Fed hace ‘olvidar’ a Europa… por ahora

El estímulo monetario genera optimismo en mercados financieros, pero la duda es ¿hasta cuándo?; analistas dicen que la euforia será de corto plazo porque la crisis en eurozona no se ha resuelto.
acciones dolares  (Foto: Thinkstock.)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los mercados financieros mundiales ‘descansaron' por un momento de la crisis europea y aprovecharon el regalo post-navideño que les trajo la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos.

"El camino no se ha despejado totalmente para la economía mundial en este año. Algunas condiciones han mejorado, pero la crisis en Europa sigue siendo el principal factor de riesgo", dice Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody's Analytics.

El peso aprovechó esta coyuntura y, en una acción calificada de sorpresiva, por la velocidad del ajuste a la baja, cerró en 12.9795 unidades por dólar a la compra y 12.9825 a la venta, frente a los 13.0790 del precio de cierre del miércoles.

Horas antes, el peso se había fortalecido hasta 1.46%, a 12.8386 por dólar, su mejor nivel desde el 15 de septiembre, en un desafío a las estimaciones de los expertos.

La extensión de los estímulos monetarios en EU provocó un rally generalizado en los mercados emergentes y desarrollados, minimizando temporalmente las preocupaciones sobre la crisis soberana en Europa, coinciden economistas.

¿Será momento de cambiar estrategias y ser más optimistas sobre el futuro mundial? Los especialistas aseguran que no, porque los problemas que exacerbaron la volatilidad desde el segundo semestre de 2011 no han sido resueltos.

"Nada ha cambiado realmente en el entorno mundial. Incluso diría que hay un panorama mayor de riesgos que obligó a la Fed que extendiera su plazo para mover sus tasas, con el fin de dar mayor estímulo a la economía", agrega Mario Copca, analista de CI Banco.

Hay mucha incertidumbre y el movimiento que hizo el banco central de EU "fue un reconocimiento a esa expectativa de mayor plazo y aplanar la parte larga de la curva de tasas para incentivar el consumo de largo plazo es favorable para los mercados, pero de corto plazo veo riesgos altos".

De hecho, considera exagerado el movimiento de baja del tipo de cambio y espera que en el primer trimestre regrese a cotizar hacia niveles de 13.40 pesos por dólar, mientras que la Bolsa Mexicana tendrá un ajuste a la baja hacia 35,800 puntos, porque prevé que si no hay nada concreto en la reunión de líderes europeos a finales de enero, la incertidumbre seguirá.

En un informe, IHS Global Insight's menciona que mientras los mercados financieros se han calmado desde finales de 2011 e inicios de 2012, tres grandes preocupaciones ensombrecen la perspectiva a corto plazo.

Primero, y aparentemente permanente, está el excedente de la incertidumbre de cómo serán resueltos exactamente los problemas de la deuda soberana de la Eurozona. Segundo, hay preocupaciones en torno a si los problemas del mercado inmobiliario de China se extenderán al resto de la economía-y si el gobierno puede evitar una recesión.

Tercero, hay inquietudes sobre el impacto potencial en precios del petróleo del despliegue militar de Irán. Mientras que la ansiedad sobre la perspectiva fiscal para EU no ha disminuido, ésta ahora es menos  amenazante que en 2013 y después.

A pesar de estas preocupaciones, la economía mundial está en camino a un crecimiento modesto de 2.7% en el próximo año, con un riesgo menor de  25% del regreso a la recesión, agrega IHS Global.

Para Walter Molano, economista en jefe de BCP Securities, el Banco Central Europeo (BCE) compró un año de valioso tiempo, "al abrir las llaves monetarias y permitir que los bancos de la región bebieran de ella, sumado a buenos datos macroeconómicos en EU".

Coutiño, de Moody's Analytics, subraya que el camino no se ha despejado totalmente para la economía mundial. Han mejorado algunas condiciones, han aparecido algunos factores positivos que hacen vislumbrar que la economía mundial, o se ha estabilizado o está dando señales de vida, pero no implica que los riesgos hacia futuro se hayan eliminado totalmente.

"El hecho de que EU siga dando señales de recuperación un poco más sólidas, que las condiciones financieras en Europa no se hayan deteriorado más allá de cómo estaban a finales de 2011, que se sigue avanzando en las negociaciones europeas para realmente empezar a implementar la nueva disciplina fiscal y el hecho de que BCE esté tomando un papel más importante en darle liquidez al sistema, han generado un ambiente de menos pesimismo y en algunos casos han sido un poco optimistas", afirma.

Ahora ve
Fiscal general de EU culpa a migración por pandillas y terrorismo en el país
No te pierdas
×