Enero le ‘cuesta’ a las casas de empeño

Este mes dejó de ser redituable para los montepíos en México debido a la mayor oferta de créditos; además, sus tasas de interés son mayores a las que se aplican en un crédito personal o de nómina.
monte de piedad  (Foto: Thinkstock)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

La mayor oferta de créditos por parte de las cajas de ahorro, sociedades financieras y los propios bancos a segmentos de bajos ingresos, sumado a la mayor cultura financiera de la población, ha pegado a las casas de empeño.

Las largas filas que antaño abarrotaban los montepíos por la llamada "cuesta de enero" son ahora leyenda urbana, pues el principio de año dejó de ser el más redituable para estas instituciones que califican octubre como el más fructífero.

Para buena parte de la población empeñar la joya familiar ayuda a solventar una necesidad económica imprevista; sin embargo, el préstamo será de entre 65 y 90% del valor de la prenda, y el interés a pagar de 4.0 a 10% mensual, según la institución a que se recurra.

A decir del director general de Prendamex, Roberto Alor Terán, el avance en el proceso de bancarización en el país y el surgimiento de microfinancieras o sociedades financieras de objeto múltiple ampliaron las alternativas de financiamiento para este segmento de la población.

El gerente Corporativo de Medios y Vocero del Nacional Monte de Piedad, Arturo Calvillo Cabrera, explica a su vez que otro factor que contribuye a aminorar la cuesta de enero es que las personas han aprendido a distribuir mejor sus ingresos.

Pueden cubrir sus compromisos de enero sin endeudarse más, como muestra la desaceleración en el crecimiento de las instituciones de este tipo, refirió.

Desde 2010, las casas de empeño comenzaron a registrar avances para enero de tan sólo un dígito, para 2011 el estimado es de 703,000 empeños y para 2012 la proyección es crecer 6.0% el primer mes del año para llegar a 745,000.

"Generalmente se pensaba que la cuesta de enero era lo más importante y ya no es así, de dos años para acá enero se ha convertido en un mes regular; es decir, que ya no se tiene un pico importante y este puede ser el tercero", manifestó.

Reveló que en 2011 octubre fue el mes más importante para esta institución, al sumar 830,000 empeños, lo que se convirtió en cifra histórica, y coincidió con las fechas previas al programa de ofertas del comercio "El Buen Fin", aunque en realidad a la fecha no hay una explicación.

Además, el martes 23 de noviembre (luego de los días 19, 20 y 21 en que se llevó a cabo El Buen Fin), también se ubicó como día récord, al registrar 3,000 empeños y 10,000 operaciones en total, incluyendo empeño, refrendo, desempeño o venta en almoneda (salas de exhibición).

No obstante, ambos directivos coincidieron en que ahora los periodos pico de este sector se registran previo y posterior a Semana Santa (entre marzo y abril) y el regreso a clases (agosto), continuando su tendencia estable el resto del año.

De hecho, explicó Roberto Alor Terán, en diciembre se registra disminución importante en la demanda, ya que las personas perciben ingresos extras provenientes del aguinaldo, en el caso de asalariados, así como caja o tanda para trabajadores independientes.

Así, más que solicitar, los pignorantes pagan sus empeños y la demanda disminuye entre 10 y 20%, para luego mostrar ligera alza hacia la segunda quincena de enero, para alcanzar un pico en Semana Santa.

Después, vuelve a bajar en mayo derivado del reparto de utilidades, con un segundo pico hacia agosto con motivo del regreso a clases, descenso en diciembre, "pero en general la demanda es estable".

"El Buen Fin no tuvo una consecuencia directa en el Monte de Piedad, ya que fue un programa lanzado especialmente para la gente bancarizada que cuenta con una tarjeta de crédito, pero sí movió los picos de afluencia", reconoció.

Los representantes del Nacional Monte de Piedad y Prendamex también coincidieron en que los objetos que la gente empeña más son joyas y relojes, con 93% en el primer caso y 90% en el segundo.

El resto son objetos diversos como electrodomésticos, autos, y en el caso del Monte de Piedad obras de arte con excepción de piezas de arte sacro.

Alor Terán reveló que dentro de los artículos en prenda empiezan a ganar terreno los "gadgets", que incluyen iPods, iPads, consolas de juego, laptops, entre otros, toda vez que por el aumento en los precios del oro bajó la adquisición de artículos de lujo hechos con este metal.

Las tasas de interés que se cobran en montepíos son superiores a las que se aplican en un crédito personal o de nómina, otorgado por la banca.

En el caso de Nacional Monte de Piedad, la tasa de interés mensual es de 4.0% y se presta entre 65 y 70% del valor del bien.

Prendamex aplica una tasa de 10 a 12% (al sumar la tasa de interés y la comisión de almacenaje) y presta entre 70 y 90% del valor de la prenda.

El mercado en general tiene una tasa de interés de 10 al 15% y en algunos casos de la zona norte del país hasta un 23%.

Las autoridades recomiendan que al acudir a los montes de piedad, los pignorantes deben verificar que el contrato esté registrado ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), que tengan a la vista la tabla de empeños y comparar tasas de interés y costos de almacenaje, para elegir la mejor opción.

Las instituciones también están obligadas a publicar el Costo Anual Total (CAT) para este tipo de operaciones prendarias.

Ahora ve
México, EU y Colombia dialogan para combatir en conjunto el consumo de drogas
No te pierdas
×