Guillermo Ortiz pide al BCE actuar

El ex titular de Banxico pidió al Banco Central alejarse de la ortodoxia y ayudar a los países; dijo que la entidad debe ser un prestamista de última instancia, a pesar de la oposición alemana.
BCE banco central crisis alemania y francia  (Foto: Thinkstock)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El presidente del consejo de Grupo Financiero Banorte apoya la idea de que el Banco Central Europeo (BCE) tome el papel de prestador de última instancia, y dejar a un lado la ortodoxia que se ha impuesto la institución en la actual crisis de deuda de la zona euro.

"Este es el momento para que el Banco Central Europeo se separe de las políticas monetarias ortodoxas y dé la tranquilidad a los mercados de que proporcionará fondeo ilimitado a los créditos soberanos solventes que hoy padecen un problema de liquidez, como los de España e Italia", escribió Ortiz en el diario Financial Times el lunes pasado.

Alemania y Francia se han enfrascado en una discusión sobre el papel que debe tomar el BCE en la crisis de deuda de los países del bloque.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha insistido en su postura de que Europa no requiere la intervención del BCE como prestador de última instancia, y se ha opuesto a la creación de un bono sustentado por la solvencia de todos los países de la Unión.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el primer ministro inglés, David Cameron, sí han instado a un cambio (que significaría un cambio en los estatutos del Tratado de la Unión Europea) para permitir una mayor injerencia del BCE para apoyar a los países en problemas.

Guillermo Ortiz considera que la naturaleza del Banco Central Europeo lo compele a actuar como prestamista de última instancia "a pesar de la oposición de Alemania".

En cuanto a Grecia, el ex banquero central opina que es muy pronto para pensar en un plan de rescate al estilo "Plan Brady", aplicado a México y otros países de América Latina durante los años 90.

"México, por ejemplo, pasó de un déficit primario de 8.4% del Producto Interno Bruto en 1981, a un superávit casi 5% dos años después. Grecia, en cambio, no será capaz de lograr una consolidación fiscal acordada de 4%" del déficit con relación al PIB, explicó Ortiz.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El Plan Brady  fue un programa que obligó a las naciones latinoamericanas a lograr metas fiscales y recortes presupuestales para recibir la ayuda del Banco Central estadounidense a través de venta de bonos denominados en dólares, y aliviar así sus pesados déficits.

El funcionario recordó que el Plan Brady funcionó en América Latina porque fue "la conclusión de una fase" de reajustes, mientras que Grecia está en el inicio de "un largo viaje" en sus reformas.

Ahora ve
Los jugadores extranjeros son mayoría en la final del futbol mexicano
No te pierdas
×