Inversores avalan a Europa pese a crisis

Los temores fiscales del bloque sólo han provocado la salida de 151,000 mdd hasta fines de octubre; la fuga de capitales se da en las naciones periféricas, pero los recursos van hacia Alemania.
euros  (Foto: Photos To Go)
Maureen Farrell
NUEVA YORK -

Pese a que la crisis de deuda soberana europea arrecia, este año no se ha registrado un éxodo masivo de fondos de inversionistas huyendo de la zona euro.

De hecho, los inversionistas mundiales han sacado apenas 151,000 millones de dólares (mdd) de la región hasta fines de octubre pasado, aproximadamente el 5% de los 2.8 billones de dólares que estaban invertidos en Europa a principios de año, de acuerdo con lo recabado por el proveedor de datos Lipper.

¿Por qué un porcentaje tan pequeño? Porque a pesar de todos los temores respecto al destino de la eurozona, los inversionistas tampoco ven en Estados Unidos un refugio seguro

"Aunque los europeos y otros piensan que la situación ha empeorado en la zona euro, son cautelosos respecto a poner su dinero en Estados Unidos", explica Komal Sri-Kumar, jefe estratega global en TCW. "El Banco Central Europeo está reticente a crear nuevo dinero, mientras que la Reserva Federal parece muy abierta a la flexibilización cuantitativa", agrega.  

Si la Reserva Federal lanzara una tercera ronda de compra de bonos, las ganancias derivadas de inversiones hechas en Estados Unidos por inversionistas extranjeros podrían verse rápidamente anuladas una vez que las inversiones se conviertan de dólares a divisas extranjeras. Pues la llamada flexibilización cuantitativa tradicionalmente debilita el valor del dólar. 

A diferencia de la flexibilización cuantitativa, la medida acordada el pasado miércoles por los principales bancos centrales del mundo para aumentar la liquidez no favorece necesariamente a una divisa en detrimento de otra.

Lipper no rastrea cuál es el destino de los fondos que salen de la zona euro, pero los inversionistas han aumentado sus participaciones en bonos del Tesoro (a pesar del riesgo que corre la divisa estadounidense) y el oro.

El oro, sin embargo, tiene sus limitaciones como refugio seguro. Si Estados Unidos y Europa caen en recesión, los precios al consumo podrían registrar un descenso generalizado, lo que a su vez afectaría el valor del metal. 

Los fondos en Europa que registraron el mayor flujo de salida son las cuentas de mercado de dinero y los fondos de bonos, con 6% de los mercados de dinero y 9% de los bonos en los primeros 10 meses del 2011. Entretanto, los inversionistas sólo retiraron el 1% de los fondos de acciones.   

El mayor éxodo de fondos de la zona euro ocurrió en agosto, cuando los inversionistas sacaron 248,000 millones de dólares de acciones, bonos y cuentas de mercado de dinero. 

El problema principal para el sistema financiero en Europa es el flujo de fondos que sale de los países periféricos -donde los rendimientos de las deudas soberanas están escalando- y entran a Alemania, percibida como un refugio seguro en caso de que la Unión Europea se fracture. 

"Gran parte del estrés tal vez se refleje en términos del movimiento (de fondos) dentro de la eurozona, que salen de Grecia, España, Italia, y entran a Alemania. Ese es por mucho el problema más grande", señala John Ryding, jefe economista en RDQ Economics y antiguo asesor económico del Banco de Inglaterra.

Esos flujos que se registran dentro de la misma zona euro son casi imposibles de cuantificar con las fuentes de datos disponibles al público, pues las compras mensuales de bonos programadas por el Banco Central Europeo opacan esos movimientos. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

No obstante, la inusual coordinación de los bancos centrales del mundo pactada el miércoles para impulsar la liquidez demuestra el nerviosismo que hay con respecto a una posible crisis crediticia.

 tabla-de-eurozonajpg.jpg

Ahora ve
Con su música, estas monjas rockeras quieren inspirar al mundo
No te pierdas
×