‘Merkozy’ pide cambios en Unión Europea

Alemania y Francia propondrán modificar los tratados del bloque para solucionar la crisis de deuda; Sarkozy y Merkel han divergido sobre el papel que el Banco Central Europeo debe tomar ahora.
merkel sarkozy francia crisis alemania  (Foto: CNN)
PARÍS/BERLÍN/WASHINGTON (CNN) -

Francia y Alemania propondrán pronto modificaciones a los tratados europeos para evitar divergencias económicas en el futuro, dijo este martes este presidente francés, Nicolas Sarkozy.

"Pronto vamos a hacer propuestas sobre modificar los tratados para evitar que los países diverjan en materia presupuestaria, económica y fiscal", dijo Sarkozy.

Sarkozy se reunirá con la canciller alemana, Angela Merkel, y con el primer ministro italiano, Mario Monti, en la ciudad francesa de Estrasburgo el jueves. También se reunirá con Merkel en Marsella el 8 de diciembre.

Merkel también pidió cambiar el tratado de la Unión Europea para allanar el camino a una integración europea más estrecha, el cual considera vital para solucionar la crisis de deuda de la zona euro, dijo este martes la canciller alemana, Angela Merkel.

"Los cambios al tratado son para mí una parte inmediata de solucionar la crisis, la respuesta política a una crisis de confianza derivada de la política", expresó Merkel en un foro de empresarios en Berlín.

La canciller reiteró que si fracasa el euro, también fracasa Europa y que es necesario tomar decisiones rápido. Si es demasiado difícil aplicar cambios al tratado a nivel europeo, entonces debe hacerse a nivel de la zona euro, agregó.

El rol del Banco Central Europeo

Europa está en proceso de recapitalización de sus bancos, en el cual la Autoridad Bancaria Europea llamará a 70 bancos a levantar alrededor de 100,000 millones de euros en capital extra para mediados del 2012, de manera de elaborar un colchón suficiente para enfrentar la crisis.

Al mismo tiempo, los gobiernos de la zona euro están trabajando en cómo ampliar su fondo de rescate, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera de 440,000 millones de euros, para que enfrente de mejor manera los problemas en Italia, España y otros eventuales países.

Pero ninguno de los pasos propuestos ha convencido aún a los escépticos mercados financieros de que los políticos de Europa tienen el sartén por el mango, con rendimientos en los bonos de Francia, Italia, España y Bélgica llegando a cerca de sus máximos históricos, un reflejo del alto riesgo asociado a estos países.

Muchos analistas dicen que la única solución posible a estas alturas es que el Banco Central Europeo (BCE) tome un rol mucho más activo en el combate de la crisis, comprando deuda soberana en cantidades ilimitadas y actuando efectivamente de prestamista de última instancia para la zona euro.

Sin embargo, eso no está en los estatutos del BCE y Alemania se opone tenazmente a pasar por encima de la independencia del Banco Central Europeo.

Obama se reunirá con líderes de eurozona

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ofrecerá todas las sugerencias posibles sobre cómo resolver la crisis de deuda de Europa cuando se reúna con altas autoridades europeas en una cumbre en Washington la semana que viene, dijo este martes el embajador de Estados Unidos en la UE.

Obama sostendrá reuniones con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, que representa a los 27 estados miembros del bloque, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, en la cumbre del 28 de noviembre.

Las discusiones se enfocarán en la crisis de deuda soberana de la zona euro, la que en los últimos dos años ha golpeado a Grecia, Irlanda y Portugal y ahora amenaza a España, Italia y Francia, tres de las cuatro mayores economías del bloque.

"Esperamos que cuando el presidente Obama se siente con los presidentes Van Rompuy y Barroso haya mucha discusión sobre esto, porque nos afecta a todos muy profundamente", dijo a reporteros el embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, William Kennard.

"El resultado de esta crisis es muy impredecible, creo que es justo decirlo. Hemos ofrecido nuestra asesoría y consejo, y espero que haya sido de ayuda", añadió.

Durante la cumbre del G20 en Cannes el 3 y 4 de noviembre, Obama se reunió con un pequeño grupo de líderes de la UE, entre ellos la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, para conversar sobre una crisis que está debilitando la economía global ylos mercados financieros de Estados Unidos.

En ese encuentro, Obama y su secretario del Tesoro, Timothy Geithner, recibieron un reporte de primera mano de la profundidad e intensidad de los problemas de Europa y ofrecieron algunas orientaciones respecto a cómo Estados Unidos manejó su crisis hipotecaria y bancaria entre el 2008 y 2009.

Kennard dijo que Obama plantearía nuevamente todos los consejos posibles, pero dijo que en el fondo esta era una crisis europea y que Europa cuenta con los recursos y medios necesarios para resolverla.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Hemos estado ofreciendo algunas ideas (...) y hemos hecho algunas sugerencias sobre el curso de la crisis, pero creo que estas sugerencias es mejor hacerlas privadamente", dijo Kennard.

"Esa ha sido nuestra estrategia desde el principio: ofrecer sugerencias y soluciones sin aspavientos. Francamente, desde nuestra perspectiva, en realidad no es útil para nosotros estar abogando públicamente por soluciones diferentes", añadió.

Ahora ve
Esta aplicación te permitirá detectar daños cerebrales desde tu smartphone
No te pierdas
×