El BM, con poca esperanza sobre Europa

El Banco Mundial pronostica una débil producción económica del continente hasta el año 2016; alertó que sólo reformas de Gobierno y de trabajo salvarán a Europa del declive.
euro  (Foto: Photos To Go)
BRUSELAS, Bélgica (CNN) -

Europa tiene pocas probabilidades de tener una fuerte recuperación económica, incluso si la inminente recesión resulta ser suave, y enfrenta un débil crecimiento en el futuro próximo bajo una fuerte carga de deuda que podría no llegar a niveles manejables hasta el 2013, dijo el martes el Banco Mundial. Sólo grandes reformas en los Gobiernos y formas de trabajo salvarán a Europa de una espiral en la que la fuerza laboral -que disminuye y se envejece- la alta deuda y gasto público fuera de su alcance estrangulan su futuro, dijo el banco.

"El fuerte crecimiento podría hacer desvanecer los problema de deuda, aunque las perspectivas de un fuerte rebote son débiles", dijo el organismo en un reporte, pronosticando una débil producción económica hasta el 2016, mientras las familias y Gobiernos reducen su deuda y los inversionistas se mantienen cautelosos.

La crisis de deuda soberana de la zona euro ha dejado a Europa lidiando con una crisis de confianza que se ve capaz de empujar al continente hacia una recesión a inicios del 2012, justo cuando se recuperaba de la crisis financiera del 2008/2009.

La Unión Europea se concentra en recortar los déficit fiscales para recuperar la confianza de los inversionistas y evitar otra crisis, pero el Banco Mundial dijo que la tarea sigue siendo inmensa, pronosticando que es improbable que Europa oriental alcance los niveles de deuda pública del 60% del Producto Interno Bruto (PIB) previos a la crisis, hasta el 2030.

Para las 17 naciones del euro, sólo Estonia, Finlandia, Luxemburgo, Eslovaquia y Eslovenia se encontrarán bajo ese nivel, el límite de la UE, en el 2012 según datos de la UE.

Con la economía europea cayendo nuevamente en recesión, la UE enfrenta un difícil dilema para promover el crecimiento y recortar la deuda, confrontando una creciente brecha de productividad entre el acomodado norte y los más empobrecidos sur y este.

"La crisis no se resolverá sin crecimiento", dijo Philippe Le Houerou, vicepresidente del Banco Mundial para Europa y Asia central, durante la presentación del reporte en Bruselas.

Los Gobiernos de Europa tendrán que ser más pequeños o más eficientes, añadió el informe.

Pero antes de una cumbre de líderes de la UE sobre crecimiento la próxima semana en Bruselas, el Banco Mundial también aseveró que la región -la envidia del resto del mundo por sus altos estándares de vida- necesita un nuevo "consenso social" para resolver asuntos aún mayores.

En los próximos 50 años, la fuerza laboral de Europa caerá en 50 millones de personas, lo que podría amenazar la capacidad de su economía de crecer a una tasa sostenible, y la inmigración, un asunto difícil para los europeos en tiempos de alto desempleo, debe ayudar a aumentar la fuerza laboral.

"El envejecimiento no sólo mina el crecimiento, sino que también hace difícil mejorar las finanzas públicas", sostuvo el reporte. "El envejecimiento es un costo directo (...) especialmente para las pensiones y la salud", agregó.

Las pensiones de Europa occidental son más generosas que las del resto del mundo, pero los beneficios de pensiones no pueden seguirle el paso a los sueldos de los trabajadores y Europa necesita alentar a las personas a trabajar por más tiempo y encontrar vías de penalizar el retiro temprano, afirmó el banco.

Ahora ve
Sobrinos de la primera dama venezolana son sentenciados a 18 años de prisión
No te pierdas
×