Comercio chino se debilitó en diciembre

Las exportaciones crecieron 13.4% y las importaciones 11.8%, aunque a su menor ritmo en dos años; la caída en la demanda interna y externa llevarán a Beijing a flexibilizar su política monetaria.
comercio exportacion mar.jpg  (Foto: Thinkstock)
BEIJING (CNN) -

Las exportaciones e importaciones de China crecieron a su menor ritmo en más de dos años en diciembre por una caída de la demanda interna y externa, mostraron datos publicados este martes, reforzando las expectativas de que Beijing flexibilizará más su política monetaria para apuntalar a la segunda economía global.

Las exportaciones crecieron 13.4% interanual en diciembre, justo por debajo de la previsión del 13.5% obtenida en un sondeo de Reuters a 23 economistas.

Este es su ritmo de expansión más lento desde noviembre del 2009, excluyendo el volátil mes de febrero del año pasado cuando el período festivo del Año Nuevo Lunar afectó la actividad.

Pero la gran sorpresa negativa vino por el lado de las importaciones, cuyo crecimiento de sólo 11.8% interanual fue el menor en 26 meses, contra el 17% previsto por los economistas en un sondeo de Reuters.

"Creíamos que las importaciones sorprenderían un poco por el lado bajista y en general la implicancia es negativa. La demanda interna se está desacelerando muy rápidamente", dijo Zhang Zhiwei, economista jefe para China de Nomura en Hong Kong.

Zhang dijo que fueron claves las caídas en las tasas de crecimiento de las importaciones para el consumo interno, a 13.5% en diciembre desde el 27.4% en noviembre pasado, y las importaciones de bienes procesados, a 6.2% desde cerca del 11% el mes anterior.

"Esto significa que para los próximos dos meses, las exportaciones caerán con un alto grado de certeza", indicó. "Este dato comercial básicamente confirma nuestra visión de que el primer trimestre va a ser muy duro", agregó.

El dato comercial de diciembre es una cifra clave de una serie de indicadores sobre la actividad económica que China divulgará durante las próximas dos semanas, incluido el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del cuarto trimestre, que mostraría que la segunda mayor economía mundial vivió su peor trimestre en dos años y medio.

Los mercados financieros tomaron los datos con calma, con expectativas de que llevarán a un relajamiento de la política monetaria que compensaban los temores a un menor crecimiento.

Las ganancias de las acciones chinas se aceleraron moderadamente tras las cifras, con el índice compuesto de Shanghái que subió cerca de 1.6%, en línea con el resto de los mercados asiáticos excepto Japón, mientras que el yuan se fortaleció a 6.3122 unidades por dólar.

Superávit comercial

A pesar de la desaceleración de las tasas de crecimiento, el valor total de las importaciones y exportaciones de China terminó el 2011 en un máximo histórico de 3.6 billones de dólares. Pero el superávit comercial general se contrajo a un mínimo de tres años de 155,000 millones de dólares desde los 183,100 millones del 2010.

El menor superávit del año podría ayudar a China a argumentar que está reformando su política cambiaria y contradecir a sus críticos extranjeros, que acusan al país de mantener al yuan artificialmente bajo para favorecer a sus exportadores mediante prácticas competitivas injustas.

Sin embargo, el ritmo de desaceleración comercial es desconcertante para Beijing, debido a que el sector exportador es el que genera la mayor cantidad de empleos en China, aún cuando su producción representó apenas cerca de 7% del PIB del país en el 2010.

El debilitamiento de la demanda interna revelada por los datos también complica los planes del gobernante Partido Comunista de reequilibrar la economía mediante una mayor demanda doméstica e importaciones de productos de consumo de manera de no afectar tanto a los exportadores.

"La principal decepción es con las importaciones, que muestran un número mucho más débil en comparación con noviembre y están muy por debajo del consenso", dijo Kevin Lai, economista de Daiwa Capital Markets, en Hong Kong.

"Eso significa que el alza en noviembre fue temporal y que la economía doméstica se está desacelerando fuertemente. China tendrá que continuar relajando su política para proteger a la demanda interna", agregó.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para contrarrestar una débil demanda de Estados Unidos y Europa, los dos principales mercados para las exportaciones del país asiático, Beijing disminuyó los requisitos de reserva para los bancos en 50 puntos básicos en noviembre, la primera de tales reducciones en tres años para fomentar el aumento de las líneas de crédito corporativas.

La mayoría de los analistas anticipa nuevas medidas de flexibilización en el futuro.

Ahora ve
¿Qué pasaría si detectáramos las señales de alerta temprana sobre un tiroteo?
No te pierdas
×