Un ex genio de Goldman Sachs se tambalea

Eric Mindich tuvo éxito cuando lanzó su fondo de cobertura en 2004, pero su suerte ha cambiado; los inversores del ex socio de Goldman, Eton Park, quieren su dinero de vuelta, lo cual no es fácil.
mindich  (Foto: Cortesía Fortune)
Michelle Celarier

Después de un año de pérdidas, el éxodo de inversores de los fondos de cobertura no ha sido tan grande como muchos esperaban.

En el caso del fondo de 12,000 millones de dólares Eton Park Capital Management de Eric Mindich -que cayó cerca de 11% el año pasado- los inversores tienen dificultades para sacar su dinero.

Los fondos de cobertura relajaron sus términos después de que la carnicería de 2008 alertó a los inversores sobre el hecho de que los fondos no estaban obligados a devolver dinero a los inversores sólo porque lo querían de vuelta. Pero los términos de Eton Park siguen siendo los más onerosos en el mundo de los fondos de cobertura. Y dado que sus inversores apenas han ganando un centavo en los últimos tres años, algunos están abandonando el barco. Los reembolsos netos del año pasado alcanzaron el 5% de los activos del fondo, o alrededor de 700 millones de dólares.

Mindich es conocido por ser la persona más joven, a la edad de 27 años, en volverse socio de Goldman Sachs en 1994. Cuando dejó la empresa para lanzar un fondo de cobertura en 2004, la fiebre por invertir con el niño prodigio fue tan grande que Mindich recaudó un récord de 3,500 millones de dólares a pesar de insistir en una de las inmovilizaciones de inversión más severas de la historia.

Los inversores de una clase determinada de acciones debían aceptar mantener el dinero en Eton Park durante un mínimo de 27 meses, y les tomaría otros dos años salir, ya que sólo podrían redimir un tercio en un año determinado - lo cual es llamado una inmovilización sucesiva de tres años. Si el inversor perdió la ventana de oportunidad después de los primeros 27 meses, no podrá tratar de nuevo durante otros 27. También tendría que notificar a Eton Park con 65 días de anticipación su deseo de salir del fondo, y sólo entonces recibirá su dinero en efectivo 30 días después de la fecha de redención.

La única manera de evitar estos términos sería pagar una multa de 6% por salida temprana del fondo. Y eso no era todo: Eton Park también se reservó el derecho de colocar hasta un 30% del fondo en iniciativas de propósito especial; y ese dinero quedaría atascado ahí hasta que la empresa quiera.

Las condiciones eran atroces, pero Mindich podía exigirlas y así lo hizo. Era la época dorada para los aspirantes a titanes de fondos de cobertura.

Ahora, las disposiciones de inmovilización de inversión de Eton Park lucen extremas, dice Len Mirochnik, analista de investigación de Trim Tabs, quien piensa que las redenciones de fondos de cobertura del año pasado no fueron tan altas como se esperaba, en parte, debido a que las inmovilizaciones de inversión todavía existen en muchos de los fondos de mayor prestigio. Pero es difícil encontrar uno con términos tan duros como Eton Park, sobre todo considerando que el fondo está en invertido en gran parte en valores fácilmente negociables, no inversiones de capital privado o carentes de liquidez.

Mindich declinó hacer comentarios. Su portavoz dijo que los términos del fondo son consistentes con su programa de inversiones a largo plazo.

La luz de Goldman se atenúa

Como resultado, el brillo que le proporcionó Goldman a Mindich se está desgastando, al igual que la paciencia de sus inversionistas. Hasta julio pasado, Eton Park era el vigésimo mayor fondo de cobertura de Estados Unidos y administraba 14,000 millones de dólares, de acuerdo con AR Billion Dollar Club. Gran parte de la caída desde entonces se ha debido a los malos resultados. Pero Eton Park también ha estado recaudando dinero, lo cual ha mantenido las salidas netas en alrededor de 700 millones de dólares a finales de diciembre, de acuerdo con una persona familiar con la empresa.

"Estamos redimiendo tanto como podemos y tan rápido como podemos", dijo uno de los inversores que invirtieron en Eton Park en 2008. Para aquellos que firmaron contratos ese año, Eton Park parecía un ganador. En 2007, Mindich tuvo su mejor año de la historia, ganando un estimado de entre 35% y 40% basándose en activos cortos de alto riesgo (subprime) que proporcionaron rendimientos para personas como John Paulson, y Kyle Bass. Luego, en 2008, el año de la caída libre del mercado, Mindich impresionó a los inversores al perder mucho menos que otros: entre 10% y 11%, dependiendo de la clase de acciones.

Eton Park recaudó alrededor de 2,000 millones de dólares en 2008, pero todos esos inversores quedaron casi sin ganancias después de pagar las comisiones. El final de 2011 marcó el final de tres tramos de rendimiento pésimo y mal tiempo en los mercados para Eton Park. No sólo perdió 11% el año pasado -mucho más que el promedio de 5% entre los fondos de cobertura y muy por debajo del punto de equilibrio de rendimiento del S&P 500-, sino que la pérdida siguió a dos años funestos.

Mindich fue bajista durante gran parte de 2009, por lo que se perdió el gran rally, finalizando el año con una ganancia de 5%. Anotó una ganancia de alrededor de 9% en 2010, pero el año pasado su optimismo lo llevó a cargarse de acciones financieras, que se derrumbaron.

Particularmente, le fue peor que a muchos otros fondos cuyos fundadores también provenían del escritorio de arbitraje de riesgo de de Goldman. El fondo maestro de Dan Och bajó 0.58%, Perry Capital Internacional de Richard Perry cayó 7.57%, y el fondo Taconic Capital de Frank Brosen cayó 2.7%. Desde su creación en 2004, Eton Park ha ganado poco más del 7%, sin comisiones por rendimiento.

En 2010, Mindich trató de entretener a los inversionistas al canalizar su estrella interior en una entrevista de práctica entre él y Charlie Rose en la reunión anual de inversionistas. Sin embargo, lo que más llamó la atención de los inversionistas fue su decisión de recortar el período de permanencia a 13 meses, con la inmovilización sucesiva de tres años; pero sólo para los nuevos inversores.

La firma también presentó lo que llamó un periodo de 'vista hacia atrás', que permite a los inversores cambiar de opinión y decidir sacar su dinero 60 días después del plazo requerido de notificación previa. Pero hay una trampa: en vez de tomar un tercio del capital en ese momento, sólo pueden sacar una sexta parte.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Como muchos de los fondos administrados por ex-socios de Goldman, Eton Park es conocido por su sólida infraestructura, diseñada para atraer dinero institucional. Ése es el tipo de dinero pegajoso que todos los fondos de cobertura han estado cortejando desde 2008. Parece estar funcionando.

El año pasado, la industria terminó noviembre con 60,300 millones de dólares más en sus arcas, a pesar de la pérdida de rendimiento promedio de 5% para el año, de acuerdo con Trim Tabs. El aumento neto proviene en su totalidad de inversiones directas, en gran parte de fondos de pensiones, que invirtiron 69,700 millones de dólares en fondos de cobertura hasta noviembre. Estos inversores son notoriamente lentos para cambiar las asignaciones de inversión, y eso podría ser la salvación de Eric Mindich.

Ahora ve
El 40% de los bitcoins disponibles está en manos de 1,000 personas
No te pierdas
×