatorios si no se consigue.

La Casa Blanca dijo que una familia de clase media con un ingreso de 50,000 dólares anuales verá un aumento a sus impuestos en 1,000 dólares sin una ampliación a la vigencia de las reducciones a los impuestos de nómina.

Ahora ve
El 40% de los bitcoins disponibles está en manos de 1,000 personas
No te pierdas
×