Napolitano, el italiano más apreciado

El presidente cierra 2011 como un salvador de la patria por su papel en la transición de Gobierno; medios le reconocen su desempeño en el contexto de la crisis de deuda por la que atraviesa Italia.
napolitano  (Foto: AP)
ROMA (Notimex) -

El presidente italiano Giorgio Napolitano cierra el año como el político más apreciado en su país y considerado el "salvador de la patria" por haber orquestado una de las más complejas transiciones de Gobierno en la historia moderna. Con una popularidad que según sondeos supera el 80%, Napolitano fue coronado como "el hombre del año" por la revista estadounidense Wired y bautizado "el rey Giorgio" por el diario The New York Times.

El presidente, de 86 años de edad y con un pasado de militancia en el Partido Comunista Italiano (PCI), fue el artífice de la transición de Gobierno que llevó a la renuncia de Silvio Berlusconi y a la designación de Mario Monti como primer ministro.

"Il Grande Timoniere" (El Gran Timonel), como lo llamó el semanario italiano L'Espresso, tomó las riendas de una situación fuera de control: el ataque especulativo de los mercados contra una Italia, gobernada por Berlusconi, sin credibilidad internacional alguna.

"San Giorgio mató al dragón (Berlusconi) el miércoles 9 de noviembre", recordó la revista en su más reciente edición.

Ese día las tasas de interés alcanzaron el nivel récord de 7.7%, lo que hacía prácticamente imposible al país financiarse autónomamente, mientras la Bolsa italiana y las europeas se desplomaban y se hacía esperar la renuncia de Berlusconi, que la víspera había perdido la mayoría en la Cámara de Diputados.

Con una nota oficial en la que anunció que no había "ninguna duda" sobre la dimisión de "Il Cavaliere", exigida por los mercados y esperada por otros líderes europeos, Napolitano "salió al descubierto" para guiar el cambio de Gobierno.

En una sorpresiva iniciativa, esa misma noche llamó al ex comisario europeo Mario Monti para nombrarlo senador vitalicio, en un preámbulo de su inminente designación al frente de un "Ejecutivo de emergencia" encargado de tranquilizar a los mercados y aplicar un draconiano plan de ajuste económico.

"Napolitano ha demostrado a sus 86 años de edad una sorprendente velocidad para permanecer conectado con la realidad", dijo la revista Wired.

Para The New York Times, el presidente "coronó su brillante carrera política orquestando una de las transiciones políticas más complejas de la historia italiana de la postguerra".

La operación de la que fue artífice obtuvo el consenso pleno de los líderes europeos y del presidente estadounidense, Barack Obama.

El pasado 12 de noviembre Napolitano aceptó la renuncia de Berlusconi y encargó a Monti la formación del nuevo Ejecutivo.

"Evitar las elecciones anticipadas en un contexto de agravamiento catastrófico de la crisis financiera era mi deber institucional preciso", declaró sobre la razón por la que no disolvió el Parlamento y convocó a comicios adelantados.

"La vía obligada que había que recorrer era la de encargar la formación de un nuevo Gobierno a una personalidad que hubiera estado siempre fuera de la refriega política", añadió.

Calificó de "grave ligereza" la declaración de Berlusconi en el sentido de que el nombramiento de un Gobierno técnico (no salido de las urnas) representaba "una suspensión de la democracia".

Napolitano reivindicó haber actuado dentro de los márgenes de la Constitución, lo que para analistas resulta aún más meritorio, pues los presidentes en Italia gozan por ley de un poder de decisión limitado, incomparable con el que tienen en Francia.

"En 2011 para Italia el presidente Napolitano sustituyo a la Providencia. En 2012 esperemos que no haya necesidad", resumió el líder del partido Unión Democrática de Centro (UDC), Pier Ferdinando Casini.

Ahora ve
Colombia captura a Juan Carlos Mesa, uno de los narcotraficantes más buscados
No te pierdas
×