Al euro le ‘llueve sobre mojado’ por S&P

La baja en la calificación de 9 economías europeas dificulta financiar su deuda, dicen analistas; los llamados PIIGS deben cubrir 669,000 mde y la mayor parte se concentra en el primer cuatrimestre.
euro crisis  (Foto: Thinkstock)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La rebaja en la calificación de nueve economías europeas por parte de Standard and Poor's (S&P) regresó a la realidad a los mercados financieros, al recordarles que la crisis de deuda en la eurozona se encuentra muy lejos de terminar.

De hecho, economistas consideran que esta rebaja en la calificación soberana complica el escenario para que los países del grupo llamado PIIGS (Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España) logren refinanciar su deuda en mejores condiciones.

"El recorte en las calificaciones crediticias en la eurozona, mayores revisiones a la baja en las estimaciones del PIB de la región, abultado calendario de pagos de los PIIGS y las negociaciones de un segundo rescate y acuerdo de ‘quita' de deuda griega, elevan la posibilidad de un escenario de aumento en la aversión al riesgo en los primeros meses del año", dice Eduardo Ávila, subdirector de Análisis Económico de Monex Grupo Financiero. 

S&P rebajó este viernes la calificación de nueve países de la eurozona, incluyendo a Francia, país que por primera vez pierde su calificación AAA. La agencia indicó que el país galo vio su calificación recortada en un escalón junto con Austria, Malta, Eslovaquia y Eslovenia.

En un comunicado, agregó que Italia, Portugal, España y Chipre también vieron reducida su nota crediticia en dos escalones. La reducción de dos niveles a la deuda soberana de Italia, que ahora se ubica en BBB+, está sólo un nivel por encima de la de México.

Este factor generará volatilidad en los primeros meses de 2012, en momentos en que los PIIGS deben cubrir casi 700,000 millones de euros, la mayor parte en el transcurso de los primeros cuatro meses del año, indican.

Durante 2012, los PIIGS deberán efectuar pagos por 669,000 millones de euros, de los cuales 570,000 millones serán pagos a capital y 99,000 millones a intereses, menciona Ávila en un informe especial en el que destaca que estas cinco economías representan 32% del PIB de la eurozona, similar al 30% que representa Alemania.  

"De esta forma, los PIIGS tendrán que hacer pagos a capital e intereses tres y cuatro veces más, respectivamente, que Alemania, con una calificación crediticia y un crecimiento económico mucho más deteriorado que el del país germano", agrega.

La negociación de la deuda de estos países puede complicarse aún más con la rebaja de calificación por parte de S&P, indica Adolfo Laborde, director de la Licenciatura en Negocios Internacionales en el Tecnológico de Monterrey, campus Ciudad de México.

"Las calificadoras son un termómetro, para que empresas, países, compañías globales tomen sus decisiones en los procesos de globalización y de internacionalización del capital, por eso es que sí les va a afectar y, sobre todo, puede golpear un poco en las perspectivas del escaso crecimiento que iban a tener las economías europeas en 2012", destaca.

Respecto a los vencimientos de deuda que deben enfrentar estas economías, opina que pueden traer confianza si logran renovarse, pero "con esta noticia es probable que los acreedores los vayan a hacer efectivos y traería como consecuencia un problema de liquidez, inestabilidad y poco flujo de capital, que es lo que se necesita para generar empleo".

Laborde advierte que el panorama no es sencillo y podría generar una crisis mayor. "Tendríamos que ver cuáles serán las medidas que tomen los gobiernos europeos -en este caso Francia- para poder contrarrestar esta dinámica de castigo que están haciendo con ellos, debido a la crisis europea en general", dice.

Si bien se trata de un evento que muchos veían como inminente, el alcance del anuncio ha sido sorprendente al afectar a Francia, y ha vuelto a desinflar el pequeño entusiasmo que había en los mercados al inicio del año, indica Rodolfo Campuzano, director de Análisis Económico de Invex Grupo Financiero.

"Pensamos que en las siguientes semanas le costará trabajo a las bolsas y, a los mercados en general, retornar al estado de ánimo de la primera semana del año. Hay muchos factores de riesgo y muchos asuntos que aún se tienen que resolver en Europa", puntualiza en su análisis semanal.

Otro factor de presión fue el rompimiento de pláticas entre el Gobierno de Grecia y los bancos privados tenedores de su deuda sobre la reestructura de sus pasivos.

Al parecer hay una diferencia importante del descuento al cual se intercambiaría la deuda vieja por nuevos bonos con una tasa de interés inferior, menciona. Jugando su papel, las autoridades en Grecia advierten de un desastre si no se llega a un acuerdo, algo que no colabora a tranquilizar a los inversionistas.

Ahora ve
Dos emprendedores mexicanos cuidan la salud visual de los más necesitados
No te pierdas
×