Inflación, ¿víctima de un dólar fuerte?

La depreciación de 21% del peso desde mayo a la fecha podría reflejarse en los precios: analistas; mercancías importadas o aquellas que utilizan algunos insumos extranjeros son vulnerables, dicen.
mercados  (Foto: Thinkstock)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La depreciación que ha registrado el tipo de cambio prende luces de alerta en el control de la inflación. Hasta ahora, el traspaso del movimiento del peso frente al dólar no se ha reflejado contundentemente en los precios, pero de mantenerse la volatilidad en la paridad cambiaria, habrá presión sobre todo en bienes comerciables, advierten especialistas. A pesar de la depreciación observada en el tipo de cambio en el segundo semestre del año, hasta el momento no parece observarse una reacción significativa en los precios, considera Scotiabank.

"Tengo la impresión que sí es probable que haya cierto impacto, pero que esté acotado. En los últimos años, hemos visto que el traslado de una depreciación hacia los precios se ha reducido conforme otros años en la historia, pero esa conclusión viene porque hemos tenido varios periodos de estabilidad en el peso y en la inflación", afirma Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank. 

Sin embargo, no descarta que en los próximos meses este efecto se refleje parcialmente en las cotizaciones de algunas mercancías, sobre todo las importadas o aquellas que utilizan algunos insumos extranjeros en sus procesos de industrialización.

Desde mayo pasado a la fecha, el tipo de cambio interbancario observa una depreciación de 20.9%, y la volatilidad producto de un entorno financiero internacional adverso ha llevado a los analistas a modificar su estimado de inflación para el cierre de año, de 3.34% a 3.48%, de acuerdo con la última encuesta de Banamex.

De hecho, los especialistas modificaron su estimado de baja en la tasa de interés de referencia del Banco de México (Banxico), al pasarla de marzo de 2012 a abril del próximo año. Originalmente, algunos grupos económicos privados anticipaban que el banco central mexicano efectuaría su primer recorte en diciembre, por efecto de una posible debilidad económica.

El Banco de México considera que hay dos riesgos para los meses venideros en materia de inflación. El primero tiene que ver con un eventual periodo de inestabilidad financiera que implicaría presiones para el tipo de cambio y por este efecto para la inflación.

La autoridad menciona que hasta ahora el "traslado" del tipo de cambio a los precios ha sido poco significativo, pero lo cierto es que la preocupación se basa en la depreciación del peso frente al dólar y, sobre todo, que posiblemente se ha mantenido en niveles elevados por más tiempo de lo previsto, dice Análisis Santander en su reporte más reciente.

Si la depreciación del peso le pegará a la inflación "es una pregunta que Banxico y todos los analistas trataremos de responder en los siguientes meses", indica Correa, de Scotiabank.

En su opinión, cuando se tienen movimientos discretos o fuertes en el tipo de cambio es más probable que se dé un impacto más importante sobre los precios. Ahorita se tiene una depreciación importante respecto a la que se registraba a mediados del año y "podría tener algo de presión, sobre todo en los renglones de bienes comerciables".

Hasta el momento no se han visto claramente esas presiones, pero para las cifras de diciembre, enero y febrero "hay que verlos con lupa, porque es cuando podrían empezarse a detectar este tipo de presiones que no es de inmediato".

Por el contrario, el subdirector de Análisis Económico de Monex Grupo Financiero, Eduardo Ávila, considera normal que la inflación oscile dentro del rango puntual del Banxico (de 3% +/- 1 punto).

"Lo que define la inflación, principalmente, es cómo le va a la economía, si crece mucho provoca inflación y si se desacelera las presiones son menores. De hecho, en el último comunicado de Banxico su balance de riesgos de inflación es neutral, no tienen miedo de la inflación  y con justa razón, tienen más miedo de que la economía mexicana crezca menos".

De entrada no hay problema con la inflación. Hay algunos riesgos, menciona el economista de Monex, "pero para que el banco central diga que no hay problema y, por otro lado, vemos que los la mayoría de los analistas está pensando que habrá baja de tasas significa que por ahí no hay problema con la inflación".

Indica que "Banxico no tiene miedo de la inflación, los analistas tampoco, al contrario esperan que bajen tasas y el temor principal tanto del banco central como de los analistas es de crecimiento, el tema de la inflación no está causando ruido".

Pero para el catedrático del Tecnológico de Monterrey, José Luis de la Cruz, las presiones al alza en la parte de alimentos sí está presente el problema potencial de un incremento en precios.

"No se puede dejar de fuera que gran parte de los alimentos son importados y no es solo este incremento que se está viendo a nivel internacional, sino lo que la depreciación del tipo de cambio también está implicando".

Es decir, explica, hay un doble efecto de manera clara: el precio de los alimentos se ha venido incrementando y adicionalmente para México con la depreciación del tipo de cambio la pérdida del poder adquisitivo exacerba aún más.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Sí tenemos la posibilidad de un aumento en la inflación por estos elementos de los alimentos". Hay cerca de medio punto de diferencia del mínimo que se alcanzó al máximo con el que podría cerrar el año, lo que refleja las presiones inflacionarias a pesar de que han existido ciertos intentos de algunos empresarios de controlar los precios, de manejar estas promociones de fin de año.

"Sin embargo,  independientemente de esto la canasta de precios se forma mucho con lo que son los precios de alimentos y esto acaba determinando junto con los combustibles gran parte de las presiones al alza en la inflación".

Ahora ve
Sin el TLCAN, los estadounidenses tendrían que pagar más por estos productos
No te pierdas
×