Los mínimos de la BMV en 2011

La Bolsa mexicana se vio afectada por la incertidumbre en EU y la crisis de deuda europea; la histórica rebaja a la calificación estadounidense marcó los mínimos del IPC en el año.
BMV  (Foto: CNN)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) tuvo un año de altibajos en 2011 por la incertidumbre en la economía global. El mercado mexicano siguió las tendencias de los mercados mundiales, afectados por la incertidumbre en torno a la economía estadounidense y a la crisis de deuda que azota a la eurozona. Hasta ayer martes, la pérdida acumulada del IPC durante 2011 llegaba a 3.79%

La caída más fuerte de la BMV se registró el 8 de agosto pasado, cuando el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) se hundió 5.88% a un mínimo de 31,715.78 puntos luego de que Standard & Poor's (S&P) rebajara la calificación de deuda de Estados Unidos de "AAA" a "AA+". 

La agencia tomó la decisión tras meses de discusiones entre demócratas y republicanos en Washington para elevar el techo de endeudamiento del país, elevando las alarmas sobre una moratoria de Estados Unidos.

La rebaja causó una conmoción en los mercados. La caída en la BMV siguió la línea de los mercados mundiales. El Dow Jones cayó 5.55%, el S&P 500 cedió 6.66% y el Nasdaq retrocedió 6.9%.

El 22 de septiembre pasado, la BMV fue parte de un ‘jueves negro' en los mercados mundiales luego de que la Reserva Federal dibujara un panorama desalentador para la economía estadounidense, lo que alimentó el temor a una nueva recesión.

La Bolsa mexicana cayó 4.28% a 32,381.06 puntos, un nivel que no se veía desde el 8 de agosto.

Un día antes, la Fed había anunciado un nuevo estímulo a la economía, conocido como "Operación Twist", sin embargo, fue su oscura evaluación de la economía lo que preocupó a los mercados.

Además, las Bolsas del mundo se vieron afectadas por desalentadoras cifras de China: el índice PMI del país mostró que el sector industrial chino se contrajo por tercer mes consecutivo en septiembre.

La crisis griega provocó que la Bolsa llegara a otro mínimo en el año. El 4 de octubre pasado, la BMV cedió 0.51% a 32,966 puntos, en una racha de tres sesiones a la baja en las que acumuló un descenso de más de 2%.

El IPC cayó por el creciente temor sobre la capacidad de Grecia para evitar una moratoria.  

En esa fecha, los ministros de Finanzas de la eurozona acordaron que el endeudado país podía aguardar hasta mediados de noviembre para recibir el siguiente tramo de su primer paquete de rescate.

Para el 25 de noviembre pasado, la falta de soluciones a la crisis de deuda europea, pasó factura de nuevo a la BMV pues cayó 2.12% a 34,523 unidades.

La caída en el IPC siguió en línea con los mercados mundiales, que registraron mayor nerviosismo luego de que S&P rebajara la calificación crediticia de Bélgica a "AA" desde "AA+",  citando el aumento en el riesgo de contagio de la crisis de deuda en la eurozona.

Los mercados también se vieron afectados por un aumento en el costo del endeudamiento de Italia pese a la designación de un nuevo Gobierno para hacer frente a la crisis de deuda.

Roma había pagado un rendimiento récord de 6.5% para colocar deuda a seis meses.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Esta fotógrafa quiere romper el estereotipo de los hombres árabes
No te pierdas
×